Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

¿Porqué Cárdenas?

11-Nov-2019

OPINIÓN Por Frank Aguirre

FOTOS: Internet.

Agenda Comunitaria

Por Frank Aguirre

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). Esta semana tenemos el privilegio y la oportunidad de discutir, preguntar, cuestionar y argumentar de frente al tres veces candidato a la Presidencia de la República, y presidente no reconocido por el fraude del que millones fueron víctimas en 1988: el Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.

No pienso hacer una biografía de quién es. Solo para quienes no lo recuerdan o de plano nunca han escuchado de él, les comparto un breve resumen del México antes y después de su primer candidatura a la presidencia. Suficientes razones de porqué acompañarle en su visita a este Puerto de Ilusión.

También te podría interesar: La caca

Hace ya 30 años de aquella famosa frase se cayó el sistema, icono del fraude electoral en México perpetrado contra el Ingeniero Cárdenas. Unos días antes dos miembros de alto rango del Frente Democrático Nacional – conformado por el Partido del Frente Cardenista de Reconstrucción Nacional (PFCRN), Partido Mexicano Socialista (PMS), Partido Auténtico de la Revolución Mexicana (PARM), Partido Popular Socialista (PPS) -, fueron asesinados a balazos. Estas formas de hacer política llevaban ya años en México,  y eran la continuidad de un modus al que se conoció como la guerra sucia. Un conjunto de medidas basadas en la represión militar y el uso excesivo de la fuerza del Estado encaminadas a disolver a los movimientos de oposición política.

Uno de los asesinados la noche antes de las elecciones del 88 fue Francisco Javier Ovando Hernández, a él le correspondía recoger los resultados de la elección de 1988 pues había construido una estrategia que solo él conocía para acceder a información inmediata después de las votaciones, pero con su muerte se cerró la posibilidad de que se conociera cómo se dio la elección.

A pesar de masivas marchas, de múltiples denuncias con pruebas contundentes (reparto de boletas electorales de forma anticipada ya cruzadas a favor del Partido Revolucionario Institucional (PRI), duplicación de credenciales electorales,) ganó el PRI.

Pocos años después surgió el Instituto Federal Electoral, como resultado de los conflictos postelectorales del 88, provocando una serie de reformas a la Constitución del país. Con estos cambios se pudo fundar un nuevo partido que encauzó el coraje del fraude electoral, y tan solo 7 años después el Ingeniero Cárdenas fue el primer jefe de gobierno electo en la historia del Distrito Federal. Y con él, cientos de escaños a lo largo del país fueron siendo ocupados de forma masiva por otro partido distinto al acostumbrado.

Definitivamente hay un antes y un después en la política electoral Méxicana durante las elecciones de 1988, donde Cárdenas fue actor y factor clave para ello. Aún así, lo importante de su reciente actuar no recae en su legado, si no en su astucia y diplomacia para disentir ante el poder hegemónico actual y marcar pauta en coyunturas clave.

Bonilla cometiendo actos anticonstitucionales para la permanencia del poder

El excandidato presidencial, Cuauhtémoc Cárdenas, calificó como muy grave la decisión del Congreso de Baja California de extender el mandato del próximo gobernador de dos a cinco años y desde hace meses ha estado posicionando en medios y redes sociales su postura al respecto: debido a que  rompe el orden democrático y las prácticas republicanas, los legisladores vuelven a violar la ley impunemente en una decisión fundamental para los ciudadanos de Baja California. El albazo legislativo de 21 diputados del Congreso de Baja California ha sido una maniobra sucia que vulnera nuestro orden democrático y sienta un grave precedente. Aceptar esta prolongación de mandato abre riesgos de mayores ilegalidades y atropellos al mandato democrático en toda la República. La decisión del Congreso de Baja California abre la puerta para que los políticos decidan ahora cuánto tiempo gobernar.

