Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

Luis y Karely, el primer matrimonio igualitario de Comondú

26-Jun-2020

ENTREVISTA Por Modesto Peralta Delgado

FOTOS: Cortesía

El Beso de la Mujer Araña

Por Modesto Peralta Delgado

 

Ciudad Constitución, Baja California Sur (BCS). Hace 15 años, aproximadamente, Karely Falcom hacía su espectáculo de vedette en un centro nocturno de la zona de tolerancia de Ciudad Constitución, cuando atrapó la mirada de Luis. Él tenía una relación cuando se conocieron, pero al tiempo su pareja falleció, y encontró en la mujer transgénero, primero a una amiga, y luego al amor de su vida. Al tiempo se convertirían en el primer matrimonio gay de Comondú.

En el mes del Orgullo Gay, y a casi un año de celebrar su boda, Karely nos contó surgió el amor entre ambos y cómo hicieron historia en este municipio al casarse con todas las de la ley. En el documento ante el juez firmaron como Luis Agúndez Ruiz y Gerardo Sánchez Domínguez. Debido a la contingencia por el COVID-19, esta entrevista con ella se logró vía WhatsApp, desde su domicilio en la colonia Chato Covarrubias de Ciudad Constitución. Esta es su historia.

También te podría interesar: Una década sin José Saramago. El visualizador de la pandemia moral 

Del escenario al balcón

Karely Falcom nació el 29 de junio de 1967 en el entonces Distrito Federal, aunque su familia vive en Tabasco. De ellos se separó hace muchísimos años, sin embargo, en su documentación oficial desea conservar su nombre de pila: Gerardo Sánchez Domínguez, quien desde niño sentía su espíritu femenino, y de adolescente creció admirando a Olga Breeskin, por lo que ser vedette se convirtió en un sueño que finalmente alcanzó.

Viajó llevando su baile sensual por varias ciudades de México y de la frontera. Cuenta que ha sido un gran trabajo —e inversión—  para lograr su transformación: inyectarse silicón, colocarse agujas, tomar pastillas y arreglarse para pasar completamente como mujer, lo que ocurrió casi siempre. Pero faltaba ese “casi”. Fue en una gira por Coahuila que la catalogaron como travesti, cuando ella de verdad deseaba sentirse mujer. Así que, a los 22 años, y a un alto costo, en Estados Unidos se operó para el cambio de sexo.

A El Valle llegó hace casi 30 años. Su expectativa era muy diferente, pero con tantas décadas, ha logrado amar esta ciudad pese a que aquí —confesó—, pasó por el abuso de drogas y la prostitución a manos de un hombre del que más tarde se separó, sin embargo, quiso hacer un cambio, retirarse de ese estilo de vida. En buena medida, su hoy esposo ayudó en eso. Él la conoció en ese ambiente, se enamoró de ella y más tarde le propuso matrimonio.

El escándalo y la boda

Ella dijo que nunca había soñado con casarse vestida de blanco, y así lo hizo el 9 agosto de 2019 con Luis Agúndez Ruiz, trabajador de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Comondú, quien nació el 25 de agosto de 1975 en La Paz. Luego de 12 años de noviazgo, él le pidió casarse y estaban por buscar un amparo para hacerlo, pero justo el Congreso del Estado aprobaba el matrimonio igualitario en BCS, así que ya no hubo necesidad de ello. Fue el 27 de junio de 2019 que se aprobó, en medio de largas sesiones de escándalo por grupos opositores y activistas LGBT. Ese mismo día, Karely, quien encabeza el grupo Diversidad e Inclusión Comondú anunció ante ellos su enlace civil.

Cuenta como anécdota que el día que fueron a las oficinas a dejar documentos para su unión civil, un par de reporteros que debían cubrir la nota del primer matrimonio gay en casarse en Ciudad Constitución, no los tomaron en cuenta, a pesar que pasaron frente a ellos. ¿El motivo? Karely tiene una apariencia completamente femenina, por lo cual, al parecer, no habrían visto pasar a la pareja de homosexuales por casarse, así que no los distinguieron. Sólo restaba organizar la boda en un salón al que acudieron alrededor de 100 invitados, según la entrevistada.

En su ceremonia estuvieron presentes los parientes de parte de él y amistades de ambos, incluso algunos políticos. Su madrina fue la licenciada Rocío Ontiveros; también mencionó entre sus invitadas a Norma Castañeda y Yadira Loya. Allí todos que presenciaron la entrega de anillo, el tiro de la liga y el ramo, y el baile del dólar como en cualquier boda tradicional. Así, finalmente firmaron sus papeles y son el primer matrimonio igualitario de Comondú. A pesar de “el escándalo” —según palabras de ella—, de llegaron a criticar como “un hombre tan normal prefirió llevar de blanco a un gay”, él ha sido quien la conminó a dar la cara si hubiera notas y fotos de la prensa. Por eso también, ella aceptó esta entrevista, a sabiendas que sería más contar su historia que publicar sus fotos. Y así fue, apareciendo en medios locales, pero hasta ahora no se había profundizado en su historia.

Luis ha aceptado todas las condiciones de su unión. No habrá hijos, ni deseos de una boda religiosa. Salen juntos —ella siempre busca salir a la calle muy femenina— y él ignora los rumores. En su trabajo y con sus parientes, respetan a Karely como su mujer. “A él no le importan las etiquetas y no me cuenta si llegara a haber alguna burla”, dijo. Él ha sido quien más le ha levantado el ánimo por todas las controversias que haya o que habrán de surgir.

Política

Karely es la actual Nuestra Belleza Baja California Sur Gay 2019, y desde el 2018, lidera la organización Diversidad e Inclusión Comondú, trinchera desde la cual ha querido pelear apoyos federales para este sector poblacional, ya que juzga que ocupan apoyos y no les dan “que porque no soy mujer, o porque no tenemos hijos”. Confiesa que le ha gustado la política. Ha participado activamente en campañas electorales, aunque a la hora de la hora “los que trabajamos nos quedamos en cero”. Y ¿por qué no? Sueña con algún cargo de representación popular con la idea de gestionar apoyos para su comunidad. “Me gustaría ser diputada”, dijo.

En su hablar, es muy desenvuelta. Dijo que la han invitado a dar pláticas contra las drogas con alumnos de preparatoria; insiste en participar en campañas políticas; y aunque por ahora sólo cuentan con ingresos por su marido, ya que pase la contingencia desea volver al trabajo. Por ahora, se dedica a ser ama de casa. Se le ve contenta; se siente querida y segura. Cuando alguien ha querido criticar su condición de transexual, con un pasado que incluyó adicciones, lo enfrenta con la cara en alto, orgullosa de ser quien es. “Yo valgo y encontré un hombre que sí me valoró”, finalizó.

Una veintena de matrimonios

Según datos del INEGI proporcionados a CULCO BCS, de 2015 a la fecha, en Baja California Sur se han realizado 18 matrimonios igualitarios, sin embargo, los datos a 2018 no contabilizaron la unión civil que aquí se abordó y otra de dos varones en Ciudad Constitución, por lo hasta la fecha habría al menos 20 bodas entre personas del mismo sexo en la media península.

En 2015 iniciaron estos registros con tres parejas de mujeres, a los que se sumó uno más al año siguiente; hasta 2017 se realizó el primer matrimonio entre hombres en BCS, sumado a otros tres entre mujeres el mismo año; y en 2018 uno más entre varones y nueve entre mujeres, sumando un total de 18 matrimonios igualitarios de 16 de lesbianas y dos de hombres gays.

__

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, esto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.