La gran utilidad de las trampas sanitarias en las viviendas

image_pdf

FOTOS: Internet

Explicaciones Constructivas

Noé Peralta Delgado

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). Una de las molestias más grandes en las casas viejas y en casas que han estado solas por mucho tiempo son los olores provenientes del drenaje sanitario, y es que el aroma fétido proveniente de las tuberías sanitarias y más cuando provienen de la calle, se intensifica dentro de las tuberías y buscan salida por donde sea posible.

Estas trampas tienen forma de ¨U¨ y van justamente a la salida sanitaria de la tarja (fregadero), lavadero o del lavabo del baño. La utilidad es también importante por la cuestión de salud de las personas que habitan la vivienda, y no se diga la incomodidad de soportar los malos olores. En el caso de las tazas sanitarias o inodoros, esta forma curva ya viene incluida dentro del mueble y en el caso de las regaderas o área de ducha se utiliza una trampa diferente y que no tiene forma de ¨U¨, sino que son dispositivos en forma de vaso que a su vez tiene adherida una rejilla con otro cono interno que no permite que el olor salga.

También te podría interesar: Apagones en Baja California Sur: claves para entenderlos

La función de las trampas es formar una cantidad suficiente de agua ¨estancada¨ provisional que hace la función de tapón del interior hacia afuera del olor acumulado en la tubería.

Cuando se abre la llave de los grifos, esta agua empuja el agua estancada y forma otra cantidad similar para que siga habiendo la misma función de taponamiento. Por eso es que cuando una vivienda tiene mucho tiempo sin uso los animales roedores o insectos rastreros como las cucarachas van secando esa agua estancada o simplemente se volatiza con la temperatura y el ambiente; es ahí donde se crea un hueco por donde sale los olores ya descritos anteriormente.

Cuando se tiene una casa sola por el motivo que sea, se recomienda abrir las llaves del grifo, las llaves de la regadera y bajar la palanca del inodoro. También los lavaderos ocasionan este malestar, y son más intensos estos, por estar conectados directamente a la tubería de va a dar a la calle muy comúnmente.

Las casas que no tienen uso continuo suelen tener este problema, por lo que se explicó anteriormente, pero hay ocasiones que una vivienda está en uso constante y aun así los olores persisten. Esto sucede porque las trampas ya no están funcionando adecuadamente, sobre todo la que va en área de regadera, porque muy posiblemente, el ¨cono¨ de plástico interno que va por debajo de la rejilla está roto y no está estancando el agua, sino por el contrario está dejando todos los olores provenientes de la tubería sanitaria.

En el caso de los muebles inodoros la trampa es muy difícil que crean vacíos, sino al contrario estas se tapan y se tiene que usar un destapacaño; pero en los casos de la tarja de cocina, una finalidad muy importante de la trampa en forma de ¨U¨ es captar las grasas provenientes del lavado de trastos y también algunos solidos provenientes de alimentos que se lavan; cuando esto sucede se abre la parte inferior de la trampa para retirar los desechos sólidos y que únicamente contenga agua sin materia sólida.

Las trampas más difíciles de arreglar son las que están en el área de regaderas, ya que muchas veces al ser tan viejas y oxidadas, los tornillos que sujetan la rejilla ya están barridos y ningún desarmador los pueden extraer aun así, cuando se logra extraer la rejilla con cuidado, el cono resulta ser de fabricación diferente al que se tiene en el mercado y no se consigue tan fácil.

Para los ¨plomeros¨ mexicanos y sudcalifornianos, no hay trabajo que no puedan realizar y de alguna manera resolverán el problema de fugas de los insoportables olores provenientes del drenaje sanitario.

Escríbenos…

noeperalta1972@gmail.com

—–

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, ésto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.

Compartir en
Descargar
   Veces compartida: 80

Explicaciones Constructivas

Noé Peralta Delgado

Ingeniero Civil egresado del Instituto Tecnológico de La Paz en 1995, con Maestría en Valuación Inmobiliaria, por la Universidad Autónoma de Durango. Oriundo de Ciudad Constitución, Baja California Sur, donde nació el 19 de agosto de 1972 y donde actualmente radica; se desempeña como constructor de obra civil y proyectos topográficos principalmente. Tiene en su historial haber fundado el Colegio de Ingenieros Civiles de BCS, sección Comondú, en el año 2005, y participar activamente en cursos y reuniones afines al quehacer de la ingeniera civil. En el trienio 2015-2018, se desempeñó como director de Catastro Municipal en Comondú, donde se especializó en temas relacionados con la tenencia de la tierra, a través del diplomado en catastro multifinalitario en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

Compartir
Compartir