Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

Nadie anda en bicicleta en La Paz

23-Dic-2019

OPINIÓN Por Frank Aguirre

FOTO: David Emaus

Agenda Comunitaria

Por Frank Aguirre

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). “¿Quién anda en bicicleta en La Paz? seguramente casi nadie” “Es un absurdo pensar en la bicicleta como alternativa al automóvil” “Hace mucho calor, no se puede usar la bici en La Paz“. Estas son algunos de los comentarios más comunes que escucho entre la palomilla en La Paz cuando platico sobre las ciclovías y el desplazarse en bicicleta de forma rutinaria.

Existe un mito y una falacia idealizada sobre la imposibilidad que es utilizar la bicicleta como un hábito, o usar la bici para ir a tu trabajo (mientras no implique transportar carga pesada). Se cree que porque hace calor casi nadie se mueve en bici, pero esto no es más que un prejuicio y una mentira repetida mil veces.

También te podría interesar: La sanluquización de La Paz

El 2, 3 y 4 de septiembre se llevó a cabo una investigación sobre los viajes en bicicleta realizados en las ciclovías más importantes de La Paz: Malecón, Forjadores y la nueva ciclovía Rangel. El estudio se realizó en el mes más caluroso del año, precisamente para demostrar que incluso en la peor temporada para pedalear hay viajes en bicicleta de manera masiva, constante y periódica. No se hizo ni en inicio o fin de semana para evitar falsos positivos.

¿Qué encontraron? Primero, y lo que era de esperarse: hay cientos de viajes en bicicleta. Se contabilizaron 1,931 viajes en bicicleta en tan solo 3 calles de la ciudad, mientras que en el año 2016 se contabilizaron 3,000 viajes diarios repartidos en 25 calles de La Paz, lo que significa que el desplazamiento en bicicleta aumentó exponencialmente en tan solo 3 años ¿qué pasó? ¿la inflación, el encarecimiento de la gasolina, el incremento del costo de la luz, el gas? No estamos seguros, probablemente una combinación de estos y otros factores influyeron en este cambio. Lo que sí sabemos es que al invertir en infraestructura segura para ciclistas, aumenta en centenas, y en miles, el número de usuarios de bicicleta en las calles.

Por ejemplo, en ciclovía Forjadores aumentó 1800% el número de viajes hechos por mujeres de 2016 a 2019, pues en esos tres años se gestionó por parte de la ciudadanía ante las instituciones municipales la inversión de $1,200,000 para su restauración. También se encontró que en calle Rangel hay 3 veces más viajes en bicicleta ahora en 2019, que en calle Abasolo en 2016.

¿Pero toda esta numeralia qué importa? Importa porque somos la ciudad con más carros per-cápita del país. Por cada 10 personas hay 8 automóviles, y por eso urgen alternativas para desplazarnos en la ciudad. Y alternativas que contaminen lo menos posible, pues tanto carro en La Paz ha hecho que estos produzcan el 70% de la contaminación y mala calidad del aire en la ciudad.

Importa porque cientos de personas optarían por desplazarse de vez en cuando, o de forma rutinaria, en bicicleta, y no lo hacen porque no se sienten seguros en la calle. Las ciclovías dan seguridad para niños desde 5 años hasta adultos mayores de 70 u 80 años. Esto significaría menos tráfico, menos congestión vial, menos contaminación, y menos probabilidades de choques o atropellamientos en la calle.

 

Existen aún detractores de la ciclovía en calle Rangel a causa de una falacia compartida: que nadie usa esa ciclovía. Pues en el peor mes del año más de 400 viajes se contabilizaron en un día cualquiera, en dicha ciclovía. Si ahora se volvieran a contabilizar viajes en éste espacio, las cosas serían muy distintas, quizá 3 o 4 veces más viajes de lo que se contabilizó en septiembre.

Al menos con ésta ciclovía y la del malecón, 11 colonias se conectan. Si en 2020 se conectara con la existente en Forjadores, aumentaría a 38 colonias las conectadas entre sí desde Fovissste hasta el Esterito, en bicicleta. Un futuro posible.

Solo se necesita utilizar las ciclovías existentes y exigir a las autoridades correspondientes más y mejores espacios seguros para los usuarios de la bicicleta.

__

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, esto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.