Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

El escándalo del Esterito: ¿Qué es más importante, el turismo o los habitantes de La Paz?

17-Jul-2019

OPINIÓN Por Frank Aguirre

FOTOS: Cortesía.

Agenda Comunitaria

Por Frank Aguirre

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). Hace poco tiempo (10 años nada más), que vecinos que viven alrededor del arroyo en el barrio El Esterito (bajando frente al molinito, ahí donde hay un montón de grafitis y un parque), comenzaron a respirar un fétido olor a caca dentro de sus casas. En sus cuartos, sus salas, sus patios, en la regadera y en la cocina. Todo el tiempo: en navidad, día de las madres, primavera, época de carnaval, cumpleaños, aniversarios, año nuevo, verano, invierno. Literal, todo el día todos los días. Olor a caca penetrante en tu hogar, sin parar, noche y día. Al dormir. Al despertar.

Conforme pasaron los años algunos vecinos se enfermaron. Tenían ronchas, sarpullido, gastritis, vómitos a diario, dolor de cabeza constante, a veces fiebre. Otros después de 3 o 5 años de plano decidieron irse. Vendieron. Los que no podían ni siquiera costear poner en venta su casa, la abandonaron. Otros murieron.

También te podría interesar: No es el matrimonio igualitario

Los derrames en la calle son constantes. Hace apenas un par de meses que cesaron los derrames en las calles Francisco King y Norte, en el Barrio del Esterito. Pero era casi diario (de 4 a 6 veces a la semana), que había derrames de heces en la calle. También era común ver que algunos trabajadores aventaban los lodos que recopilan de los filtros del cárcamo (planta de tratamiento de aguas negras) a la calle, o que los dejaban al aire libre, dentro del predio del lugar. Volatilizándose los gases de estos residuos, convirtiéndose los residuos en polvo para posteriormente volar por toda la colonia con cualquier brisa.

FOTO: Internet.

En los testimonios que logró recopilar la organización es posible, un señor de la tercera edad, que vive justo frente al cárcamo, asegura que su esposa falleció en consecuencia al constante contacto con los residuos (agua, polvo, lodos, de heces) que emanan del lugar, al cual, desde hace 10 años, afirman más de 15 familias aledañas al sitio, jamás se le ha vuelto a dar el mantenimiento, como anteriormente se hacía.

No es casualidad que hace aproximadamente 10 años, durante la administración municipal del ex-alcalde Víctor Castro Cosío (conocido popularmente como El Puchas), la empresa Promociones Turísticas SA de CV obtuvo la concesión para operar el famoso cárcamo. Desde entonces comenzaron los problemas.

Gracias a dicha concesión, Costa Baja utiliza las aguas negras del cárcamo para tratarlas y luego regar su campo de golf. El complejo hotelero, paga por usar cincuenta litros por segundo de aguas residuales crudas, provenientes del sistema de alcantarillado. Conduciendo los orines y heces, y más líquidos, provenientes de gran parte de la ciudad, desde el emisor (carcamo 1) hacia el desarrollo Costa Baja.

 Según declaraciones recientes, por parte del director del Organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado (OOMSAPAS), a Costa Baja se le han hecho recibos de pago entre 60,000 y 170,000 pesos mexicanos. Sin embargo, se desconoce hasta el momento si el complejo hotelero realmente paga por ello.

Más allá del cobro, el turismo que recibe la empresa está generando externalidades en particular. Me refiero, a que las actividades que realiza esta empresa, generan consecuencias, las cuales la propia empresa no está asumiendo todos los costos, y efectivamente los están traspasando a otros; en éste caso, las consecuencias y afectaciones las sufren niños, ancianos y adultos que residen en el Barrio del Esterito.

La falta de tratamiento del cárcamo por parte de la empresa, responsabilidad que marca el contrato firmado en 2006, genera por consecuencia, casi a diario, que haya derrames de aguas negras. Estos derrames llegaron a producir decenas de enfermedades gastrointestinales y dérmicas a vecinas y vecinos del lugar, por lo que tras varios años de padecer esto, los vecinos se armaron de valor y denunciaron ante COEPRIS, denunciaron y demandaron a diversas instancias públicas. ¿La respuesta? NULA. Nadie respondió al escándalo:

En La Paz, un hotel, en afán de tener al tiro su campo de golf, enferma a niños, adultos y ancianos, a algunos, se sospecha, hasta la muerte. La vida tiene un valor inconmensurable ¿Qué es más relevante para la autoridad? El ayuntamiento tiene la última palabra ¿Qué será más importante, el turismo o los paceños?

__

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, esto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.