Viento en popa en la nave de la popularidad presidencial

image_pdf

FOTOS: Internet

La Última Trinchera

Roberto E. Galindo Domínguez

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). Tras la consulta popular de revocación de mandato, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ratificó que mantiene, sin ningún problema, un capital político de 15 millones de votantes; y eso, en un escenario fuera de votaciones presidenciales; que es mucho más de lo que puede decir el Partido Acción Nacional (PAN) que en la pasada elección al gobierno federal obtuvo 12 millones de votos; y el PRI, en franca decadencia, que logró 9 millones de sufragios. En este sentido, es importante señalar que para el ejercicio democrático de revocación de mandato, el Instituto Nacional Electoral (INE) sólo colocó un tercio de las casillas que instaló en las elecciones presidenciales de 2018, además, de que hizo todo lo que pudo por boicotear este ejercicio.

Esos 15 millones, de los cuales la mayoría, hemos acompañado a AMLO desde que era Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, sin duda estamos dispuestos a darle continuidad al proyecto de nación que La Cuarta Transformación (4T) lleva adelante. A este respecto, los partidos de oposición quieren creer que esa cantidad de personas fueron una derrota para AMLO, pues en la elección de 2018 logró 30 millones de votos; sin embargo, debemos considerar que ellos, todos los partidos de oposición, lograron 1 millón de votos en contra de AMLO en la revocación, cuando juntos el PRI, PAN, PRD y MC en 2018 sumaron 21 millones; es decir, en la revocación de mandato tan sólo perdieron 20 millones de simpatizantes; cuando para quitar a su peor pesadilla de la presidencia y de México, sólo tenían que salir de su casa e ir a tachar una boleta. Si la revocación de mandato demostró en 15 millones el voto duro obradorista, también dio cuenta del desfalco de sufragistas por el que atraviesan el PAN y el PRI.

También te podría interesar: La revocación de mandato no es para AMLO

La revocación de mandato no dio cuenta de todos los posibles votantes del proyecto de AMLO, sólo mostró el músculo político del tabasqueño, ese que no necesita propaganda, casillas cerca de casa, y que sabe lo que es la democracia participativa, algo que los opositores no entienden y en consecuencia no ejercen. Esos posibles simpatizantes de la 4T sobrepasan el 70% de la población votante del país, así lo reseñó la encuesta de Morning Consult Political Intelligence (MCPI), publicada tan sólo unos días después de el ejercicio de revocación de mandato, ubicando al presidente como el segundo mandatario mejor evaluado del mundo con un 71% de popularidad entre los mexicanos, sólo detrás de Narendra Modi de la India, quien goza de una aprobación del 77% entre sus gobernados.

El 71 % de popularidad presidencial es el nivel máximo que AMLO ha tenido desde el inicio de su mandato, cuando arrancó con un 66%; y este fenómeno se da tras la inauguración del Aeropuerto Felipe Ángeles, a unos días de una revocación de mandato minimizada por el INE, en medio de la votación de la Reforma Eléctrica, que la oposición logró detener, y con la furibunda y teatral campaña mediática en contra del Tren Maya; aunque cabe decir, que también se da en tiempos del regreso a lo más parecido a la normalidad después de dos años de una crisis sanitaria sin precedentes, con una campaña de vacunación exitosa y con el menor número de decesos y contagios de la era Covid. Y aún no se sabía que la compra de la refinería de Deer Park, que se encuentra en territorio estadounidense, ha sido todo un éxito, pues ya reporta millonarias ganancias a PEMEX, y un creciente suministro de gasolinas para el país, lo que sin duda es un gran avance en el camino trazado hacia la soberanía energética. Viento en popa en la nave de la popularidad presidencial.

Polilla Política. No se aprobó la Reforma Eléctrica, pírrica victoria opositora, gloriosa derrota cuatrotransformacionista. La Ley Eléctrica es constitucional y el gobierno a través de la CFE tendrá más control en el sector.

__

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, esto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.

Compartir en
Descargar

La Última Trinchera

Roberto E. Galindo Domínguez

Sudcaliforniano por decisión. Escritor. Maestro en Apreciación y Creación Literaria (Casa Lamm) y en Ciencias en Exploración y Geofísica Marina (Instituto de Geofísica-UNAM). Licenciado en Diseño Gráfico (Facultad de Artes Plásticas-UNAM), en Arqueología (ENAH) y en Letras Hispánicas (UAM). Investigó barcos hundidos y restos culturales sumergidos (INAH). Fue profesor en la ENAH y la UnADM. Tiene un libro y ensayos científicos en publicaciones nacionales e internacionales. Escribe en “Contralínea” y “El Organismo”. Ha colaborado en “Gatopardo”, “M Magazine” y otras revistas. Red Voltaire Internacional (París) seleccionó y publicó 29 de sus textos. Doctorante en Investigación y Creación de Novela (Casa Lamm). Miem

Compartir
Compartir