Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

¿Por qué están pagando a 20 dólares la hora en Texas?

01-Jul-2022

ENSAYO por Pablo Chiw
image_pdf

FOTOS: Internet

 

Colaboración Especial

Por Pablo Chiw

 

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). Estoy haciendo la estancia del doctorado acá en la Universidad de Texas y resulta que caminando por el Campus me encontré con unos paisas, trabajadores de la construcción que estaban cotorreando. Pues llegué y me les uní al albur, resulta que estaban muy contentos porque habían estado subiendo los sueldos radicalmente y mi mente de sociólogo se emocionó y terminé entrevistándolos.

Resulta que a los que ganaban el sueldo más bajo de cien dólares al día por diez horas de trabajo, se los doblaron a veinte, a otros 25 y a otros 30. La pregunta obligada era ¿Por qué? Ahora bien, al preguntar el motivo, conoceré lo que ellos piensan es la causa, no necesariamente la causa. Es decir, no necesariamente el trabajador de la construcción también es economista.

También te podría interesar: El virus que está amenazando a Dios

Entonces, es importante poner sobre la mesa la diferencia entre lo que el trabajador piensa, que puede o no, ser correcto y las causas reales, sean o no las que los trabajadores conocen.

¿Qué dice el público?

Es fascinante, sin duda, los trabajadores me dicen: pues ahora que el Tío Biden anda manteniendo a la gente huevona, pues ya nadie quiere trabajar.  Se refieren a los seguros de desempleo y los apoyos al Covid-19 que el gobierno federal otorgó a su población. Lo curioso, es que los trabajadores ven con malos ojos a Biden por mantener a gente huevona, pero parece que no se dan cuenta que gracias a esas medidas existe un desabasto en mano de obra y al mismo tiempo mucha demanda, creando en el mundo del mercado un efecto de encarecimiento del trabajador.

Es decir, cuando hay poca gente disponible para trabajar y los patrones necesitan trabajadores, entonces el valor del trabajador aumenta, se encarece. Esta es la situación ideal para cualquier trabajador. Sin embargo, cuando hay demasiados trabajadores, las ofertas laborales disminuyen proporcionalmente, devaluando la mano de obra.

Los testimonios confirmaron el fenómeno, un compa de Zacatecas me dijo que en el campo de Golf Terravista, tenían dos meses queriendo contratar empleados, sin embargo, nadie había ido. Tuvieron que subir el sueldo hasta los 20 dólares la hora y apenas el día anterior un muchacho se había dado la vuelta.

Luego hablé con el contratista, un joven de 36 años a quien nombraremos Dylan, quien, dicho sea de paso, resultó ser homofóbico, racista, clasista, xenofóbico, misógino y cristiano. El me comentó que, para ese trabajo, habían solicitado en el sitio Indeed a 10 trabajadores con un sueldo inicial de 20 dólares la hora, solamente una persona se presentó a trabajar, obviamente un mexicano. En su comprensión de los hechos, los demócratas están regalando el dinero de sus impuestos a la gente floja para que se profundice la agenda LGBTQ+ . 

Causas subyacentes

En Estados Unidos han muerto más de un millón de personas por Covid-19 según datos del New York Times (2022). ¿Cuántos han quedado inhabilitados para trabajar y cuántos han decidido no arriesgar su vida? A esas ausencias laborales, sean permanentes o temporales hay que sumar las fuertes medidas de seguridad tanto el gobierno mexicano y norteamericano han instalado para evitar el ingreso de nuevos migrantes. También hay que considerar a todes les paisas que han decidido dejar el Estado de Texas por las políticas racistas y persecutorias del gobernador Greg Abbott, quien hace unas semanas advirtió declarar una invasión mexicana y con ello tener el poder de declarar la guerra. Obviamente, maniobras publicitarias para ganar el voto de tipos como Dylan, quien según me cuenta, tiene la capacidad de construir bombas con fertilizantes, las cuales serían más letales que cualquiera de sus cuernos de chivo que tiene en casa.

Por otra parte, después de dos años de relativa parálisis, existen miles de corporaciones a las que les urge continuar con sus procesos de desarrollo, quieren lucrar y para lucrar necesitan trabajadores, pero no hay suficientes y, por lo tanto, han comenzado a competir por ellos, ofreciendo mejores salarios, bonus por firmar contratos, algunos hasta planes de retiro, lo cual es una ofensa en el diccionario neoliberal.

La cuestión es, al final de cuentas, que, por primera vez en muchos años, los trabajadores según me reportan, se sienten apreciados. Tanto en la cuestión emocional, como en la económica.

 Ah Caray… ¿Y si nos ponemos conspiranóicos?

Imagínate, así salvajemente, irracionalmente incluso, que, por algún motivo obviamente imposible, la gente que por generaciones y generaciones ha sido muy rica, se hayan dado cuenta de esta fórmula: a más trabajadores menos sueldo. Lo voy a poner como formula matemática para que se note que tengo dos maestrías:

                                               F:  +T = -$

¿Qué harías con tal conocimiento? Imagínate que tú y yo somos multimillonarios y también somos bien ojetes como Ricardo Salinas Pliego, entonces nos juntamos en el pent-house del Pedregal, nos servimos unos mezcalitos artesanales y zas papá, lluvia de ideas ¿Qué hacemos para poder pagar una cagada?

-Pues primero que cojan un chingo wey y así como los conejos que se reproduzcan-

-Macizo brother, ósea, los vatos tienen que ser tipo sementales-

-Pero que hueva criar morrillos, obvi nadie va a querer tener tantos chiquillos, peor si no los van a poder mantener, ni dar tiempo de calidad, ¿me entiendes? –

-Pues están bien pendejos todos we, hay que hacerles creer que andar regando niños por todas partes te da buena suerte, o algo así-

-Ja, ja Rodri te mamas, mejor que tener un chingo de morrillos te de status, ¿sabes? Una cosa así varonil-

-Ahora, obviamente las morras pues ni mergas que van a querer tener tanto chilpallate, tons hay que obligarlas a parir, o sea, nada de que aborto seguro ni la chingada, o pares o te mueres a la verga-

-Simón, de hecho, que sea pecado wey, así de huevos, ¡si abortas te vas al infierno! –

– ¡Me súper late bb! –

-Hay que hablar con la curia y les llevamos unos vinos bien chichis para consagrar y que se la rifen con el cuento del infierno, así que la raza se cague de miedo, que coger sea nomas para procrear y cosas de esas-

Obviamente, esta conversación es muy pendeja y definitivamente absolutamente alejada de la realidad, si esto fuera real, entonces los partidos de derecha, es decir, los partidos de los ricos y sus corporaciones, se la pasarían luchando en contra del aborto, odiarían a las personas que eligen una pareja del mismo género porque no podrían reproducirse, las corporaciones de la comunicación se la pasarían produciendo contenidos donde se alimente el estereotipo del macho violador y semental, sin responsabilidad afectiva y las iglesias estarían luchado por castigar a la mujer que utilice métodos anticonceptivos. Pero obvio no.

__

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, esto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.