Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

Hipersexualización en la infancia, o cómo volvemos a las niñas objetos sexuales

16-Oct-2020

ARTÍCULO Por Andrea Elizabeth Martínez Murillo

FOTOS: Internet

Sexo + psique

Por Andrea Elizabeth Martínez Murillo

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). Acabamos de pasar el Día Internacional de las Niñas, conmemorado el 11 de octubre, y, pese a que en redes sociales se subieron diversas publicaciones sobre el porqué es necesaria esta fecha, otros post parecían tomar el día como el 30 de abril, más un festejo que un día de reflexión. Pero, ¿por qué un Día Internacional de la Niña?

El Día Internacional de la Niña se estableció el 19 de diciembre de 2011 en la resolución 66/170 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), deviene de instrumentos relativos a los derechos del niño, en particular los relativos a la niña, con inclusión de la Convención sobre los Derechos del Niño, la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer y la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad. Busca el bienestar integral de las niñas, pero, sobre todo, erradicar cualquier tipo de violencia que las niñas pudieran estar viviendo. Y como sabemos, México es tristemente célebre en ejercer violencia hacia cualquiera que tiene o quiere tener una vulva.

También te podría interesar: Aborto legal: no lo pedimos, lo exigimos

Desde violencia económica, psicológica, social, física, verbal, patrimonial, hasta sexual, las niñas de nuestro país han sido el blanco perfecto para nuestro sistema social. Para empezar, por ser infantes no se les reconoce su capacidad para pensar libremente, es común escuchar en los hogares mexicanos en casa se hace lo que yo diga, instaurando la obediencia ciega — tan peligrosa a esta y cualquier edad— y no el libre pensamiento. Como niñas, se les obliga a comportarse como mini adultas: no corras, no saltes, no te trepes, no te ensucies, no hables… en fin, el mensaje es claro, no seas niña, no te comportes de acuerdo a tu edad, actúa como alguien mayor.

Y es precisamente este último punto, sobre lo que quiero incidir en este artículo, el cómo hemos obligado a nuestras niñas a ser mayores y a la vez a odiar sus cuerpos, hablo de una violencia enorme que hemos normalizado, invisibilizado e incluso legitimado a niveles insospechados, la hipersexualización en la infancia, la sexualización de expresiones, posturas o códigos de vestimenta, actuar o pensar impuestos a las niñas. Básicamente, es hacerlas vivir una infancia como objetos sexuales.

Me imagino que, al leerlo así, de golpe, puede parecer hasta agresivo decir que como sociedad educamos a nuestras niñas para ser un objeto sexual, pero revisemos la evidencia:

  1. Concursos de belleza. No solo es vestir a las niñas con poca ropa y exhibirlas ante un público, también es la preocupación casi obsesiva por ser perfectas a los 4 o 5 años de edad. Un gran número de niñas que participan en estos concursos tiene sesiones de bronceado, diversas operaciones en nariz, pómulos o barbilla, además de inyectarse Botox de forma recurrente, y en los casos más extremos como el de Maddy Jackson, sus padres han pagado por implantes de senos y nalgas para lucir “mejor”. 
  2. Maquillaje infantil. El problema no es que las niñas se maquillen, a muchas les gusta jugar con eso — a veces por identificación con los padres, como un juego de roles—, el problema es la raíz del porqué las niñas se quieren maquillar, es decir, no debería ser normal como sociedad, instigar a nuestras niñas a ser o verse adultas o a resaltar su físico como atributo principal.
  3. Preguntar por novios. Por un lado, son niñas, lo único que conocen del amor son las películas Disney, que solo perpetúan estereotipos rancios del amor romántico y lo que observan de los adultos a su alrededor, que para los porcentajes de violencia que tenemos en nuestro país, podemos asumir que en su mayoría no hay modelos adecuados, y, por otro lado, se da por sentado que las niñas son heterosexuales, y que, si no tienen esta orientación, hay algo mal con ellas.
  4. Bailes sexualizados. Que parecen divertir más a los espectadores que a las participantes. Además, hay otras acciones que hacemos como darles besos en la boca, pidiéndoles que posen sexy para la foto o video, dejando que vean películas, series, o páginas en internet que no corresponden a su edad, presionarlos para besar a alguien y romantizarlo, entre otras. 

Pero, ¿por qué todo esto es un problema? “Si solo son bailes, o un poquito de maquillaje”, bueno, es un grave problema estar fomentando en la mente de las niñas que deben venderse como sexys para ganar la aprobación de un sector mayormente masculino. De aquí se desprende la cultura de la pedofilia por ejemplo, en donde las mujeres deben depilarse o no se les tiene que notar las arrugas o las canas, porque los cuerpos jóvenes y lampiños son mejores o se aceptan más, y ¿quiénes tienen cuerpos lampiños y pieles tersas? Las niñas. De igual forma, la hipersexualización delimita un modelo de mujer ideal basado en sus atributos sexuales.  En palabras de la psicóloga Cecilia Rodríguez:

Por un lado la sexualidad es un tema tabú, pero además vivimos en una sociedad moderna, donde se habla de valores internos, donde se dice abiertamente que debemos cultivar y valorar los valores y cualidades internas, más allá de lo físico. Sin embargo, los medios muestran otra cara haciendo uso de mensajes subliminales exponen el éxito en mujeres y hombres que tienen valor sexual.

Por otro lado, al crecer con estos estereotipos sexualizados, promovemos que su autoestima o valor propio sea medido por cuan hermosas o provocativas son, lo que puede desencadenar en baja autoestima, trastorno de ansiedad, trastorno de la conducta alimenticia, pero, sobre todo, las vuelve posibles víctimas de violencia sexual.

Aunque prevenir la hipersexualización infantil es algo complicado, ya que los medios masivos de comunicación así como la sociedad actual lo perpetúan, si hay acciones que podemos comenzar a implementar para prevenirla. En primer lugar, identificar estas señales en las niñas o niños que tengo a mi alrededor, dosificar y supervisar contenidos, fomentar la comunicación, pero, fundamentalmente, dejar de festejar conductas no apropiadas, la infancia es un periodo único del desarrollo del ser humano, permitámosles crecer y desarrollarse en un ambiente adecuado para su sano, pero sobre todo feliz desarrollo.

 

Bibliografía

  • Naciones Unidas. (2009). Resolución aprobada por la Asamblea General el 19/12/2011. Recuperado de https://undocs.org/es/A/RES/66/170
  • Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (2020). ¿Cómo afecta la hipersexualización a niñas, niños y adolescentes? Gobierno de México. Recuperado https://www.gob.mx/sipinna/es/articulos/como-afecta-la-hipersexualizacion-a-ninas-ninos-y-adolescentes?idiom=es
  • (2018). Día Internacional de la Niña, ¿por qué se celebra hoy? Milenio. Recuperado de https://www.milenio.com/estilo/dia-internacional-de-la-nina-por-que-se-celebra-hoy
  • Ortiz, S. (2016). Niñas bailan perreo y profesores aplauden. El Puntero. Recuperado de http://elpuntero.com.mx/n/16011/ninas-bailan-perreo-y-profesores-aplauden

__

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, esto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.