Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

La estación de bomberos embrujada de San José del Cabo

25-Jun-2020

ARTÍCULO Por Gilberto Manuel Ortega Avilés
Fotos: Internet

California Mítica

Por Gilberto Manuel Ortega Avilés

 

San José del Cabo, Baja California Sur (BCS). La labor del bombero es ampliamente reconocida por su heroísmo, pueden llegar a arriesgar la vida por proteger y salvar a los demás. Están preparados para enfrentarse al fuego, rescatar personas en peligro y atender emergencias. Pero, en la estación de bomberos de San José viejo, los bomberos han tenido que enfrentar una situación inesperada cuando sus guardias nocturnas se convirtieron, hace diez años, en experiencias de ultratumba donde se registraron muchas apariciones espectrales.

Miembros de la estación de bomberos de San José viejo, la cual se encuentra ubicada donde anteriormente estaba La Casa del Pueblo, sitio en el que solían realizarse velatorios populares, aseguraron que desde que se abrió dicha base, habían sido objeto de varios sustos y encuentros con seres del “más allá”.

También te puede interesar: Ghostbusters, misterios y curiosidades a 38 años de su estreno

En la estación – relatan –, desde siempre se ha escuchado por las noches ruido de gente hablando, personas que caminan arrastrando algo, risas y llantos de niños, pero cuando acuden a revisar el lugar de donde provienen los sonidos, no hay nadie en el sitio.  Sin embargo, las experiencias se fueron haciendo más terroríficas al pasar de los meses, ya que varios elementos llegaron a ver personas que aparecían y desaparecían en las paredes.

Los bomberos mencionan que los hechos paranormales se han registrado siempre después de medianoche.  Han visto una mujer, dos hombres y un niño de aproximadamente 2 años.

Una de las apariciones más notorias, le aconteció a un elemento que se encontraba fuera de la estación, porque era el encargado de la radio, el cual en una ocasión observó a un hombre de complexión robusta que caminaba hacia la base, el hombre se encontraba totalmente en las sombras por lo que ver su rostro fue imposible para el bombero quien, pensando que era alguna persona que necesitaba ayuda, fue a buscarlo, pero este hombre se ocultó detrás de un pilar y al llegar al lugar el bombero se dio cuenta que no había nadie.

De igual manera, durante una guardia nocturna, otro elemento de la estación relata haber visto a una joven mujer vestida de blanco ingresando al patio; el bombero, al pensar que la dama se encontraba en algún apuro buscando ayuda, salió a su encuentro pero, para su sorpresa, presenció cómo la mujer se desvaneció en la pared de los baños.

Uno de los encuentros más aterradores fue cuando un bombero por la madrugada se levantó a buscar algo en la cocina que se encuentra en la parte de atrás de la estación, y al prender la luz de la habitación, observó a un hombre de mediana edad por la ventana que daba a la parte de atrás del edificio, riéndose de manera macabra y con ojos con un brillo rojizo.

El ángulo hacía imposible que fuera su reflejo, y el espacio entre la ventana y los barrotes no era mayor a 10 cm, por lo que toda la situación resultaba inverosímil; el bombero corrió asustado a avisarles a sus compañeros, de quienes se hizo acompañar para revisar lo que estaba pasando, pero al volver no encontraron a nadie.

La evidencia más escalofriante fue cuando un elemento se encontraba en la parte de afuera de la estación, y en ese momento se le cayó su teléfono celular; para revisar que no se hubiera dañado comenzó a usar todas las funciones del mismo pero al abrir la cámara se dio cuenta que no podía tomar fotos, después de insistir un rato logró tomar varias fotos al azar. Al revisar las fotos, se dio cuenta que en ellas aparecía retratado un niño de 3 años aproximadamente, el cual obviamente no se encontraba en el lugar, ya que eran las 2 de la mañana. El misterioso niño aparece en dos de las fotografías, la primera en el área de juegos y la segunda asomando medio cuerpo sobre una barda que divide al parque con la estación de bomberos.

Algunos de los elementos atribuyen estos fenómenos paranormales a que la estación se ubica donde anteriormente era regular velar difuntos, por lo que es posible que el alma de algunos de estos fallecidos aún se encuentre penando en el lugar, lo cual podría ser una explicación a la enorme cantidad de apariciones espectrales en este sitio.

La historia anterior fue publicada en un periódico de Cabo San Lucas hace aproximadamente 10 años.

 

__

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, esto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.