La postura y sugerencia estratégica para recuperar Petróleos Mexicanos (Pemex)

El Ingeniero plantea poner en marcha una nueva política petrolera: Desde hace varios años comenzó la declinación de la producción de hidrocarburos, la declinación de la producción ha representado, entre otras cuestiones, una baja en la contribución de Pemex al fisco. El precio de la gasolina Magna, la de consumo más alto, subió en esos seis años de 10.79 pesos por litro a 19.62, esto es, 81 por ciento.

Un primer paso para cambiar la situación es conceder autonomía de gestión y presupuestal a Petróleos Mexicanos. Pemex no debe seguir formando parte de los presupuestos de ingresos y egresos federales y no debe, por lo tanto, ser la Secretaría de Hacienda y Crédito Público la que, en la práctica, tome las principales decisiones del organismo petrolero del Estado.

Hay mucho que hacer en la industria petrolera distinto a lo que se hizo en las recientes administraciones pasadas, pero en lo que se tiene que enfocar hoy, además de incrementar exploración y extracción, es en reponer reservas y garantizar que se tendrán en el largo plazo; aumentar la producción de gas y reducir su importación; en reactivar la industria petroquímica; fortalecer el Instituto Mexicano del Petróleo; recuperar para Pemex la comercialización de petróleo en el exterior, cancelando esta concesión a Trafigura; salir de la Agencia Internacional de Energía y acercarse a la Organización de Países Exportadores de Petróleo

Posicionar la necesidad de recuperar el territorio ante el despojo neoextractivista

Es de sobra conocido que en América Latina existen miles de luchas por todo el continente que están buscando proteger sus montañas, sus bosques, sus selvas, su fauna, los mares, la tierra, el suelo, el agua, y que a esas personas o esas poblaciones las están matando. Minería a cielo abierto, oleoductos, oro, plata, cobre, minerales, viento, agua, es lo que buscan empresas e industrias extranjeras que logran hacerse de estos recursos a base de la corrupción, de la explotación, de la desaparición o asesinato de líderes que se oponen a sus planes económicos. Es a esto a lo que se le llama neoextractivismo. Para cambiar ésta situación Cárdenas propone:

  • Que los recursos naturales y su aprovechamiento estén bajo el control del Estado en función del interés colectivo, y no el particular, incluyendo la participación de las comunidades y organizaciones sociales.
  •  Establecer una moratoria a licitaciones, permisos y concesiones y someterlas a revisión, cancelar las que constituyen un riesgo para la biodiversidad y los habitantes.
  • Suspender el otorgamiento de nuevas concesiones hasta la revisión de las reformas a los Artículos 27, 25 y 28 constitucionales, que deben ser reformados.

¿Por qué ir a sentarse junto a Cuauhtémoc Cárdenas el próximo viernes 15 de noviembre? Primero, por el hecho de encontrar en las sugerencias de Cárdenas una alternativa viable y confiable para vencer de una vez por todas a la amenaza que es la minería a cielo abierto, sobre todo para quienes vivimos en Los Cabos y La Paz.

Segundo, porque para quienes vivimos en general en Baja California Sur y padecemos de altos precios por el incremento en los costos de bienes y materiales (canasta básica, electricidad, materias primas) por la alza de la gasolina, el eco de las palabras de Cárdenas por una estrategia clave para el manejo de PEMEX debe de llamarnos la atención.

Por último, el rechazo al actuar antidemocrático de Jaime Bonilla en Baja California debe de hacernos eco, porque es un reflejo del partido hegemónico en el poder el cual a lo largo del país, incluyendo aquí en sudcalifornia, con ciertas alcaldías, distritos legislativos o gobiernos, están replicando vicios, formas y métodos del pasado para hacerse del poder institucional y esto no es otra cosa que mentir, robar y traicionar al pueblo de México.

Tiempo aún hay para golpes de timón, pues las palabras de Cárdenas son una corriente marítima que aparece ante este turbulento océano llamado política. Las propuestas del ingeniero son como una marea que busca sea navegada.

Extractos obtenidos de La Jornada, La Jornada Baja California,

Fundación para la Democracia, y Por México Hoy

__

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, esto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.