El filósofo Manuel Márquez de León

image_pdf

Tierra Incógnita

Sealtiel Enciso Pérez

La Paz, Baja California Sur (BCS). Para los sudcalifornianos que tratamos de mantener viva nuestra identidad a través de revisión de personajes, sucesos y fechas trascendentales para  nuestra península Californiana, por ello, la obra del General José Manuel María Márquez de León, no pasa desapercibida. Más allá de haber sido un militar destacado, del cual aún no existe paragón que lo iguale, fue una persona de preclaro pensamiento que nos legó sus disertaciones sobre asuntos filosóficos de trascendencia.

Márquez de León, nació en el sureño poblado de San Antonio, Baja California, un 5 de marzo de 1822, hace ya doscientos años. Durante su azarosa vida tuvo la oportunidad de realizar estudios en diferentes ramas de la ciencia, puesto que le fueron imprescindibles para realizar sus actividades tanto las castrenses como las civiles. Sin embargo, también es importante mencionar que poseía un carácter proclive a la espiritualidad y los valores honorables y fundamentales de una personalidad pulida durante el siglo decimonónico. Durante toda su vida, a la par que desempeñaba cargos militares y políticos, de suma importancia a nivel nacional, también se sumía en largas cavilaciones e incluso las externaba a destacados científicos a través de intercambio epistolar.

También te podría interesar: La fachada del templo de San Ignacio Kadakaamán

Márquez de león, nos comenta que llegó a enviarle una carta a Nicolás Camille Flammarion, en donde le cuestionaba su teoría sobre la formación de los cuerpos celestes. Para fortuna nuestra, Márquez, nos legó un libro de su autoría en donde concentra sus conclusiones en relación a una gran cantidad de temas que han ocupado las cavilaciones de las mentes más refinadas de la humanidad a través de muchos siglos. El libro se llama En mis ratos de soledad. Pensamientos filosóficos y fue escrito en el año de 1881, cuando José Manuel María se encontraba exiliado en el puerto de San Francisco, E.U.A., por haber participado en un levantamiento revolucionario en contra del régimen de Porfirio Díaz, en el cual enarboló el famoso Plan Revolucionario de El Triunfo.

En el transcurso de la obra ya mencionada, nuestro general sudcaliforniano, menciona cuál fue la razón para concluir el nombre de esta obra: En mis ratos de soledad, en esas horas de amargura que para el desterrado, luchando con el destino adverso, acuden a mi mente algunos pensamientos, hijos acaso de un cerebro calenturiento, donde no es posible la tranquilidad; y tales como ellos se presentan los consigno al papel, único amigo en quien hoy deposito mi confianza para que los lleve al seno de mi adorada patria, donde espero que algún día se hará justicia a mis sentimientos.

En este, se aprecian los siguientes temas: la inteligencia del hombre, la naturaleza, la creación de la vida, de las metamorfosis, del espíritu, ley del progreso, del diluvio, antigüedad del mundo, intervención divina, la sociedad, la religión, impureza del espíritu, los milagros, la fe, el sacerdocio, el culto divino, la revelación, autenticidad de la escritura, progreso de la religión, misión divina de Jesús, algo sobre el criterio, fanatismo religioso, teoría sobre el carbón, los pólipos, ancianidad del mundo y la justicia.

A cada uno de estos temas dedica 3 o 4 páginas, en las cuales nos induce a realizar un forzoso cuestionamiento de las explicaciones que en esos años se tenían sobre esos asuntos, pero al mismo tiempo nos explica sus propias conclusiones de cada uno. A continuación haré una breve reseña de algunos de estos temas tratados:

En el tema de LA INTELIGENCIA DEL HOMBRE hace una interesante disertación sobre lo limitado de nuestra inteligencia, e incluso la de Dios, ante lo inconmensurable del Universo.

En el tema de LA NATURALEZA concluye que para poder explicar la Creación es menester que el ser humano posea una amplia formación en todas las ciencias y con ello tratar de explicar lo creado. Concluye que, sino se tiene lo anterior, debemos de conformarnos con la idea de un principio creador.

