Los Anillos de Poder

image_pdf

FOTOS: Internet

Kinetoscopio

Marco A. Hernández Maciel

La Paz, Baja California Sur (BCS). Separar a una obra literaria de su versión audiovisual es difícil, y más cuando esa obra es tremendamente popular y tiene cientos de miles de fanáticos, cada uno con una visión única de como debería verse la historia en pantalla. Como resultado, el valor de una producción en gran medida deja de ser valorado por sus logros en dirección, fotografía o actuación y se centran en puntos de como debió ser, verse o explicarse tal o cual pasaje de la novela en la película.

Un suceso de ese tipo está sucediendo con la nueva serie de Amazon Prime, Los Anillos de Poder, basada en la obra de J.R.R. Tolkien sobre el universo de El Señor de los Anillos. Lo que veremos en esta serie es lo que sucedió unos dos mil años antes de la destrucción del Anillo Único por parte de Frodo y la época en que fueron forjados los llamados anillos de poder.

También te podría interesar: Lightyear: una dosis divertida de ciencia ficción

FOTOS: Internet

Hasta el día de escribir este texto, se han estrenado los dos primeros capítulos de la serie, los cuales han generado una inmensa cantidad de comentarios en redes sociales, muchos de ellos con críticas que a mi entender son por cuestiones irrelevantes, que más allá de juzgar la calidad de la producción, denotan antipatía hacia la misma porque las cosas no están mostradas como los autores de dichos comentarios querían. De igual forma, en sitios especializados como Rotten Tomatoes o IMDB.com, los fans acuden en hordas a poner la más baja calificación posible con la intención de modificar la opinión real del usuario promedio. Este fenómeno es conocido como review bombing y no es la primera vez que sucede.

En este punto, puedo decir que es desconcertante que en una época donde estamos disfrutando de las libertades para expresarnos y comunicarnos, dichas libertades se utilicen para tratar de amordazar la creatividad y el descubrimiento de nuevas formas de interpretar y vivir un mundo de fantasía.

Antes de continuar, quiero advertir que puede haber spoilers de los primeros dos episodios. Uno de los más sonados y que me parece realmente inaudito es el color de piel de algunos personajes. De acuerdo a una nota del sitio Cine Premiere1, los fans más acérrimos de la Tierra Media afirman que los escritores de Los anillos de poder, en su afán de mostrar inclusividad, están realizando cambios insoportables. Según ellos, Tolkien jamás mencionó que en su universo existieran personas de color, razón de que sea un error garrafal la inclusión de actores como Lenny Henry (1).

Lenny Henry interpreta a uno de los líderes de los pelosos, seres que son muy parecidos a los hobbits y que podrían ser sus antepasados. Al respecto, el actor declaró lo siguiente: No tienen problemas para creer en un dragón, pero sí tienen problemas para creer que una persona negra podría ser miembro de la corte. O que una persona negra podría ser un hobbit o un elfo (2).

Y no podría estar más de acuerdo con Leny en su comentario. Somos una sociedad constituida por una enorme y rica diversidad de opiniones, sentimientos, orígenes e historias. Hemos evolucionado de manera muy dolorosa a través del tiempo como para empezar a molestarnos porque en una obra de fantasía se le de protagonismo a alguien de tez oscura.

Estos dos primeros episodios me han parecido una digna representación del universo de Tolkien. Si, se siente en momentos pesada y lenta, quizás se están tomando las cosas con demasiada calma, pero la semilla de estos primeros capítulos parece que fue plantada en tierra fértil y para el tercer episodio ya debe llevarnos con mas velocidad y emoción hacia el mundo fantástico de la Tierra Media. La decisión de convertir a Galadriel en la protagonista es interesante y la elección de la prácticamente desconocida Morfydd Clark para representarla es una apuesta que hasta el momento tiene buenos momios.

Los Anillos de Poder es una serie que seguirá siendo polémica, pero por lo mostrado en los dos primeros episodios, se vislumbra una serie de época que más allá de que sea la más cara de la historia, emocionará a nuevas generaciones para adentrarse en el universo Tolkien. Al menos a mí ya me dieron ganas de leer de nuevo el Hobbit y el Señor de los Anillos, y hacer un maratón con las versiones extendidas de la trilogía creada por Peter Jackson allá en el 2000. ¿Quién se apunta?

Referencias

1. https://www.cinepremiere.com.mx/los-anillos-de-poder-review-boming.html

2 https://www.independentespanol.com/noticias/racismo-lenny-henry-rings-of-power-b2157147.html

__

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, esto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.

Compartir en
Descargar

Kinetoscopio

Marco A. Hernández Maciel

Nació en La Paz a inicio de los 80’s. Es Licenciado en Ciencias de la Comunicación por el Tec de Monterrey. En 2006 dirigió el corto “Maldito Murphy” con la beca “Jóvenes Creadores”. Ha sido docente en la UABCS, Universidad de Tijuana y Universidad Mundial en guionismo y producción audiovisual. No puede evitar decir “I’m Batman” con voz rasposa, balbucear diálogos de “Volver al Futuro”, elogiar a Hitchcock o llorar al ver “Toy Story 3”.

Compartir
Compartir