Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

Difuntito de San José del Cabo. Niños fantasmas de La Paz y Los Cabos

30-May-2019

ARTÍCULO Por Gilberto Manuel Ortega Avilés

Foto: La Voz de Los Cabos

California Mítica

Por Gilberto Manuel Ortega Avilés

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). Aunque en muchas ocasiones, los niños fantasmas son causa de terror o miedo, como algunas películas o historias nos han hecho creer, también existe la otra cara de la moneda, aquellos niños que después de su muerte han inspirado o incluso trascendido a ella.

Un ejemplo de niños fantasma que causaba terror, era el niño que enseñaba los dientes en las calles de La Paz. Las recurrentes apariciones de El Niño que Enseña los Dientes en La Paz, tiene muchos relatos. Algunos de ellos se pueden leer en La Paz de Antaño, relatos, cuentos, leyendas y anécdotas, de Rogelio Olachea Arriola, del año 1973.

Una vez, en altas horas de la noche, caminaba por la calle Reforma una señora de condición humilde y sus pasos eran lo único que se escuchaba en esa soledad. Al llegar al crucero de la calle Ramírez, donde se encontraba la tienda de los descendientes de don Martín Avilés, vio que venía a su encuentro un niño de aparentes 7 años, el cual pasó de largo sin tomar en cuenta a la señora. La luna iluminaba todo el lugar y la señora vio cómo el niño se ocultaba en la sombra de una casa; como estaba de espaldas, le preguntó: ¿Qué haces aquí niño? Te llevaré a tu casa con tu mamá. El niño no respondió nada, entonces volvió el rostro y enseñó a la señora unos enormes dientes y una sonrisa macabra, sin ojos y con una cara brillante como la losa. Entonces el fantasma se desvaneció en medio de unos ruidos extraños y la señora se desmayó.

También te puede interesar: La Llorona. Las leyendas de La Paz y Santa Rosalía

La mujer señaló que al despertar, se encontraba rodeada de muchos curiosos, los cuales huyeron al contarles lo sucedido. Por esa época se siguieron relatando apariciones del fantasma del infante, incluso algunos llegaron a afirmar que en el lugar se encontraba un tesoro enterrado y eso ocasionaba tal aparición.

En ocasiones estas supersticiones son alimentadas por nacimientos de niños con defectos físicos, como el que se dio hace más de 100 años en Los Cabos. En San José del Cabo nació una niña con características muy extrañas, según el periódico resguardado en el Archivo Histórico Pablo L. Martínez.  La pequeña que causó temor y asombro por su rara forma. Solo vivió algunas horas después de su nacimiento, pero su presencia fue motivo de comentarios demoníacos en su momento.

El artista local Ecatl López, nos hizo un dibujo de la niña, que presentamos a continuación.

Dibujo: Ecatl López

El difuntito de San José

Como lo mencionamos, no todos los niños fantasmas son fuente de terror, el caso contrario fue José Zazueta, era un pequeño de ocho años que fue encontrado a la orilla de la playa rumbo a Zacatitos, en San José del Cabo, aproximadamente en el año 1910, él y su familia fueron arrastrados por la crecida de un arroyo y murieron.

Los vecinos que encontraron el cuerpo le dieron sepultura y construyeron una capilla en ese lugar. Poco a poco este se volvió un lugar de culto para las familias nativas del lugar, ya que año con año, cientos de familias acuden al lugar a rezar y dejar ofrendas, ya que aseguran se trata de un niño muy milagroso y ha curado muchos enfermos. La capilla es adornada con un hermoso ángel blanco que contrasta con la costa azul del mar, por dentro la capilla está llena de flores, ropa de bebe, juguetes, rosarios, cruces veladoras, y hasta trenzas de cabello humano, como agradecimiento a los favores recibidos.

Al igual que la animita de la ciudad de La Paz o la niña vidente de El Triunfo son parte del folklor y tradiciones sudcalifornianas que estamos obligados a preservar para futuras generaciones.

__

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, esto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.