Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

Juguetes sexuales. Erotismo lúdico

15-May-2020

ARTÍCULO Por Andrea Elizabeth Martínez Murillo

FOTOS: Internet.

Sexo + psique

Por Andrea Elizabeth Martínez Murillo

La Paz, Baja California Sur (BCS). Seguimos en cuarentena, y, para cómo van las cosas, no tenemos certeza de cuando la vida podrá volver a la normalidad. Sin embargo, esto no significa que debamos de pausar nuestra vida — aunque así lo parezca — y mucho menos nuestra vida sexual. Y es que no importa si nos quedamos en casa solos o con compañía, hay que buscar la forma de que los diversos actos sexuales durante la contingencia no caigan en la monotonía. Si bien existen una gran variedad de opciones como el rol playing, sexting, entre otras, una de las más solicitadas es el uso de los juguetes sexuales.

Los juguetes sexuales son tan viejos como la humanidad, sin embargo, el vestigio más antiguo — hasta ahora — se encontró en las cuevas de Hohl Fels en Alemania y data de alrededor de 28,000 años atrás. Se trata de una piedra pulida de textura suave que asemeja a un pene. En la antigua Grecia se conocían como olisbos, y eran de piedra, cuero o madera con forma fálica, se impregnaban con aceite de oliva para poderlos introducir con facilidad. También en el antiguo Egipto, Cleopatra innovaba utilizando abejas vivas dentro de una calabaza hueca para poder sentir las diversas vibraciones.

También te podría interesar: Relaciones tóxicas: cómo identificarlas

Y es que el ser humano siempre ha tenido que hacer uso de su creatividad y los materiales a su alcance, en China aparecieron los primeros anillos para el pene y se elaboraban con párpados de cabra, dejando las pestañas para más placer. Ya en la Edad Media, los dildos se elaboraban con excrementos desecados recubiertos de resina o se cubrían con viseras de algún animal.

Por más raro que nos parezca, en la antigüedad no existían tantos tabúes alrededor de los juguetes sexuales, era común que los usaran las mujeres cuyos esposos habían salido a la guerra o las que fueran viudas. Pero, no nos vayamos tan atrás en el tiempo, apenas el siglo XIX los vibradores se vendían en supermercados y competían contra secadoras para cabello y otros electrodomésticos, ya que se usaban para tratar la enfermedad de la histeria en las mujeres. Tristemente cuando la histeria desapareció como enfermedad, se dejaron de vender por incitar al pecado, o sea, al convertirse en algo de uso exclusivo para el placer femenino se volvieron del diablo… eso y que se empezaron a usar en películas pornográficas, lo que les creó mala fama.

En la actualidad, los juguetes sexuales tienen cada vez mayor aceptación y es que se han diversificado hacia horizontes antes inexplorados, como el Ovipositor de Primal Hardwere, que es básicamente un dildo enorme que deja gelatinas en forma de huevo en la cavidad corporal en la que lo introduzcas, por solo nombrar uno de tantos tipos que existen. Sin embargo, en este artículo hablaremos de los más comunes.

Dentro de los juguetes sexuales para la estimulación del pene podemos encontrar:

  1. Fundas: ya sea que las coloques sobre una parte del pene o lo cubra por completo, ayudan a potenciar las sensaciones durante la penetración. Sirve para dar mayor grosor y/o longitud al pene, incluyen diversas texturas y algunas traen integrada la función de vibración.
  2. Masturbadores y vaginas artificiales: con distintas texturas, los masturbadores se encuentran en múltiples presentaciones, desde pequeños huevos o tubos con patrones envolventes o tipo escama, hasta recrear vaginas de tu actriz porno predilecta. Se utilizan con lubricante a base de agua y dependiendo del material puedes calentarlas o enfriarlas al gusto.   
  3. Anillos: se coloca alrededor del pene ya sea en la base, delante, detrás del escroto, o incluso en ambas partes a la vez. Sirve para prolongar la erección y retardar la eyaculación. Además, puede incluir la función de vibración.

