Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

De Sicilia y MORENA: al nopal solo se le arriman cuando tiene tunas

25-Nov-2019

OPINIÓN Por Frank Aguirre

FOTOS: Internet.

Agenda Comunitaria

Por Frank Aguirre

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). 170,000 personas han muerto debido a incidentes relacionados con el crimen organizado. Cientos, miles, se les tipifica como daños colaterales. En otras palabras: gente asesinada al azar, por encontrarse erróneamente entre una balacera. Así han muerto niños, abuelas, estudiantes, madres, hijos.

Desde 2007 la cifra de desaparecidos no ha dejado de aumentar. Oficialmente, en esa época aumentó a un ritmo de 1000 nuevos desaparecidos cada año, aunque algunas organizaciones de búsqueda y de derechos humanos calculan entre 30,000 y 50,000 desaparecidos.

También te podría interesar: ¿Porqué Cárdenas?

Llegamos a estas cifras porque en 2006 se llevaron a cabo las elecciones más competidas de toda la historia. Felipe Calderón ganó con 0.7% de diferencia, una diferencia comprobada días después que se logró a base de urnas embarazadas, compra de votos, acarreo, votos que correspondían a personas que llevaban meses o años fallecidos, o urnas con más votos que el padrón electoral registrado en las casillas. Con tanta pérdida de credibilidad, el presidente en turno necesitaba ganar legitimidad. La busco a base de la guerra, pero obtuvo lo contrario.

Para que la droga no llegue a tus hijos era el eslogan de campaña de la famosa guerra contra el narcotráfico. Una campaña que obtuvo lo opuesto a lo que buscaba: aumentó el número de asesinatos, el número de drogadictos, la inseguridad, los secuestros y la expansión del crimen organizado.

El 28 de marzo del 2011, Juan Francisco Sicilia Ortega fue encontrado en un vehículo abandonado junto al cuerpo de sus mejores amigos, el hijo de 24 años de edad de Javier Sicilia, el poeta mexicano (Premio Ariel a mejor argumento original, Premio Nacional de Literatura y Premio Nacional de Poesía), fue asesinado por el crimen organizado.

El mundo ya no es digno de la palabra / nos la ahogaron adentro / Como te asfixiaron / Como te (desgarraron) a ti los pulmones / Y el dolor no se me aparta / Solo queda un mundo / Por el silencio de los justos / Sólo por tu silencio / Y por mi silencio / Juanelo.

Éste fue el poema que le escribió Javier Sicilia a su hijo durante el vuelo que tomó de Filipinas, de regreso a México, después de enterarse de la tragedia. Después de éste poema anunció su retiro de la poesía.

El 26 de abril de 2011 Javier Sicilia llama a los mexicanos a manifestarse frente a la asfixiante violencia que causa la guerra contra el narcotráfico de Calderón. Surge el Movimiento por la Paz, con Justicia y Dignidad. “Ni un niño, ni un joven más asesinado en éste combate” clamaban. Calderón los recibió semanas después. Unos meses posteriores Alejandro Solalinde y Javier Sicilia irrumpen en la Cámara de Diputados en oposición a la Ley de Seguridad Nacional.

El Movimiento organiza la primera marcha. Se le suman figuras como Nepomuceno Moreno, quien  participó en Diálogos por la Paz con el presidente Calderón, denunciando la detención ilegal y desaparición forzada que sufrió su hijo Jorge Mario. Meses después lo asesinaron mientras buscaba a su hijo. En 2010 el Movimiento coloca una placa en honor a Marisela Escobedo, una madre que buscaba justicia para el asesinato de su hija Rubí. A Maricela la asesinaron frente al Palacio de Gobierno de Chihuahua, no pudo encontrar justicia en vida.

A inicio del sexenio de Peña Nieto, estuvo presente Julián LeBarón en el Teatro de la Ciudad de La Paz. Uno de los más reconocidos miembros del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad. Muchas figuras políticas, activistas reconocidos del momento, algunos de ellos ahora militantes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) estuvieron presentes durante el evento. Algunos aplaudieron la participación del ponente. Otros tomaron la palabra al cierre para hacer preguntas u emitir su opinión.

Hoy algunas de esas personas cambiaron la ovación por la descalificación. De la noche a la mañana, LeBarón para ellos y ellas es un innombrable, porque si no estás conmigo, estás contra mí. Cuando la lucha ya no suma a la causa política, entonces hay que desacreditarla. Excelente poeta, pésimo político le dijo el padre Solalinde a su alguna vez compañero de lucha Javier Sicilia. Sólo porque a éste último, al igual que a cientos de miles de mexicanos, le sigue pareciendo absurda la estrategia de seguridad. La polarización de la izquierda tiene un tufo a inmadurez. La de la derecha a fascismo.

Con Morena, la guerra contra el narcotráfico llegará a su fin y se acabarán las masacres, afirmó Andrés Manuel López Obrador (AMLO) el 15 de febrero del 2017. En diciembre de 2018 dio un giro de 180º a su postura. No es hora de protestar contra AMLO dijo Solalinde hace unos días. Aunque el presidente haya faltado a su palabra manteniendo al ejército afuera de los cuarteles, y peor aun aumentando el número de elementos con la Guardia Nacional en las calles.

Sí, al país lo dejaron hecho pedazos. Sí, hay memoria histórica: la guerra sucia, el halconazo, el 68, el favoritismo a los capos, la corrupción constante, los fraudes y la impunidad acrecentada por la omisión institucional y la ausencia de Estado de Derecho.

Habremos logrado la alternancia, pero a un año aún estamos hasta la madre, como dice el lema del Movimiento por la paz con justicia y dignidad. La ahora izquierda institucional, en menos de un año, ha perdido su capacidad de autocrítica.

Ayer fue LeBarón. Hoy es Sicilia. Si mañana Andrés Manuel amanece sediento de oro, tú o yo podríamos ser los siguientes. El chiste es dar maromas. El chiste es ocupar no construir, dividir no compartir. A pesar de eso aún quedan faros. Desde San Luis, Nuevo León, algunos destellos, la capital muestra los suyos de vez en cuando. Y en las calles, Sicilia y miles más iluminan con su refulgente candor.

__

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, esto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.