Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

Tekio o el nomadestructivismo a la conquista del paraíso

16-Jun-2022

REPORTAJE Por Roberto E. Galindo Domínguez
image_pdf

FOTO: Internet

La Última Trinchera

Roberto E. Galindo Domínguez

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). Es una práctica milenaria que el forastero llegue a un lugar y se establezca, se involucre con la comunidad, aporte su bagaje cultural y su fuerza de trabajo para impulsar al grupo social al que se integra; y es obvio, que lo hace para crecer en lo individual y progresar. Si no se migra para mejorar el nivel de vida, pues no tendría caso dejar el lugar de origen. Esto es, en resumidas cuentas, la historia de la migración humana, cuando se hace con respeto y con humildad. Pero cuando el migrante viaja sintiéndose Hernán Cortés y arriba a la tierra prometida invadiendo, violando leyes y, además, humillando a los nativos, es muy probable que haya una confrontación.

En Baja California Sur se ha puesto de manifiesto que los sudcalifornianos de origen y los que se han ganado su lugar en esta tierra paradisiaca y agreste están dispuestos a defender su casa contra los invasores nacionales y extranjeros, contra aquellos que llegan y creen que por ser ellos vienen a mejorar una Sudcalifornia que no los necesita, pues son ellos los que vienen en busca del paraíso. En Todos Santos, municipio de La Paz, la empresa Tekio Baja S. de RL. de CV. fue expulsada de La Bocana, una zona de dunas junto al mar, por los pobladores. Ahí en las dunas Tekio quebrantó la ley dañando el ecosistema con el uso de maquinaria pesada. Instalaron cisterna, fosa séptica, baños, un bar, cocina y muebles, todo bajo una estructura para sostener una enorme lona que les permitiera a los autodenominados nómadas digitales venir a nuestra tierra a vibrar alto, lo que es antiguamente conocido como ponerse hasta la madre en dionisiacas fiestas musicalizadas; eso sí, frente al mar, bajo las estrellas y respirando aire limpio; celebraciones por la vida con abundantes y apetitosos excesos.

También te podría interesar: Viento en popa en la nave de la popularidad presidencial

FOTO: Facebook

No estoy en contra ni de los excesos ni de la vida, que quede claro; pero sí me molesta que venga Tekio a querer cambiarnos cuentas de vidrio por el paraíso. La empresa Comunidad Tekio fundada por Emiliano Antunes, de origen argentino, en Tulum, Quintana Roo, intenta expandir su emporio en Baja California Sur, pero como ya vimos, en detrimento de la sociedad, violando la ley e insultando a los lugareños. No olvidemos que en el encontronazo entre decenas de todosanteños y los tekiusurpadores de dunas que se dio el viernes 10 de junio surgió #Leidybicicletera, una de las nomadestructivistas que llamó a Todos Santos pueblo bicicletero, y aunque la empleada tekio es un reflejo de la visión de su argentino patrón, no podemos pasar por alto que a nombre de él vino a Baja California Sur a insultar a nuestros hermanos de Todos Santos, pues al insultarlos a ellos insultó a Sudcalifornia.

El lamentable episodio protagonizado en las dunas por Tekio nos muestra que su discurso de respeto ambiental y de celebración de la vida es una farsa, ya que según ellos, tekio deriva de la palabra tequio que a su vez proviene del náhuatl tequitl, que significa cooperación de los miembros de la comunidad o región que trabajan para preservar la naturaleza y beneficiar a la comunidad; lujo descalzo le llaman, sin ostentar pero sin prescindir de la comodidad ; lo que no es otra cosa que un tumulto de wannabes adinerados queriendo ser, aunque sea durante una juerga, ese Viernes prístino de Robinson Crusoe, pero sin perder su status fifí gracias a platillos y bebidas de costos elevados, que por supuesto no están planeados para el acceso de la comunidad local, más la magia que cada comensal aporte para trascender a las estrellas en esas fiestas VIP.

FOTO: Internet

Según la empresa Tekio, y así lo reporta Forbes, su negocio minimiza el impacto ambiental, pero en las dunas han dañado con maquinaria pesada un ecosistema protegido, hay denuncias interpuestas ante la PROFEPA (Procuraduría de Protección al Ambiente), dependencia que el sábado 11 de junio clausuró a Tekio Baja su proyecto de expansión en Todos Santos, Baja California Sur. Por no contar con los permisos medioambientales para operar en la Zona Federal Marítimo Terrestre. El negocio de los nomadestructivistas ha sido frenado en Sudcalifornia gracias a la comunidad todosanteña, integrada por nativos, así como nacionales y extranjeros ya arraigados en la sociedad, quienes fueron los que alertaron a las autoridades de la invasión de la empresa Tekio Baja en las dunas. Además, se presentaron en el lugar elementos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), de la Policía Estatal Preventiva, de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y de la Dirección de Comercio, esta última dependencia determinó que Tekio Baja no contaba con los permisos correspondientes para la venta de alcohol y de actividad comercial. Nada estaba en regla como alegaron los empleados de Tekio, todo era un desorden; ya se esperan las sanciones correspondientes para los emprendeduristas nómadas de vibras altas, extranjeros y nacionales, que intentaron venir a mancillar Sudcalifornia. Para la posteridad queda un video, de Ricardo Madrazo, que circula en redes, en el que un argentino enfadado le dice: esto es propiedad privada, ¿sabías, che?, un mentecato con los pies en las dunas y la cabeza en la luna.

Polilla Política: En San Juanico se libra otra batalla terrenal. Los gringos usurpadores bloquean con piedras el camino comunal que bordea la playa frente a sus mansiones. La gente se organiza y quita los obstáculos en un conflicto que crece.

__

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, esto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.