Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

Las figuras de autoridad dentro de la cultura de los antiguos californios

02-Jun-2022

ARTÍCULO Por Sealtiel Enciso Pérez
image_pdf

Tierra Incógnita

Sealtiel Enciso Pérez

 

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). Nuestra península de Baja California inició su poblamiento hace aproximadamente unos doce mil quinientos años, las evidencias encontradas tanto de puntas de lanzas del tipo Clovi, así como los análisis de restos de fogatas, hacen coincidir a los historiadores en esta datación, sin embargo aún hay discrepancias sobre la procedencia de los primeros grupos que arribaron a la península y los lugares en donde se asentaron.

Conforme estos grupos se fueron adentrando en nuestra península continuaron con la práctica del nomadismo y de la recolección de semillas, frutos y plantas, así como la cacería de todo tipo de animales. Conforme los sitios lo permitían, principalmente aquellos donde abundaba el agua la cual provenía de manantiales surgidos de fuentes subterráneas y por lo tanto había una gran cantidad de animales y plantas, una gran cantidad de californios empezaron a asentarse por largos periodos en estos sitios, sin embargo, el clima desértico de nuestro territorio ocasionaba que en ciertas temporadas tuvieran que retomar su vida nómada. Además de lo anterior, hubo asentamientos más o menos permanentes en ciertas ensenadas aledañas a zonas costeras en donde había una gran cantidad de animales como peces, mariscos, aves acuáticas y diversos mamíferos marinos de los cuales estos grupos se alimentaban. Se sabe de la permanencia por largos periodos, que incluso abarcaban varios años en estos sitios, por las grandes acumulaciones de conchas que dejaron.

También te podría interesar: El filósofo Manuel Márquez de León

Es de nuestro conocimiento, por los escritos que dejaron diversos exploradores europeos y sacerdotes que exploraron nuestra península durante los siglos XVI al XVIII, que la base de la sociedad de los Californios era la familia, la cual se constituía por el hombre y una o varias mujeres con las cuales procreaba los hijos(as). En sí estamos hablando que era una sociedad patriarcal y poligámica, tal como lo fueron todos los demás grupos en el mundo, de acuerdo al periodo evolutivo paleolítico, que era en el que se encontraban los Californios a la llegada de los Europeos. El hombre era quien ejercía la autoridad definiendo cuándo tenían que asentarse o partir de un sitio, el rumbo al que se dirigirían, y en sí era quien regulaba las relaciones de autoridad al interior de su grupo familiar. Las mujeres quedaban limitadas a ser las recolectoras de alimento así como las encargadas de la crianza de los hijos, las que elaboraban el vestuario de ellas y sus hijas, puesto que los varones permanecían desnudos toda su existencia, así como los utensilios domésticos como cestas, redecillas, etc.

Estos grupos familiares se agrupaban en contingentes de unos 40 o 50 miembros y definían un territorio en el cual se desplazaban en la búsqueda de agua y alimento. Este territorio era defendido ferozmente por los hombres, puesto que de su cuidado y preservación dependía la vida de sus integrantes. A este tipo de agrupaciones, los jesuitas las denominaron rancherías. Dentro de ella, no existía una figura de autoridad definida o permanente, más bien la autoridad se daba, de forma temporal, a aquella persona que demostraba habilidades para desempeñar alguna actividad específica como por ejemplo la caza, la guerra o la negociación con otras ranchería, pero una vez pasado el episodio en el cual era requerido, cada una de los integrantes del grupo regresaba a sus actividades sin reconocer mayor liderazgo que el suyo, o en el caso de las mujeres casadas, el del esposo.

Es importante mencionar que una de las figuras que siempre era muy respetada y que su opinión siempre pesaba en las decisiones de una o más rancherías, era el  guama o hechicero. Este personaje era el depositario de las tradiciones y rituales que habían ido acuñando estos grupos nómadas a través de centurias. El guama tenía un gran conocimiento de formas de curar a través de manipulación del cuerpo del enfermo, inhalación del humo de ciertas hierbas e incluso pequeñas cirugías. Aunado a lo anterior era el encargado de llevar a cabo los rituales más importantes en la vida de un grupo: los rituales de paso de la niñez a la adultez tanto de hombres como mujeres, las honras fúnebres, la repartición de pieles para vestimenta entre las mujeres, la comunicación con los muertos, el nacimiento, etc. Es por todo lo anterior que este personaje era el guardián del conocimiento espiritual, que a decir de los misionero, era un amasijo de contradicciones y galimatías en las que él mismo se autopromovía como el único capaz de mantener el equilibrio entre nuestro mundo y el sobrenatural para evitar su destrucción y la muerte de todos. Sin embargo aún el guama o hechicero no siempre detentaba la figura de autoridad de forma permanente. Por lo general el guama ejercía su ministerio entre varias rancherías por lo que solamente en la que estaba residiendo en ese momento era capaz de tener un cierto ascendiente sobre sus integrantes, dejando al resto a su propio albedrío.

Es importante aclarar que los primeros europeos que llegaron a la península creyeron ver entre los líderes incidentales de los grupos con los que se topaban a reyes y reinas, y así lo dejaron establecido en sus informes, sin embargo esto se debía a que estos exploradores procedían de lugares donde lo más común era el ser gobernados por reyes (o reinas) y una amplia jerarquía de nobles, por lo que simplemente trasladaron estas percepciones sobre lo que observaron en los Californios. Cuando los jesuitas empezaron su estancia en la California, la cual se prolongó por 70 años, empezaron a derrumbar estas ideas fantasiosas de supuestos reyes y reinas entre los grupos de indígenas de la California, y a lo más que llegaron a denominar fueron capitanejos en ciertas rancherías de Californios.

Es probable que si los habitantes nativos de nuestra California hubieran tenido más tiempo para continuar con su evolución, sin la injerencia de los colonizadores europeos, hubieran llegado a construir instituciones de autoridad que se asemejaran a un reinado, puesto que esta forma de gobernanza era la primera que se llevó a cabo en todas las civilizaciones, sin embargo no tuvieron tiempo para ello.

Referencia

Rodríguez Tomp,  R.E. (2006). El ejercicio de la autoridad entre los grupos indígenas de Baja California. Gobierno del Estado de Baja California Sur, Instituto Sudcaliforniano de Cultura

__

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, esto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.