Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

Asiste al Festival Internacional de Cine de Los Cabos, desde casa

11-Nov-2020

RESEÑA Por Por Marco Hernández Maciel

 

FOTO: Internet.

Kinetoscopio

Por Marco A. Hernández Maciel

 

La Paz, Baja California Sur (BCS) . Si el 2020 fuera una película, estaríamos en la transición del primer al segundo acto, donde algunos pequeños triunfos parecen darle salida al problema pero el villano aún luce poderoso, inconmensurable e imposible de derrotar. Y en esas transiciones, cuando todo parece perdido, hay algunas situaciones que levantan el ánimo, que nos hacen recobrar fuerzas y comprender que si bien las cosas cambiaron, no por ello debemos detener el camino. Y el Festival Internacional de Cine de Los Cabos es justo eso, una pequeña pero importante victoria ante esta pandemia que nos trae azorrillados.

Y eso es porque los festivales de cine han encontrado la forma de no rendirse ante las cuarentenas y los nuevos protocolos y han encontrado una solución que es magnífica, incluyente y que seguramente llegó para quedarse: hacer un festival en línea. Es claro que no hay nada que pueda compararse con la experiencia de un festival presencial, con sus alfombras rojas, glamour, olor a palomitas y, desde luego, las proyecciones en la gran pantalla; pero lo cierto es que no siempre ni cualquiera tiene la oportunidad de acudir a un festival de las proporciones como el de Los Cabos (una experiencia notable, aquí pueden checar una reseña del 2018), y con el formato online se abre esta oportunidad a todo el país.

También te podría interesar: Borat: siguiente película documental. Comedia incómoda para combatir a la postverdad

¿Cómo va a funcionar? Es muy sencillo. A partir de hoy, 11 de noviembre, entras a la página oficial del festival www.cabosfilmfestival.com y creas tu cuenta. Es importante que uses el navegador Microsoft Edge o Safari pues son los que pueden soportar el servicio de streaming. Después de hacer tu cuenta, puedes revisar la programación y seleccionar la película que quieres ver. Hay que estar al pendiente del horario de programación de cada película pues, si bien todas son gratuitas, estas tienen un límite de 1000 reproducciones, algunas menos, y cuando se alcance este número ya no estará disponible. Después de “rentar” tu película, tendrás 24 horas para verla antes de que tengas que esperar quien sabe cuanto para que esté de nuevo disponible en cines o en streaming de manera comercial; además que te estarás perdiendo una oportunidad única para ver las producciones que dominarán la crítica y la temporada de premios que está por iniciar.

Y hablamos de dominar, porque el Festival Los Cabos ha ofrecido una selección importantísima durante todo su historial del cine nacional e internacional y seguramente este año no será la excepción. Por ejemplo, aquí se han exhibido grandes trabajos como “Roma” de Alfonso Cuarón; “El Irlandés” de Martin Scorsese; “El Hombre que Mató a Don Quijote” de Terry Gilliam; “Pájaros de Verano” de Cristina Gallego y Ciro Guerra; o “Cómprame un Revólver” de Julio Hernández Cordón.

¿Qué nos espera este año? La selección promete ser excelente y tendremos el ojo puesto en producciones como “Kajillionaire” de Miranda July que inaugura el festival; “Off the Road” de José Permar (una producción que promete adentrarnos en las entrañas de las brechas bajacalifornianas); “Relic” de Natalie Erika James; y la película de clausura “Shirley” de Josephine Decker.

Seguramente alguien ya lo dijo, pero no hay cosa que nos haga avanzar más y mejor que la adversidad, y ante esto el Festival de Cine de Los Cabos se adapta, se renueva y seguramente saldrá fortalecido para cuando podamos volver a nuestra normalidad, cuando por fin podamos derrotar al virus y regresar a lo que más disfrutamos. Pero también ¿por que no? Pensar en un formato híbrido para todos los que no podemos asistir de manera física. Quizás me estoy adelantando mucho, pero creo que es una idea que se puede considerar.

__

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, esto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.