Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

Papás solteros. Una realidad invisible

19-Jun-2020

REPORTAJE Por Elisa Morales Viscaya

FOTOS: Internet

Hilo de media

Por Elisa Morales Viscaya

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). Cuando se habla de hogares monoparentales, se puede dar la impresión de que solamente las mujeres madres de familia son quienes se encuentran criando en solitario; sin embargo, en México, de acuerdo con el último registro del Instituto Nacional de Estadistica, Geografia e Historia (INEGI), se reportaron 993 mil 935 hogares encabezados por hombres con hijos y sin cónyuge.

Esto implica que, en nuestro país, al menos unos 369 mil 210 menores de 15 años viven solo con su padre, ya sea por divorcio, separación, viudez o abandono de la madre, y deben ser atendidos por ellos para cubrir sus necesidades mínimas de formación, educación y alimentación. En México, Baja California Sur es el tercer estado con menos cantidad de papás solteros, con 8 mil 150; debajo de nuestra entidad sólo se encuentran Campeche con 6 mil 328 y Colima 4 mil 592.

También te podría interesar: Nacer en medio de la pandemia. Ser madre en tiempos del COVID-19

De los padres que se encuentran criando en solitario, 259 mil son separados o divorciados y alrededor de 42 mil de ellos fueron abandonados, en tanto que 495 mil son viudos.  Los datos del INEGI aseguran que en los hogares, 82.4 por ciento de los jefes hombres son económicamente activos, cantidad que supera al doble el de las jefas de familia, que representan alrededor del 48 por ciento.

Solos contra el machismo

Y fue precisamente a raíz de una separación, tras casi quince años de matrimonio, que Fabián, terapeuta de 36 años y padre soltero de un adolescente de 16 años y una niña de 9, se encontró un día criando en solitario: Mi ex pareja quería recuperar su vida, así que simplemente me dijo que ella no los quería porque no tendría tiempo, ella decidió verlos cada 15 días, y yo no quería dejar de verlos.

Lo más retador fue aprender a estar solo, ¿sabes?… Conforme el tiempo pasaba las cosas se fueron acentuando, tres meses después de que se fuera mi ex perdí mi casa, entonces los niños se fueron con ella, yo los iba a cuidar a su casa y era duro, porque ella salía con alguien; así estuve como seis meses, hasta que por fin terminó el proceso de divorcio y la custodia pasó a mí.

A pesar de ser una realidad, lo cierto es que el que un padre se encuentre como principal cuidador de menores suele ser un escenario poco visto, de acuerdo a Inmujeres, los niños que viven sólo con el padre son: 0.4 por ciento de los menores de 5 años; 1 por ciento de los de 5 años a los 9 años de edad, y 1.7 por ciento de los de 10 años a los 14 años de edad.  Al decir del estudio, esto “muestra que en caso de una disolución conyugal o viudez, en su mayoría los niños permanecen con la madre, comportamiento que obedece sobre todo a patrones culturales y en cierta medida a criterios legales”.

Y efectivamente, estos patrones culturales en Latinoamérica derivado de lo excepcional de la situación pueden llegar a generar prejuicios infundados cuando es el padre quien pretende mantener la custodia legal de sus hijos. Tal cual nos relata Alex, de 33 años y papá soltero a cargo de una niña de 10 años: Prejuicios enfrenté cuando pedí los cuidados personales de la niña en la Procuraduría, en repetidas ocasiones durante la entrevista de mediación me sugerían que por ser niña debería de estar con su mamá.

La idea de que sólo las mujeres, al convertirse en madres, tienen la capacidad de procurar el bienestar de sus hijos, como si por genética el hombre estuviera incapacitado para cubrir el rol de cuidador principal de un menor, es uno de los legados de la cultura machista más arraigados en nuestra sociedad.

¿Cuestión biológica?

En el primer episodio del documental Bebés, disponible en la plataforma de Netflix, más de 30 científicos compartieron que los niveles de oxitocina de la mujer incrementan, durante el embarazo y a medida que establece una relación con su bebé a través de abrazos y besos. Los niveles de oxitocina en las madres activan la amígdala en el cerebro, lo cual abre un espacio en el cerebro, que ya no se cierra nunca, en la región de la amígdala para estar al pendiente de sus hijos, y despertar con el llanto.

Esta relación sobre la oxitocina y la amígdala, los investigadores la analizaron en hombres con hijos —propios o por adopción—, que criarán sin una madre. El resultado de esta investigación fue que, al tomar la decisión de ser padres, la oxitocina en el cerebro de estos hombres eleva sus niveles, y en las tomografías computarizadas, los científicos observaron que la amígdala del cerebro se abría igual que la de las madres.

El resultado de esta investigación demuestra que el ser padres, responsables y a cargo de los hijos menores, no es sólo una cuestión biológica, sino que es una decisión que tomamos. Y no se encuentra en modo alguna determinada por el sexo.

Los prejuiciosos creen que no somos competentes —nos relata Fabián al respecto de los retos de la paternidad en solitario. Siempre escucho: pobres niños sin su mamá; pero igual que todos, somos humanos y cometeremos los mismos errores, entonces el problema es que nos juzgan por el sexo y no las capacidades. Pero me ocupo de K. desde que era bebé, mi ex estaba en la escuela cuando nació y no podía cuidarla, entonces yo la dormía con biberón, la llevaba al maternal, me ocupaba de ella en el kinder y ahora en la primaria.

Incluso mi madre se compadecía de mi hija, desde pequeña, porque no tenía a su madre al lado, y me decía ‘Es que tú eres su mamá o como su mamá’. A lo que yo le respondía ‘pero la verdad es que soy su papá, y si la cuido y la procuro es porque así es el amor que le tengo, independiente de si somos padres o madres’.

Alex es de opinión similar: Como padre soltero, al menos en mi caso, sólo sería menos competente – que su madre–, si fuera a propósito o si no le pusiera suficiente esmero.

Esto no implica que la crianza en solitario de los hijos sea tarea sencilla, sobre todo cuando los hijos tienen ya la edad de comprender que uno de sus padres no está con ellos. Para Ricardo, de 36 años y padre soltero de 2 hijos de 7 y 10 años, esa es la parte más dura: Realmente el hacerte cargo solo de tus hijos es un trabajo muy difícil ya que hay que cubrir la parte emocional de la falta de una madre y responder cuestionamientos como el ¿por qué se fue?, ¿por qué no viene a vernos? Eso es realmente difícil.

Finalmente, los anhelos de un padre o una madre criando en solitario, no son distintos. Para Ricardo el mayor reto es darles el mejor de los ejemplos a sus hijos: Que sean personas con principios y valores, que sepan que aparte de tenerme como padre también soy su amigo y cómplice. Verlos felices lo que me queda de vida es el mayor reto. Por su parte, Fabián termina su relato contando que Lo más difícil es lo de siempre, ser padre, la verdad es que siempre me he ocupado de mis hijos entonces después de la separación es igual, solo que sin peleas.

__

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, esto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.