Un nuevo Cabildo, una sesión… ¿Y una intentona?

image_pdf

FOTOS: Gladys Navarro.

Tiempo de Dardos

Por Gladys Navarro

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). Iniciamos la semana y con ello la primera entrega de Tiempo de Dardos, espacio donde compartiré mi opinión (algunas neuras, pues…) sobre la actualidad informativa de nuestro Estado. Cuestionar, precisar, profundizar sobre nuestra realidad es tarea diaria y de todos, me parece. Los gobiernos, partidos políticos, las instituciones, organizaciones y todos los ciudadanos tendríamos que hacer una revisión permanente de nuestros compromisos, actitudes y acciones, ser críticos y autocríticos, sólo así podremos avanzar y generar los cambios que necesitamos como sociedad, Estado y país.

Agradezco a mi amigo y colega Modesto Peralta el espacio y aplaudo el arranque de esta nueva etapa del proyecto informativo Cultura y Comunicación. ¡Adelante!

También te podría interesar: En BCS, ¿quiénes luchamos contra la minería tóxica?

Los Ayuntamientos

Ya tomaron protesta los dos acaldesas, Armida Castro y Arely Arce, así como Rubén Muñoz, Walter Valenzuela y Felipe Prado, junto con sus regidores. Como cada tres años, se instalaron los Cabildos desde Mulegé hasta Los Cabos, con los mismos actos protocolarios y los mensajes alentadores.

Bien por la esperanza, pero seamos realistas. El principal reto: el tiempo vuela. Sólo tres años tienen y el primero lo usan para lamentar la deuda que les dejan; el segundo, para un poco mostrar intención por cumplir la palabra; y en el tercero ya piensan en el siguiente cargo. En Morena, como primera fuerza política en la entidad, si de verdad quieren mostrar signos de transformación, deberán hacer cosas completamente distintas.

¿Cosas distintas? ¿Y cómo iniciaron? Vamos por partes. En La Paz, el alcalde, Rubén Muñoz Álvarez, en su toma de protesta reveló un endeudamiento de mil 780 millones de pesos. Escandaloso, sin duda. Y es que don Armando Martínez había dicho que dejaría por ahí de 300 millones (¡Vaya consuelo!). El resto le corresponde a la exalcaldesa priísta, Esthela Ponce, y las pasadas administraciones. En su discurso, don Rubén se comprometió a no impulsar ningún proyecto de “minería tóxica” y hacer de la capital un destino turístico, “¿Por qué no –dijo— el mejor lugar para vivir?”. ¿A quién les recuerda? Bueno, qué más pasó con don Rubén…

¿Intentona?

Todavía no conocían bien sus oficinas cuando sesionaron para “analizar y aprobar en su caso” la actualización de valores catastrales (o sea, aumento de predial) justificando con que era un pendiente del Ayuntamiento saliente y los tiempos legales; sin embargo, la forma llamó mucho la atención y comenzaron las suspicacias: una sesión de botepronto, en sábado y por la tarde; sin convocar con más tiempo a algunos regidores de oposición (BCS Coherente y PVEM) y tampoco a la prensa. Con todo, el orden del día se filtró y –lógicamente— despertó indignación en redes, pues no concuerda que la primera votación de un Cabildo justo de mayoría morenista sea para subir impuestos (con todo y que sea natural una actualización, pero con sus “asegunes”. Esa es otra historia…). Al final, el regidor, Pavel Castro, presidente de la Comisión de Obras Públicas, leyó un dictamen en sentido negativo y el alcalde se pronunció también por “no lesionar” la economía de los paceños. Así resolvieron.

Llamó la atención que incluso los regidores estaban confundidos al votar, pues hasta en tres ocasiones los convocaron a expresarse y sólo volteaban a verse, (¿apoco no entendían el sentido negativo del dictamen o será que los tomó por sorpresa el cambio? Diga usted…). El caso es que al final votaron en contra del aumento al predial y don Rubén dijo que eran “congruentes” con la visión de Morena de no lesionar la economía y buscar otras vías para recaudar impuestos.

A ver… Si los Regidores querían lucirse o verse del lado de la gente, fue lo último que lograron, pues en política “la forma es fondo” (de esto saben mucho los priístas, perdón, los ex priístas, ahora morenistas). Con la forma, pues, lo único que consiguieron –insisto— fue despertar suspicacias. Hasta organizaciones civiles le recordaron al Alcalde lo del Cabildo abierto ( o sea, transparentar la toma de decisiones. ¡Eso!). Si los regidores y el alcalde buscaban un “madruguete”, no lo lograron, pero qué feo habría sido, ¿verdad? Muy mal arranque…

Nombramientos

Este es otro tema que está encendiendo a las redes ( y que ampliaré en la siguiente entrega). En La Paz, por ejemplo, basta mencionar el de Fernanda Villarreal, ex expriísta y ex incondicional de Esthela Ponce, al frente de Catastro (dicen que hizo muecas cuando dieron marcha atrás al aumento, por cierto…).

Los Cabos merece una entrega solita, pero por los nombres y las fotografías que circulan, parece que quienes tendrán un peso determinante serán las familias Montaño y Agúndez, que se articulan –otra vez— junto a otros liderazgos de las “izquierdas” rumbo al 2021. ¿Será que soporten de aquí a la fecha? Mucho qué reflexionar, pero por lo pronto: qué mal que la principal apuesta no sea la formación de cuadros, sino el reciclaje político…

¡Hasta la próxima! Síganme en Twitter @gladys_rn y en Facebook: Gladys R. Navarro

Compartir en
Descargar
   Veces compartida: 84
Compartir
Compartir