Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

The Boys, segunda temporada: la serie de Amazon Prime es retorcidamente divertida

14-Oct-2020

RESEÑA Por Por Marco Hernández Maciel

Kinetoscopio

Por Marco A. Hernández Maciel

 

La Paz, Baja California Sur (BCS) . Ante la gigantesca ola de cintas de superhéroes que nos inunda actualmente, la segunda temporada de The Boys –estrenada recientemente en Amazon Prime- es un escape visceral a la clásica dicotomía de héroe/villano, que la fórmula de Marvel Studios ha creado para establecer el canon actual del género que lleva dominando 10 años la taquilla mundial. Pero no solo es una arista al género de superhéroes, ya que con el paso de los capítulos nos vamos enrollando en tramas de economía, política, guerras, migración, racismo. Así que más que una serie de superhéroes, The Boys es una serie que toma nuestra realidad y algunos de nuestros peores rasgos de humanidad, para mostrarnos cómo sería este mundo si, además de todo lo que ya vivimos, tuviéramos que lidiar con hombres y mujeres en mallas que pueden volar y explotar cabezas solo porque si.

Esta serie sigue a The Boys, un grupo de humanos sin súper poderes pero con un odio extremo a los súpers que son liderados por Billy Butcher (Karl Urban) y cuyo objetivo es vigilar, controlar y si es necesario eliminar a los superhéroes, ya que tienen razones de peso para pensar que, en realidad, los villanos son los que visten las capas y que sus acciones son un peligro para la gente normal. Por otro lado, tenemos al grupo de “Los Siete”, algo así como la Liga de la Justicia, que agrupa a los héroes más poderosos, pero también más populares y que más ingresos le reportan al Corporativo Vought, quien es responsable de sus acciones y se encarga de representarlos. El líder de este grupo es Homelander (Antony Starr), un sociópata que tiene los mismos poderes de Superman.

También te podría interesar: Dark:un poema alemán televisivo

Basada en el cómic realizado por Garth Ennis, la producción toma distancia de forma brutal del género al que estamos acostumbrados y lo realiza de forma genial. De igual forma, el showrunner de la serie Eric Kripke ha logrado adaptar de manera magistral el material original y lo ha hecho principalmente en dos vertientes: en la adaptación del material gráfico y escrito a la pantalla; y también, en adaptarlo a los acontecimientos que estamos viviendo actualmente. Así, vemos referencias clarísimas hacia el muro fronterizo que en la serie en vez de ser de concreto, es un muro de superhéroes, pues, para ellos, todos los inmigrantes pueden ser un supervillano ¿Dónde hemos escuchado eso? Y si bien los guionistas se han tomado licencias creativas muy amplias, como por ejemplo cambiar el género y la raza de varios personajes, estos cambios enriquecen la serie y la dotan de fuerza argumentativa que encaja perfectamente con el medio audiovisual.

Otro punto a favor y que es la gran fortaleza de la serie es el elenco. Liderados por Karl Urban y Antony Starr, cada uno de los personajes está perfectamente delineado y sus intérpretes están completamente inmersos en su papel. Y lo genial es que son personajes que expresan todos los ámbitos de la humanidad, desde los ideales más virtuosos hasta los deseos más aterradores. Hay momentos en que no sabemos si al final la serie tiene algún héroe, pues los personajes son constantemente traicionados por sus propios deseos y aspiraciones, pero esto permite comprenderlos, conocerlos y querer saber más de su historia, porque como lo mencioné en un principio, esta serie es más que superhéroes retorcidos, es sobre la sociedad que ve pasar frente a ella todo tipo de calamidades frente a sus ojos y, como dijera Jaime Maussan, “nadie hace nada”.

Nota al calce: este programa es sólo para mayores de 18 años.

__

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, esto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.