Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

The Wire. La serie policiaca que sigue deslumbrando a dos décadas de su estreno

04-Ago-2021

RESEÑA por: Marco A. Hernández Maciel
image_pdf

FOTOS: Internet

Kinetoscopio

Por Marco A. Hernández Maciel

La Paz, Baja California Sur (BCS). Por allá en el 2002, The Sopranos estaba convertida en fenómeno cultural que revalorizaba las producciones hechas para televisión. También, en el 2002, se vivió uno de los momentos más agrios en la historia del fútbol nacional cuando la Selección Nacional de México perdió ante Estados Unidos en los octavos de final del mundial de ese año. Y sin duda, el mundo era un lugar más feliz, pues la industria musical aún no estaba contagiada con ese virus que vino a desatar un apocalipsis auditivo llamado —aaarrgh… uff… batallaré para escribir esta palabra—, reggaetón.

Y fue en el 2002, que de la mano de HBO llegó una serie que a duras penas llegó a cinco temporadas, que no ganó ni un Emmy, que tuvo ratings muy bajos, y que su nombre no significa mucho, ni suena atractiva: The Wire —en México fue subtitulada como Los Vigilantes. Pero a pesar de ello, dos décadas después es considerada como el mejor serial televisivo de la historia.

También te podría interesar: Pequeños Secretos: un gran reparto para una historia insignificante 

¿Y de que trata la dichosa serie? En muy pocas palabras, trata de las vidas de un grupo de policías que viven en la ciudad de Baltimore y el trabajo que realizan para investigar y conocer la vida de los delincuentes que traen en friega a la ciudad. ¿Me estás diciendo que es una serie policiaca? Sí, pero no tiene nada que ver con otras series más populares como C.S.I. o La Ley y el Orden.

The Wire, es una obra de una potencia narrativa deslumbrante y un trabajo de desarrollo de personajes prácticamente perfecto que la línea entre buenos y malos se va desdibujando para que al final los espectadores no asumamos bandos, pero si una innegable necesidad de romper la cuarta pared y ofrecerle unas palabras de aliento, un zape, un consejo o un fregadazo a las almas que vemos en la pantalla según vaya cambiando nuestro termómetro personal de empatías que suele comportarse de manera muy irregular.

Creada por David Simon quien fue reportero de la nota policiaca en Baltimore, y Ed Burns ex policía. La serie retrata de manera cruda la vida en las calles y la lucha por el control de la venta de drogas en la que se ha considerado como la ciudad con la mayor tasa de mortalidad de los Estados Unidos. Pero, también desmenuza los vicios de un departamento de policía con procesos pesados y burocratizados que en momentos podríamos pensar que la serie transcurre en alguna dependencia mexicana, más aun cuando la ambición se muestra descarnada y llegamos a inferir que la violencia en las calles es un reflejo de la corrupción en los edificios.

Recordando a Citizen Kane, la película de Orson Welles que unánimemente es considerada la mejor película de todos los tiempos, pero que en el momento de su estreno fue casi condenada al enlatamiento eterno, The Wire está construyendo ese mismo camino en la historia de las producciones para televisión. Quizás le cueste unos dos o tres capítulos acostumbrarse a esta oscuridad tan lúcida, pero así como tenemos que ser pacientes para poder movernos al entrar a una habitación sin luz, de igual forma con esta serie debemos ser pacientes para adecuar nuestros ojos, mentes, tripas y corazón para zambullirnos en ella. Y si al tercer capítulo no ha desarrollado una adicción a deambular entre las almas de Baltimore, vuélvalos a ver de nuevo, lo más seguro es que no estaba prestando atención.

__

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, esto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.