Huellas por nuestro planeta (II). Huella hídrica

image_pdf

FOTOS: Internet

La Paz, Baja California Sur (BCS). Cómo lo mencionamos en la entrega anterior, existen diferentes formas de calcular y conocer nuestros pasos por el planeta, es decir, que tanto estamos consumiendo de él y a la par que tanto debemos o podemos consumir para que los recursos no se vean comprometidos y tengamos una vida sustentable, es decir, consumir lo necesario y dejar recursos para que las siguientes generaciones puedan subsistir con la misma o mejor calidad de vida que nosotros. Entre ellas las más conocidas son, la huella ecológica, la huella de carbono y la huella hídrica. En este artículo, hablaremos de la huella hídrica, dejando para posteriores entregas las siguientes.

Entonces, ¿Qué es la huella hídrica?,  de acuerdo con el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua, la huella hídrica, es la apropiación humana del agua dulce, es un indicador tanto del volumen de agua utilizado para producir algo, como de su origen.

También te podría interesar:Huellas por nuestro planeta (I). Huella ecológica

FOTOS: Internet

El término fue propuesto en 2002 por los investigadores de la Universidad de Twente (Países Bajos) Arjen Hoekstra y Mesfin Mekonnen, que establecieron esta variable para obtener información valiosa sobre el consumo real de agua y los usos que hacemos de ésta, desde las fuentes superficiales y subterráneas pasando por toda la cadena de producción y distribución hasta llegar al producto final.

De tal forma que, podemos calcular el impacto que generamos por hacer uso de cualquier producto, bien o servicio. Por ejemplo, el uso de una hoja de papel equivale a 10 litros de agua dulce, mientras que comer una naranja 50 litros, por mencionar algunos. Es decir, el estudio de la huella hídrica nos permite visualizar el uso oculto del agua y nos indica el camino por el que transita a través de un producto, proceso, industria, consumidor, cuenca, estado o país, lo cual nos da la posibilidad de evaluar su sostenibilidad e identificar cómo y dónde el consumo en un lugar impacta los recursos hídricos en otro sitio.

Algo importante a resaltar es que, además del origen, también será delimitada por otras sub-huellas, agua de lluvia (huella hídrica verde), agua superficial y subterránea (huella hídrica azul), y agua contaminada (huella hídrica gris), las cuales fueron establecidas en 2008 el profesor Hoekstra en la Water Footprint Network, donde explican la diferencia entre cada una de ellas:

  • Huella hídrica verde (precipitaciones retenidas en el suelo): Es aquella que procede del agua de lluvia o de nieve incorporada en el producto y que queda almacenada en el suelo de manera superficial al alcance de las plantas, que la devuelven a la atmósfera mediante evapotranspiración, que la devuelven a la atmósfera mediante evapotranspiración.
  • Huella hídrica azul (ríos, lagos y acuíferos): Es el agua que procede o se capta de fuentes naturales o artificiales (superficiales o subterráneas) mediante infraestructuras o instalaciones. Equivale al consumo directo de agua dulce en los procesos de fabricación de bienes e incluye el agua de riego.
  • Huella hídrica gris (necesaria para que el medio receptor asimile los contaminantes vertidos): Hace referencia a la calidad y se trata de la cantidad de agua contaminada en los procesos y que posteriormente requiere un tratamiento para cumplir con la normativa sectorial del cauce u organismo receptor de los vertidos finales del proceso.

Cómo la huella ecológica, cada país posee una huella hídrica diferente en función de la cantidad de bienes y servicios que es capaz de generar y consumir, del grado de disponibilidad del recurso y de su calidad, es decir, del grado de contaminación o sobreexplotación. A nivel mundial China, India y Estados Unidos son los países con mayor huella hídrica pues acaparan el 38% del consumo de agua. Por ello es tiempo de reconocer que los problemas del agua no pueden ser resueltos solamente mediante su gestión.

Claro que es un trabajo de todos, reducir y hacer uso correcto del agua, pero también podemos comenzar desde lo personal y local, más cuando nuestro Estado esta en una crisis del recurso, por ello te dejamos aquí algunos consejos:

  • Aplicar medidas eficientes de aprovechamiento de aguas
  • Consumir productos de proximidad con el fin de evitar la huella hídrica virtual
  • Reducir el consumo de determinados alimentos más demandantes de agua
  • Asumir la economía circular para reducir el consumo  (de la cuál hablaremos en otra entrega)
  • Concienciar sobre un uso responsable del agua en nuestro día a día

 

Referencias 

(1) Gobierno de México. Huella hídrica. Consultado 01 de agosto de 2022.

(2) Chile en Desarrollo. ¿QUÉ ES LA HUELLA HÍDRICA Y POR QUÉ ES IMPORTANTE? Consultado 03 de agosto de 2022.

__

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, esto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.

Compartir en
Descargar

Colaboración Especial

Ariadna Esmeralda Ávila García

Doctora en Ciencias Marinas y Costeras por, con formación como Bióloga Marina por la Universidad Autónoma de Baja California Sur.  Estudia la simbiosis, de invertebrados. Participa en aspectos de divulgación de la ciencia de forma escrita, presencial, virtual y realiza monólogos y standUp científicos.

Compartir
Compartir