Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

Busca Congreso proteger a jubilados ante voraces instituciones de crédito

17-Oct-2019


FOTO: Internet.

La Paz, Baja California Sur (BCS). La XV Legislatura de Baja California Sur aprobó por unanimidad la proposición con punto de acuerdo presentada por el diputado José Luis Pérpuli Drew, para solicitar a la Cámara de Diputados se modifique el Artículo 123 Constitucional y evitar que las pensiones de los jubilados estén sujetas a retenciones, descuentos, deducciones o embargos por parte de instituciones crediticias voraces, que incrementan las deudas hasta en un mil por ciento, informó el Congreso del Estado.

El punto de acuerdo también incluye la solicitud al director de CONDUSEF para que informe a la legislatura de Baja California Sur, si han realizado revisiones a los contratos de adhesión de las instituciones de crédito que operan la entidad e informe cuántas de ellas tienen cláusulas abusivas; así como el procedimiento que se siguió para la supresión de las mismas en dichos contratos.

Al someterlo a consideración del pleno el voto fue por unanimidad, al igual que un exhorto a Oscar Rosado Jiménez, presidente de  la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), para que la dependencia a su cargo defienda al ciudadano José Antonio Ruiz del cobro injusto que la institución financiera “Préstamo Feliz” hace, prácticamente secuestrando casi la totalidad de su pensión mensual del ISSSTE, puntualizando que son miles de casos similares en el estado y millones en el país, donde estas instituciones de crédito (que han proliferado), se cobran a lo chino, perjudicando severamente a los pensionados.

Por circunstancias fortuitas y de fuerza mayor, a Toño Ruiz se le presentaron complicaciones que impidieron solventar a tiempo los compromisos contraídos con la institución citada, al no obtener facilidades para cumplir con el pago de los saldos vencidos, “Préstamo Feliz” se empezó a cobrar los saldos vencidos y mensualidades de la pensión que recibe del ISSSTE, (que asciende a nueve mil seiscientos pesos), sólo le deja 60 pesos en la cuenta de su pensión y también le han secuestrado sus aguinaldos que recibe a finales de año.

Cabe destacar que la cuenta inicial del préstamo era de 30 mil pesos, pero a dos años de distancia la suma asciende a 248 mil pesos; prácticamente impagable y la institución se niega a llegar a una negociación que le permita solventar los saldos vencidos.