Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

Noticias del gran mundo. Tom Hanks siendo Tom Hanks, pero en el viejo oeste

17-Feb-2021

RESEÑA Por Por Marco Hernández Maciel

FOTO: Internet

Kinetoscopio

Por Marco A. Hernández Maciel

La Paz, Baja California Sur (BCS). Los seres humanos siempre estamos ávidos de historias, y en el viejo oeste, allá por 1875 en un territorio texano que aún estaba pensando en si ser independiente o unirse a Estados Unidos y con la Guerra de Secesión terminada, las historias y las noticias viajaban de pueblo en pueblo a la velocidad en que un hombre podía transportarse por los caminos agrestes y leer, ante un público emocionado, las noticias del gran mundo que se les escapaban entre el trabajo de construirse una vida en aquella tierra.

En esta historia que se estrenó el pasado 10 de febrero en Netflix, ese hombre es el Capitán Kidd, interpretado por Tom Hanks, un veterano de la Guerra Civil que se gana la vida leyendo las noticias de pueblo en pueblo y que, en una de sus tantas travesías, se ve en la necesidad de llevar a una huérfana con su familia, hasta el otro lado de Texas.

También te podría interesar: Una Noche en Miami: Ali, X, Brown & Cooke

El western dirigido por Paul Grengrass, quien tiene en su portafolio producciones como Capitán Phillips y la saga de Jason Bourne, aprovecha las convenciones del género mientras intenta crear una reflexión de los procesos comunicativos y las necesidades de una sociedad que busca dominar el territorio y establecerse como residente en este nuevo mundo, pero no logra llegar más allá de ser una anécdota aleccionadora con Tom Hanks haciendo el papel de Tom Hanks, pero en el salvaje oeste.

Y no cabe duda que Hanks es una figura que no aburre y siempre logra empatizar con el público casi en cualquier historia donde se acomode, pero si el guión no le exige ser más que solo el buen vecino Hanks, se limita a eso y queda la sensación de que nos queda a deber, sobre todo al conocer el puñado de personajes icónicos que ha logrado construir en su carrera en el cine. Y en ese sentido, su personaje, el Capitan Kidd, sufre también de una evolución contradictoria y forzada para intentar maquillar lo que todos sabemos que va a pasar en la historia. Es como si el guionista, que fue el mismo director Paul Grengrass, no estuviera satisfecho con el desarrollo del personaje y en un intento de fintarnos del predecible final, nos pone unos petardos que desvían nuestra atención de la línea argumental, pero son tan burdos y evidentes que al final solamente por esa personalidad bonachona del protagonista es que aguantamos el polvoso y caluroso viaje.

Al final, queda la sensación de que el filme fue la oportunidad en el momento para que Hanks y el director del filme cumplieran el objetivo de hacer “su western”, un género que apasiona a los cineastas y en el que, a pesar de no ser ya el género dominante, todavía en últimos años ha habido grandes apuestas y logros como True Grit de los hermanos Cohen, 3:10 to Yuma de James Mangold o The Hateful Eight de Quentin Tarantino. Y habrá que decirlo, Hanks, a pesar de las irregularidades del guión y la producción, sale airoso en su papel y deja la sensación de que sería interesante verlo de nuevo a caballo con sombrero y disparando unas cuantas rondas, pero ahora con una apuesta más arriesgada al nivel de su laureada historia en el cine.

__

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, esto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.