Apagones en Baja California Sur, soluciones difíciles

image_pdf

 

 

 

 

 

 

 

 

Explicaciones Constructivas

Noé Peralta Delgado

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). El día 29 de julio del 2019, fue la fecha clave donde se inició en Baja California Sur una serie de apagones de energía eléctrica que vino a cambiar hasta el momento el modo de vida de los sudcalifornianos que no se pueden acostumbrar al intenso calor veraniego desértico. Ese día, según noticias y usuarios de redes sociales, los municipios de La Paz y Los Cabos fueron los más afectados y en menor medida Comondú y Loreto.

Se dice que, para grandes problemas, grandes soluciones, y esto es lo que realmente no pasó con el servicio eléctrico en Baja California Sur, donde la demanda de energía en la población esta aumentado exponencialmente mientras que la producción o generación de la misma, básicamente está estancada.

También te podría interesar: Apagones en Baja California Sur: claves para entenderlos

Según reporte de la dra. Jaqueline Valenzuela Meza, directora del Centro de Energía Renovable y Calidad Ambiental, A.C. del estado de BCS, conocida como CERCA, dice que la capacidad de energía requerida aproximada para el año 2019, cuando empezaron los apagones fue de 1,000 megawatts; pero la Comisión Federal de Electricidad nomas tenía instalada infraestructura para producir 909 megawatts y por falta de mantenimiento en las plantas generadoras, únicamente se estaban produciendo 700 megawatts. En el año 2020 y 2021 bajó la demanda de energía derivada de la pandemia mundial, por lo que la producción pudo abastecer de manera regular (Nota del periódico estatal-digital tribuna de México).

Pero la solución a tanta demanda, que va creciendo con el paso de los años, tiene un gran problema y es de la inversión. Todo tipo de inversión genera un gasto económico enrome aunado a que la construcción de cualquier tipo de infraestructura se lleva tiempo de terminar, y tal vez tarden años en que empiecen a generar energía; pero lo más importante es que se tiene que prever que tanta población tendrá Baja California Sur en los años siguientes.

El desarrollo de energía limpias vino a calmar un poco la demanda, sobre todo la proveniente de los rayos solares, pero tiene la gran desventaja que produce energía únicamente en el día y según expertos en el transcurso de un día de luz solar la captación de energía puede variar, por lo que se tiene que recurrir a su almacenamiento, que no se tiene.

Del tema anterior, y como una posible solución se tiene que si se procede a la construcción de grandes baterías solares de almacenamiento que nos permitan guardar la energía excedente proveniente de las placas solares y utilizarse en días nublados ó en la noche. La construcción de baterías solares ayudaría en mucho con los parques solares que ya se tienen en existencia y en funcionamiento en el municipio de Comondú.

La construcción de nuevas plantas de generación de energía eléctrica que funciones con combustible fósiles y gas natural es la solución que ya se está realizando, donde el gobierno federal anunció en días recientes la construcción de 3 plantas en la zona de Los Cabos y de La Paz. El proyecto aún no se empieza y todavía no se tienen contemplado la fecha de término, pero si se habló de una inversión 76 millones de pesos, donde el estado aportará el 60% y la federación el restante 40%, información del periódico sudcaliforniano.

Si se terminan en tiempo y forma, esta solución que aun costosa, vendría a solucionar la demanda a corto plazo, pero se tiene el gran inconveniente de la contaminación que pueda generar al medio ambiente, donde las plantas generadoras actuales emiten grandes cantidades de humo contaminante, y estas nuevas vendrían a aumentar dicha contaminación del aire sudcaliforniano.

Por último, y una muy arriesgada solución es la construcción de un cable submarino que nos permita unir nuestro sistema de electricidad con el macizo continental mexicano, donde en aquel lugar tienen una buena distribución de energía, producida por grandes presas hidroeléctricas. No se sabe el costo, pero implicaría mucho presupuesto por parte del gobierno, que lo tendría que ver como una inversión a muy largo plazo ó como una ayuda a la población de BCS, más que como negocio.

Seguir construyendo parques solares e iniciar con la construcción de baterías solares de almacenamiento, implica en mucho asociarse con la iniciativa privada, aunque también el gobierno federal puede construir parques solares. Hasta ahora y con tanta demanda, las plantas generadoras privadas de energía eléctrica están haciendo su negocio redondo con el gobierno, ya que al establecerse el precio de acuerdo a la oferta-demanda, se tiene que el kilowatt que se produce y se vende en la entidad sudcaliforniana está muy por encima del costo que se maneja en el macizo continental mexicano.

Como quiera que se vea de las 3 soluciones, todas implican dinero y tiempo, por lo que el gobierno deberá de implementar una solución bien planeada y no dar paso a soluciones temporales, que dejan a la población con tandeos de energía eléctrica, como si fuera el servicio de agua potable.

Escríbenos…

noeperalta1972@gmail.com

 

—–

 

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, ésto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.

Compartir en
Descargar
   Veces compartida: 97

Explicaciones Constructivas

Noé Peralta Delgado

Ingeniero Civil egresado del Instituto Tecnológico de La Paz en 1995, con Maestría en Valuación Inmobiliaria, por la Universidad Autónoma de Durango. Oriundo de Ciudad Constitución, Baja California Sur, donde nació el 19 de agosto de 1972 y donde actualmente radica; se desempeña como constructor de obra civil y proyectos topográficos principalmente. Tiene en su historial haber fundado el Colegio de Ingenieros Civiles de BCS, sección Comondú, en el año 2005, y participar activamente en cursos y reuniones afines al quehacer de la ingeniera civil. En el trienio 2015-2018, se desempeñó como director de Catastro Municipal en Comondú, donde se especializó en temas relacionados con la tenencia de la tierra, a través del diplomado en catastro multifinalitario en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

Compartir
Compartir