Qué es una cuenca hidrológica y la utilidad de construir presas en BCS

image_pdf

FOTO: Noé Peralta

Explicaciones Constructivas

Noé Peralta Delgado

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). Con las pasadas lluvias extraordinarias producto de la precipitación del huracán Kay y qué, aunque no toco tierra directamente en una parte importante de Baja California Sur, si dejó una lluvia impresionante sobre todo en la parte central y norte del Estado.

Cuando en una región cae agua continuamente, esta precipitación pluvial va buscando su salida natural al mar o hacia una parte baja del terreno, y va formando en un inicio arroyuelos o derramaderos luego se van convirtiendo en arroyos de tamaño medio hasta llegar a formar grandes arroyos o en algunos casos ríos, hablando de la península de Baja California.

También te podría interesar: Importancia de una buena impermeabilización en las viviendas

Y es que la falta de lluvias y por supuesto de ojos de agua importantes, hacen que la península realmente no cuente con ríos de agua permanente, pero en su lugar si hay arroyos donde el agua nunca falta y aunque esté estancada, siempre se puede contar con agua para algunos riegos o alimentación del ganado; y ha ocasionado que se hayan establecido los primeros centros de población por parte de los misioneros españoles alrededor de estos arroyos. Entre los más destacados están los arroyos de San Ignacio, de Mulegé, de La Purísima, de San Javier y de San José del Cabo.

Pero en sí, ¿qué es una cuenca hidrológica? y ¿qué tan importantes son en tamaño en el Estado de Baja California Sur?

Una cuenca hidrológica es una superficie donde todo el escurrimiento pluvial del conjunto de ríos o arroyos lleguen a cierto punto y se acumule toda el agua, está delimitada por elevaciones que a su vez funcionan como fronteras o delimitaciones de otras cuencas formando parteaguas. Existen cuencas cerradas donde todo el escurrimiento va a dar una solo hueco o espacio interno, como en el caso de los llanos de Hiray en el municipio de Comondú, y también hay cuencas abiertas (que son las más comunes), y que estas van a dar al mar en forma de delta o estero en sus desembocaduras.

Dependiendo de un buen estudio de una cuenca hidrológica, va a depender la ubicación donde se puede proyectar una presa que pueda optimizar su función. En el caso de Baja California Sur existen 6 presas y están repartidas entre los municipios de Comondú, La Paz y Los Cabos.

Dentro de las cuencas de gran tamaño llama la atención la que forma el arroyo de La Bramonas en el municipio de Comondú, que es de las más grandes del estado, pero tiene la característica que en gran parte es plana o de terrenos sin cerros altos, y aun así está construida la presa del Ihuajil, que está en una zona donde apenas es un brazo de la gran cantidad de agua que desemboca en el estero de Puerto Adolfo López Mateos y que es el punto final de la cuenca.

La construcción una presa requiere de un gran estudio, pero, sobre todo, de un lugar que garantice que no vaya a colapsar por crecientes repentinas que pudiera ocasionar unas lluvias extraordinarias, como en su momento pasó con la presa de la buena mujer durante las lluvias torrenciales del ciclón Lisa en el año de 1976.

El terreno ideal para la construcción de una presa en el estado de Baja California Sur, tanto por el tipo de terreno como sus ubicaciones estratégicas entre cerros encarpados, son las zonas serranas de los municipios de Mulegé y Loreto, y es donde con las lluvias del huracán Kay, mucha gente de esos lugares se preguntó el porqué de no retener tanta cantidad de agua que va a dar al mar. Creemos que en el futuro el gobierno volteará para aquellos lugares para ir proyectando alguna obra hidráulica que pueda retener el agua de lluvias torrenciales.

La razón principal de la falta de construcción de presas en la zona norte del Estado es que la relación costo-beneficio no entra en los planes de gobierno federal, ya que al invertir una gran cantidad de dinero en la construcción de una presa no remunera por la población tan reducida de esos municipios que dicho sea de paso no generan recursos económicos suficientes para que valga la pena.

Ojalá y que México tuviera el dinero suficiente como los países árabes, y que, aunque sea poca la población se pueda guardar en presas en estos lugares tan desérticos.

Escríbenos…

noeperalta1972@gmail.com

__

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, esto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.

Compartir en
Descargar
   Veces compartida: 32

Explicaciones Constructivas

Noé Peralta Delgado

Ingeniero Civil egresado del Instituto Tecnológico de La Paz en 1995, con Maestría en Valuación Inmobiliaria, por la Universidad Autónoma de Durango. Oriundo de Ciudad Constitución, Baja California Sur, donde nació el 19 de agosto de 1972 y donde actualmente radica; se desempeña como constructor de obra civil y proyectos topográficos principalmente. Tiene en su historial haber fundado el Colegio de Ingenieros Civiles de BCS, sección Comondú, en el año 2005, y participar activamente en cursos y reuniones afines al quehacer de la ingeniera civil. En el trienio 2015-2018, se desempeñó como director de Catastro Municipal en Comondú, donde se especializó en temas relacionados con la tenencia de la tierra, a través del diplomado en catastro multifinalitario en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. 

Compartir
Compartir