Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

Cinco días circulares, de Estela Davis

25-Sep-2019

RESEÑA Por Ramón Cuéllar Márquez

FOTOS: Cortesía.

El librero

Por Ramón Cuéllar Márquez

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). Estela Davis tiene una larga trayectoria como escritora y rescatista de las tradiciones culturales de Baja California Sur. No obstante, es su obra literaria la que sobresale con especial interés por parte de lectores y crítica, donde destacan dos obras fundamentales de su narrativa: La perla del mojón y Cinco días circulares. El espíritu de sus historias tiene ese toque provinciano que logra atraparnos de modo particular, pues se trata del espejo donde muchos nos vemos reflejados, mundos que adquieren dimensión universal a partir de la descripción y andanzas de personajes locales, que bien podrían andar en cualquier rincón de nuestra Latinoamérica.

Y con propósito de una nueva edición de su novela Cinco días circulares (ISC, 2019) es que ahora hablaremos un poco de ella, puesto que será durante el Encuentro Literario Lunas de Octubre —a finales del mes— donde se presentará para gozo de los nuevos lectores y de aquellos que ya la habíamos disfrutado. Así que digamos que esto es una primicia para los lectores de CULCO BCS.

También te podría interesar: Manita, no te cases de Guadalupe Nuño

Cinco días circulares es una historia de enredos, pasiones, emociones, que tiene un sentido del humor agudo que nos permite conocer sobre las costumbres en las que se ven envueltos personajes de lo más variopintos, que desfilan ante los acontecimientos de la visita de un presidente de la República y todo lo que implica: el control absoluto del otrora Estado Mayor Presidencial para que el máximo jefe arribe sin contratiempos ni peligros.

FOTO: Internet.

Son los tiempos en que el partido único comenzó a perder poder, pero todavía lo hacía patente a través de sus figuras de control político, como las instituciones militares y policiacas. Sin embargo, al principio el pueblo de Loreto, aunque aquello es de suma importancia, trata de tomarlo como algo de la vida cotidiana, sin que ello signifique que no traten de aprovechar las circunstancias, se ven de pronto todos enredados en la madeja de los placeres que el poder despierta, y terminan por enloquecer: quieren ser la cabeza, la figura más destacada, aquel al que El Presidente habrá de reconocer para la posteridad y que hasta podría cambiar sus vidas.

Conforme avanza la narración, nos damos cuenta de que todos de alguna manera intentan darle sentido a sus vidas y a sus pequeños egos regionales, tan necesitados de que un suceso de ese tipo los saque de sus vidas grises y mediocres.

La eficacia del estilo en esta novela es que tiene la capacidad de narrarnos de manera simple y al mismo tiempo profunda, las relaciones de la condición humana, de cómo nuestra naturaleza primitiva y pueblerina puede perder los estribos con tal de sobresalir sobre los demás, sin importar si aplastamos a alguien en el camino. Hombres y mujeres revolucionan su vida cotidiana en esos cinco días circulares, de jueves a domingo, un vendaval que despierta sus más bajos instintos, los chismes y las más evidentes e incontrolables emociones, que sólo quieren un pedacito de la importancia de estar cerca del presidente, y que nos recuerda las viejas farsas del siglo XIX, que entre risas nos percatamos de que podemos burlarnos de nosotros mismos y de nuestras costumbres.

Así que ya lo sabe, dese una vuelta por las Lunas de Octubre, compre el libro y conozca a Estela Davis. No se arrepentirá.

__

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, esto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.