LA CREACIÓN, en este escrito hace una reflexión sobre la creación del universo atribuyéndose a un ente que denomina El Gran Arquitecto del Universo. En este escrito menciona que él desarrolló un sistema de movimientos de los cuerpos celestes e incluso dirigió una carta a Camilo Flammarión en donde impugna la teoría forjada por este.

Sobre LA VIDA. Continúa profundizando en torno a cómo es que surge la vida en el planeta tierra y cómo fue que se diversificó creando todo lo que existe. Esto no puede  ser explicado más que por la presencia de una inteligencia suma.

En la METAMORFOSIS ejemplifica sobre la perfección en la creación de los seres vivos y de cómo no puede ser producto de la evolución, sino que hay implícita la presencia de la mano de Dios ya que sólo la inteligencia superior de él puede transformar lo creado.

En su reflexión sobre EL ESPÍRITU nos deja una gran cantidad de interrogantes en donde no aprueba ni descarta la presencia o no del espíritu. Es un llamado a reflexionar sobre las explicaciones existentes y a buscar una respuesta suficientemente completa que lo explique.

Sobre EL PROGRESO, concluye que el ser humano está impelido por el creador para buscar su progreso pero que esto nunca lo logrará en su forma humana sino que debe desprenderse de ella para conocer la última verdad.

En DEL DILUVIO, el general Márquez da su explicación en donde considera el diluvio bíblico como un hecho que realmente ocurrió. Su explicación es simple: los vapores acuosos de la luna se precipitaron a la tierra y formaron los mares actuales.

ANTIGÜEDAD DEL MUNDO, en este capítulo cuestiona las evidencias que existen hasta ese tiempo y que han permitido datar a la tierra. Al final concluye que para comprender los fenómenos del mundo es menester poseer una sólida formación científica pero sin perder de vista las explicaciones que indica la biblia católica.

INTERVENCIÓN DIVINA, en este apartado hace frente a aquellos científicos que dudan y niegan la presencia del Creador en la realidad cotidiana. Márquez de León cree firmemente que el mundo sigue un plan creado por Dios y que además, su constante intervención, ayuda a que el mundo siga su marcha e incluso se afecte favorablemente.

Y así podríamos seguir haciendo un análisis de este interesante libro, pero baste lo anterior para darnos una idea de la personalidad tan preparada del general Márquez. Sin embargo, al mismo tiempo que ponderamos lo anterior podemos abstraer que Márquez era un creyente en la religión católica y que desde su punto de vista solamente poseyendo una fuerte creencia religiosa se podría perseverar en el análisis de los insondables secretos de la creación.

Una personalidad con valores firmes es lo que se necesita para arremeter de forma sólida para descubrir las verdades supremas. Como podemos darnos cuenta, una vez que analizamos esta faceta  desconocida de nuestro máximo héroe de la California, el General de Brigada José Manuel María Márquez de León, nos damos cuenta que sus reflexiones como filósofo lo hacen tan grande como el destacado militar que fue, un motivo más para sentirnos orgullosos de nuestra identidad de sudcalifornianos y de nunca olvidar a estos hombres que forjaron las entrañas de nuestra pujante Sudcalifornia actual.

__

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, esto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.

Compartir en
Descargar

Tierra Incógnita

Sealtiel Enciso Pérez

Profesor de Educación Primaria, Licenciado en Educación Especial y Maestro en Ciencias de la Educación. Labora en la Secretaría de Educación Pública y comparte su tiempo con su pasión por la historia de la California del Sur. Administra el grupo de Facebook “Conociendo Baja California Sur”. Nació el 22 de septiembre de 1969 en Puerto Vallarta, Jalisco, pero radica en Sudcalifornia desde hace 44 años. Actualmente, es Director de la Unidad de Servicios de Apoyo a la Educación Regular No. 17 y Maestro de Comunicación del Centro de Atención Múltiple “Gilberto Vega Martínez” en La Paz. Escribió la antología (Ebook) “Piratas, Corsarios y Filibusteros en la Antigua California”. Mención Honorífica en el VII Premio Estatal de Periodismo “Jesús Chávez Jiménez”, en Entrevista, por su trabajo “Graciela Tiburcio Pintos, la leyenda de la biología de las tortugas”.

Compartir
Compartir