En el caso de los juguetes sexuales para estimular la vulva y vagina tenemos:

  1. Dildos: en español conocidos como consoladores, suelen tener forma de pene humano, y de ti depende el realismo que te guste más. Hay de diferentes tamaños, grosores y texturas. También los encuentras en su presentación strap on o con arnés en cintura.
  2. Vibradores: sirve para estimular por medio de vibraciones suaves hasta muy intensas diferentes zonas del cuerpo, en especial el clítoris. Las más comunes son las balitas vibradoras que consigues hasta en Oxxo. En forma de pato de baño, labial, braga despertadora, a control remoto vía internet o bluetooth, entre muchos otros, son de los productos más consumidos debido al placer que proporcionan.                                                     
  3. Combinación de dildo y vibrador: ya sea que lo uses de una u otra forma o combinado, su versatilidad es muy interesante. Puedes encontrar algunos con la punta o el cuerpo móvil y con diferentes velocidades de rotación y vibración. Además de la penetración, muchos traen consigo estimuladores para el clítoris.
  4. Bolas Ben Wa o chinas: son esferas generalmente unidas, tienen diferentes pesos y contienen pequeñas esferas que oscilan en el interior de la vagina. Ayudan a fortalecer el suelo pélvico, lo que permite que controles mejor los músculos de la vagina, esto trae muchas consecuencias positivas, entre ellas, potenciar el orgasmo.

Para la estimulación anal, aunque puedes usar todos los mencionados con anterioridad, se recomienda que inicies con dilatadores o plugs para ayudar a acostumbrar al ano a dilatarse. Dentro de los juguetes anales más comunes están:

  1. Las bolas anales graduadas también conocidas como rosarios anales, comienzan con pequeñas bolas al principio y van aumentando de tamaño. Esto permite ir dilatando poco a poco y al ritmo que más te guste.
  2. Plugs o tapones anales, están hechos tanto para estimular y dilatar el ano, como para mantenerlos colocados durante un tiempo. Tienen forma cónica, lo que facilita la inserción anal. La base puede tener diversas decoraciones como diamantes, aros, hasta la cola de algún animal.                                                         
  3. Estimuladores de próstata, diseñados para poder estimular la próstata a través del ano. Siendo una de las zonas erógenas con más terminaciones nerviosas y que, ante una estimulación adecuada puede brindar gran placer. Muchos de estos estimuladores incorporan también vibración en la punta, y están diseñados con forma de U para estimular a la vez la zona perianal.
  4. Doble penetración: con doble o triple estimulación, penetran ano y vagina a la vez, además, hay modelos que cuentan con estimulación clitoridea.

Es de suma importancia que, uses el juguete que uses, cubras los requisitos básicos de higiene, sobre todo si son para estimular los órganos sexuales pélvicos, te dejo unas pequeñas recomendaciones:

  1. Lee las instrucciones. Es muy probable que si tu juguete usa pilas no lo puedas lavar directo del grifo, a menos que sea contra el agua.
  2. Lo mejor es que lo laves con jabón íntimo, sobre todo si es para introducirlo por la vagina, ya que ésta tiene un ph ácido.
  3. En caso de que quieras hervirlos, tienes que tomar en cuenta su material, los que son de pyrex, silicona y con acabados metálicos, si se pueden hervir, los de plástico, cristal, acrílico, látex y gelatina no son aptos para este tipo de desinfección.
  4. En el caso de las Fleshlight o vaginas en lata, tienen un proceso adicional, se recomiendo el uso de polvos renovadores para eliminar la sensación pegajosa —éstos se usan cuando el juguete se encuentra totalmente seco —.
  5. Debes lavarlos antes de usarlos, ya que pudo haber estado expuesto a bacterias procedentes del polvo o del mismo ambiente.   
  6. Recuerda guardarlo en un lugar alejado del polvo u otra sustancia que pueda alterar el material o vida útil. No los guardes en tuppers o contenedores de plástico, ya que con el tiempo los químicos pueden filtrarse en el juguete.
  7. Por cierto, el calor puede derretir ciertos materiales, así que asegúrate de tenerlos en un lugar fresco.
  8. Y por favor, si introduces algo en el ano no lo metas a otra cavidad sin antes limpiarlo.

Si vas empezando en esto de los juguetes, recomiendo que busques lubricantes a base de agua, ya que son los más versátiles y no dañan el material de los juguetes. Además, los puedes usar en ano, vagina y/o el pene.

No importa que juguete compres, si lo quieres usar con tu(s) vínculo(s) o solo para tu propio placer, el éxito de los juguetes depende de la imaginación que te permitas tener. La mayoría de los juguetes sexuales no tienen género y no son exclusivos para la estimulación genital, pueden usarse para recorrer todo el cuerpo. Además, los que mencione son solo algunos de los muchos que existen, falta hablar de látigos, dados, aceites, en fin, esos serán para otra ocasión.

 

Bibliografía

__

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, esto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.