Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

Insude pisotea motivación de niños y deportistas

09-Sep-2017

OPINIÓN Por Raúl Cota Álvarez

FOTOS: Cortesía.

Colaboración Especial

Por Raúl Cota Álvarez

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). Ante el violento panorama en el estado, una de las actividades que pueden hacer la diferencia en nuestra sociedad es el deporte, sobre todo el que practican los niños y jóvenes en las diversas disciplinas y espacios destinados al desarrollo de cada actividad.

Entre éstos, el fútbol americano en Baja California Sur ha remado contra la corriente desde que se estableció formalmente en la entidad: espacios inadecuados, falta de equipamiento y un prácticamente nulo apoyo de las autoridades del deporte; actualmente se cuenta con un estadio para entrenamientos y partidos, el cual está condicionado por el Instituto Sudcaliforniano del Deporte (Insude); cada deportista debe pagar 10 pesos por ingresar al inmueble, este pago es por concepto de “mantenimiento” de las instalaciones. Hay que darse una vuelta para observar el lamentable estado del estadio. No se ha invertido un centavo de los miles de pesos que ingresan al Insude cada uno de los niños y jóvenes que utilizan la instalación para desarrollarse.

También te podría interesar Los retos de la natación en Baja California Sur (II).

El estadio ha sido rebasado por la demanda de espacio de los diversos equipos de la localidad, por lo que algunos de ellos han buscado sedes alternas para entrenar. Una de ellas, una plancha de tierra adjunta al velódromo en la unidad deportiva Nuevo Sol, un espacio público.

Esa área ha sido ocupada por un par de equipos de fútbol americano y uno de fútbol soccer —hay que mencionar que estos equipos han obtenido campeonatos recientes en sus torneos, lo que habla del compromiso y calidad de entrenadores y jugadores— durante varios meses, han limpiado ellos mismos el área, nivelado el terreno y le han dado el mejor uso posible a una plancha de tierra: practicar un deporte.

Sin embargo, ahora tendrán que lidiar con otro obstáculo: la ambición de algunos funcionarios del deporte sudcaliforniano: quieren ‘cobrarles piso’, es decir, una cuota de 1,500 pesos por seguir utilizando el terreno que el Insude no utiliza, con el argumento de “mejorar la infraestructura”.

Así, una vez más, la administración deportiva del estado, le da otro golpe bajo al área que debería estar mejorando, patea la motivación y pretende truncar el desarrollo del deporte, a menos que los que lo practican, paguen la cuota, que, así como pasa con el estadio de fútbol americano, irá a parar a los bolsillos de los recaudadores, mientras el deporte sigue sin el apoyo oficial que tanto pregonan los burócratas en turno.