Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

Edificaciones emblemáticas de Ciudad Constitución en abandono

09-Oct-2020

ARTÍCULO Por Noé Peralta Delgado

FOTO: Noé Peralta

Explicaciones Constructivas

Por Noé Peralta Delgado

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). Para los habitantes de la cabecera municipal de Comondú, en el centro de Baja California Sur, persisten en la memoria los días gloriosos que vivieron con la abundancia de trabajo de los campos agrícolas y, por ende, con la gran derrama económica de aquella época en la que, incluso, se llegó afirmar que la capital del estado debería estar en esta ciudad de recién creación y con mucha pujanza económica.

Al ser una ciudad muy joven en comparación con las demás localidades del estado, se puede saber sobre las familias que tuvieron un gran auge económico con el trabajo de los ranchos agrícolas del extenso Valle de Santo Domingo y, sobre todo, de las primeras construcciones ostentosas para la época que, dicho sea de paso, causaron gran admiración entre la población de clase no pudiente, y que eran la gran mayoría en Ciudad Constitución. Dentro de las primeras construcciones tipo residencial que se pueden apreciar con un gran diseño arquitectónico tipo colonial, está la casa-habitación que se encuentra en total abandono en el fraccionamiento Renero de esta ciudad.

También te podría interesar: Por qué el block de concreto desplazó al ladrillo en Baja California Sur (II)

Lo que llama la atención de este edificación no es exactamente su diseño (por cierto muy bonito para su etapa de construcción), sino su total abandono, aun a pesar del uso que por algún tiempo le dio el Poder Judicial del Estado de Baja California Sur y que dio pie a leyendas urbanas que crearon los vecinos del lugar.

La construcción está en la esquina que forman las calles Juan Escutia y Benito Juárez, en el ya mencionado Fraccionamiento Renero. Con ayuda de la dirección de catastro pudimos constatar que originalmente el terreno era parte del lote agrícola de la familia Renero Lara, en los tiempos en que se fundó el Valle de Santo Domingo en los años sesentas; al ir creciendo, la ciudad alcanzó al respectivo rancho y se empezó con el proyecto de fraccionar en terrenos, sobre todo para familias con un nivel económico alto, por el precio de los terrenos y por las construcciones en la zona es lo que se supone. En el año de 1979 se escrituró el terreno de manera privada, por parte del fraccionador, en un terreno de 20.00mts por 35.00mts, dando un total de 700 metros cuadrados.

La construcción se terminó en el año de 1983, contando con una superficie de 420 metros cuadrados aproximadamente, y el estilo arquitectónico usado en la fachada es parecido al usado por los colonos yanquis en Nueva Orleans en la época de la esclavitud. Debió de ser una gran maravilla de casa habitación en cuanto se estrenó, y es que fue de las primeras ¨casonas¨ de Ciudad Constitución.

Ya con el tiempo, se desconoce el motivo del abandono, pero se convirtió paulatinamente en un elefante blanco, hasta que el Poder Judicial la acondicionó como sus oficinas para seguir con los juicios ya en la segunda década del nuevo milenio. Cabe mencionar que el gobierno hizo muy poco para la restauración del edificio, lo cierto es que únicamente en su interior le hizo algunas adecuaciones para formar oficinas, y por fuera le dio una leve ¨manita de gato¨ con  su respectivo anuncio, que aún persiste. Ya con el nuevo sistema penal que entró en vigor en el municipio de Comondú (fue el primero en el estado) en el año del 2015, y con otro edificio recién construido y ubicado en la carretera transpeninsular a un costado de la policía federal, nuevamente quedó en el olvido la edificación, hasta convertirse en la actualidad, en hogar de indigentes.

Por cierto, que a una cuadra del lugar donde se encuentra la bodega Aurrerá, y que es lugar de trabajo de los inquilinos de la casa-habitación abandonada (jóvenes que dedican a lavar carros en el estacionamiento), estuvo por mucho tiempo el icónico súper mercado El Crucero, y que según cuentan algunos vecinos, existían túneles que comunicaban este mercado con la ¨casona¨.

Al ser una obra de construcción muy relevante y de muy buen gusto, aunado a que sirvió como oficinas del poder judicial, no deja de tener leyendas urbanas, de tal forma que la misma gente alimenta el misterio sobre su interior que, aunque no corroboradas, podrían ser fuente de inspiración para alguna novela de terror o para alguna película de misterio.

 

escríbenos

noeperalta1972@gmail.com

—–

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, ésto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.