Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

Jurassic World: Dominion. La creatividad en vías de extinción

08-Jun-2022

RESEÑA Por Marco A. Hernández Maciel
image_pdf

Kinetoscopio

Marco A. Hernández Maciel

 

 

País: USA
Año:2022
Director: Colin Trevorrow
Elenco: Chris Pratt, Bryce Dallas Howard, Sam Neill, Jeff Goldblum.

Hace ya varios millones de años, un asteroide cayó en la Península de Yucatán y con ello, propició la extinción de los dinosaurios. Pero en 1993 llegó Steven Spielberg para revivirlos en la mítica película Parque Jurásico, y ahí se mantuvieron con altibajos viviendo en la gran pantalla hasta que otro evento cataclísmico amenaza con extinguirlos, ahora de las salas de cine. Y ese evento cataclísimo no es otra cosa que el más reciente film dirigido por Colin Trevorrow, Jurassic World: Dominion.

Si bien las anteriores entregas, alcanzaron a ofrecer algo nuevo y estimulante para el mundo de los dinosaurios, se notaba un desgaste de ideas que a base de efectos especiales y acción desmedida pudo lograr una fórmula exitosa. Pero ese catalizador de espectacularidad ya no fue suficiente para esta entrega. La fórmula está agotada, y ni la adición de personajes muy queridos como el Dr. Alan Grant interpretado por Sam Neill y al Dr. Ian Malcolm interpretado por Jeff Goldblum logran salvar este proyecto.

También te podría interesar: Top Gun Maverick

En este caso, el guion que fue escrito por el mismo Trevorrow y Emily Carmichael hace un reciclaje de ideas que se tornan cansadas, repetitivas, fuera de tono y lugar. La premisa es sumamente inverosímil (y eso que estamos hablando de dinosaurios revividos mediante ingeniería genética) y aunque tratan de resaltar aspectos de bioética y algo que podríamos llamarle capitalismo científico, hay agujeros enormes en su estructura dramática que podrían ejemplificar de manera perfecta el concepto de lazy writing (guionista flojo). Si, hay muchos dinosaurios, desde el primer minuto se ven y son espectaculares, pero atiborrar la pantalla y no darles el tratamiento adecuado es un desperdicio de recursos narrativos cuando tienes en tus manos uno de los elementos más poderosos que ha llegado a las salas de cine.

Sin emoción, sin objetivos claros. La historia se decanta por la espectacularidad y en crear héroes de acción que usan la fuerza en vez del intelecto. A diferencia de aquella película de 1993, donde el ingenio y la astucia prevalecía, aquí se intenta resolver con algo de comedia sosa y acción sin contemplación que por momentos hacen recordar la evolución de la saga de Rápido y Furioso.

Más explosiones, más artefactos, más fuerza física, más violencia, más efectos especiales, más ciencia loca, pero muy poco de inteligencia para utilizarlas.

__

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, esto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.