Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

Con sólo 12 años, ya ha tocado 3 veces en la Orquesta Sinfónica del IPN; vive en La Paz

09-Oct-2016

ENTREVISTA Por Modesto Peralta Delgado.
esteban_portada_secundaria

Esteban Sánchez Durán, un pequeño gran virtuoso del violín. Fotos: Modesto Peralta Delgado.

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). Tocó el 30 de abril de 2014 en el Centro Cultural “Jaime Tores Bodet” —edificio conocido como “El Queso”— para la Orquesta Sinfónica Nacional del IPNInstituto Politécnico Nacional—; en 2015 y 2016 repitió la hazaña de tocar su violín, el Día del Niño, en este recinto de la Ciudad de México. Su nombre: Esteban Sánchez Durán, un niño de sólo 12 años, quien hoy en día es el miembro de más corta edad en la Orquesta Sinfónica de la Escuela de Música del Estado de Baja California Sur.

Nació el 2 de febrero de 2004, en La Paz, donde actualmente estudia el segundo grado de secundaria en el Instituto México Bilingüe. En entrevista exclusiva para CULCO BCS, Esteban cuenta algunos de sus logros hurgando en la memoria desde que tenía 3 años —tanto ha vivido a tan corta edad—, cuando recuerda que ya sentía el gusto por interpretar música clásica.

“La invitación surgió por parte del IPN, ya que a mi mamá, en su momento, le dijeron en una convocatoria que si tenía un hijo, sobrino o algo que tocara en una orquesta (…) Cuando fue la primera vez que se hacia ese evento (el Día del Niño, en 2014), nada más fuimos como 6 ó 7 niños, y pues me gustó mucho, la primera vez, pues tocaba muy diferente, tenía 3 ó 4 meses que había estado tocando en la Orquesta del Estado (de BCS). Desde hace 2 años han aumentado el número de asistentes, este año, fueron como 25”.

¿Cómo se les seleccionó a los participantes?, se le preguntó, y Esteban contestó que “primero tiene que ser un instrumento que se pueda tocar en orquesta, luego te mandan las partituras y tienes que ser capaz de tocar, por lo menos, segundo violín, segundo clarinete; tal vez, aunque no sea principal, pero sí poder la partitura en un final, si no puedes tocar la partitura pues no puedes ir”. La Orquesta del IPN “tiene bastante tiempo, es de un muy buen nivel y pues es bastante grande, aproximadamente de unos 120 músicos. Hay una sección de violín muy grande y todos los instrumentos que se necesitan”

esteban_2

esteban_3

El más pequeño, pero no menos grande

Esteban tiene 2 años como un integrante formal de la Orquesta Sinfónica de la Escuela de Música del Estado, y aunque hay otros menores de edad, él sigue siendo el elemento más joven, sin contar con que sus estudios musicales formales comenzaron a los 5 años en la Escuela de Música, en esta ciudad. Su historia musical va aún más atrás: en 2007, cuando con sólo 3 años asiste a un concierto y le pide a sus papás que le compren un violín.

“Mis papás siempre me llevaron a conciertos y a recitales. La música me gustó desde muy chiquito, pero fue en algún cumpleaños, no recuerdo cuál —su mamá, la escritora Lorena Durán, interviene para decir que fue a los 3 años—, que me regalaron una guitarrita y pedí de regalo de regalo de cumpleaños que me llevaran también a un ensayo de la orquesta. Entonces, el Director me invitó a pasar al frente y agarré mi guitarra de juguete, y agarré un palo y empecé a tocar como si fuera un violín, y al salir estaba triste, le dije a mi mamá que estaba triste ‘porque no sonaba mi violín’, entre comillas, porque era una guitarra”.

esteban_4

Hablaron con el reconocido profesor Luis Peláez para que Esteban ingresara a la Escuela de Música, les dijo que aún no, pero que en ese momento, a los 3 años, podría darle clases especiales. El jovencito recuerda que los estudios “los dejé a los 4, pero volví a tomarlo a los 5, y hasta ahorita no he parado (…) Formalmente, a partir de los 5 años, es la menor edad en la que se pueda ingresar a la Escuela de Música, y empecé a estudiar en serio. Principalmente el profesor Luis Peláez fue el primero que me encaminó”.

Desde hace 2 años y medio, ya sube al escenario como miembro formal de la Orquesta del Estado. “Primero entré al ‘elenco C’ (a los 9 años), es como la pre etapa para tocar en la orquesta donde te preparan para todo, y una vez que faltan músicos en la orquesta grande, seleccionan a los mejores del ‘elenco C’, les dan como un mes, más o menos, de estancia en la orquesta, para quedarse ahí. Yo, como empecé a tocar el violín desde los 5 años bien, estuve mucho tiempo en el ‘elenco C’ y ya me empezaba a preocupar porque no me pasaban a la orquesta, pero en enero de 2014 me eligieron para ir a la orquesta”. ¿Qué significa para Esteban este logro? “Primero es muy demandante, es hacer lo mismo que otra personas que tienen más edad que yo, es decir, un mejor nivel, más responsabilidad, me exigen mucho, pero quiero corresponder esa responsabilidad”.

Como miembro de la Orquesta del Estado, le pagan una beca, aunque esta remuneración ha fallado mucho, confesó Esteban: “recibo disque 500 pesos al mes, es una beca, pero luego se atrasan, pasan 12 meses y no me han entregado ni un mes… Sí lo tengo pero han habido muchos problemas, han querido cambiar las cuestiones de la beca, lo que está pidiendo la Orquesta es que aumente a 750 y que sea para todos”.

esteban_5

Por último, era una curiosidad saber los gustos musicales de Esteban. “Me gusta mucho la música de los Strauss porque ahí son varios compositores, en especial El Murciélago, música de Tchaikovski, me parece que es muy emocionante su música, me parece que es bastante divertida, también me gusta mucho la música barroca y de cámara (..) Oigo música en general, orquestas el mundo que son reconocidas, por ejemplo, la Filarmónica de Berlín, la Infantil y Juvenil de Caracas, Venezuela, la de la Superior de Música de México. No me fijo en quién la toca más bien que música es (…) También oigo música electrónica, entre rock y pop, una combinación de la que ahorita ya no puedo definir las fronteras”.