Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

Gran noche de góspel en La Paz; ovacionaron de pie ‘Alegría del Mundo’

17-Dic-2018

RESEÑA Por Modesto Peralta Delgado

FOTOS: Gabriel Larios Heredia.

El Beso de la Mujer Araña

Por Modesto Peralta Delgado

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). El carisma de Dr. Dee es tan grande como su sonrisa. A pesar de su desconocimiento del español, la noche de este domingo la multifacética mujer consiguió que el público paceño aplaudiera a ritmo de góspel y que la función realizada en el Teatro de la Ciudad, termina con una ovación de pie. Este tradicional concierto navideño Alegría del mundo, realmente fue alegre y lleno de vitalidad; independientemente de nuestra fe, creo que igual podemos apreciar la calidad de éstos, que fueron, himnos de alabanza a Dios y al nacimiento de Cristo.

Ayer, poco después de las 7 de la tarde, debutó en México —y con gran éxito— los estadounidenses Dr. Dee & BYTHAX Ensemble quienes presentaron Classical Music, Afroamerican Spirituals and Gospel Music. Arriba del escenario, acondicionado especialmente para este concierto, también estuvieron la Orquesta de Cámara Luz de las Naciones; según la información previamente emitida por el Instituto Sudcaliforniano de Cultura (ISC), fueron en total 22 cantantes especialistas en música afroamericana y 24 músicos de doce naciones.

También te podría interesar: La Paz rugió con Bruno Bichir. Ovacionan de pie ‘La historia del tigre’ 

Hacia las 6:30 de la tarde una larga fila se veía afuera del Teatro de la Ciudad. Por aquí, por allá, se veían algunos estadounidenses queriendo ver a su compatriota. Antes de la función, el recinto lucía lleno —hablamos de poco más de mil 200 personas. El escenario parecía una caja de madera gigantesca, con tres pinos al fondo. Salió el comunicador Joel Trujillo, elegante y sobrio en su presentación, a dar los detalles de esta gala; si bien, había que mencionar a las autoridades organizadores y/o presentes, qué bueno que no se extendió demasiado en eso, pues al público nos interesaba más saber sobre el espectáculo.

Aunque se dijeron los nombres de todos los actores en el escenario, no nos grabamos ninguno, pues además de ser decenas de artistas con nombres extranjeros, no contamos con algún programa de mano que nos indicara las piezas y los cantantes. El presentador comentó que todos ellos eran profesionales de la música, con licenciaturas, maestría y doctorados a cuestas; el baterista ganó 4 veces el Grammy —aseguró—; y el oboísta era sudcaliforniano; y el rostro sí ya conocido en escena, pues ha tocado varias veces en La Paz, fue el maestro Josef Olechowski, quien estuvo al piano.

De la que no había duda era de Dr. Dee, quien pasó a ser la primera mujer en dirigir una orquesta de todas las emisiones del concierto navideño que se han realizado en este teatro de La Paz. Anoche, dirigió, cantó y tocó el piano, y de paso, hizo participar al público en su repertorio. Según información del ISC —que junto con el DIF Estatal llevaron a cabo el concierto— Diane White-Clayton, conocida como Dr. Dee, es directora artística de la Washington Performing Arts Society e integrante de Disney Performing Arts Conservatory; obtuvo la Maestría y el Doctorado en Composición Musical en la Universidad de California y la Licenciatura en Música de la Universidad de Washington, en St. Louis, Missouri; además, es miembro de la Facultad de Loyola Marymount University y Directora de coro en la Iglesia Bíblica Fiel Central en Inglewood, California.

Quienes no habíamos escuchado góspel en vivo, no teníamos punto de comparación, sin embargo, creo que hubo momentos en que nos estremeció. Las piezas fueron de lo más exquisito y sublime, con voces que susurraban su alabanza por la fe , con tímidas partituras al piano, a lo más fastuoso, con un par de damas que sacaron un vocerrón que nos recordó a Tina Turner o Aretha Franklin, y quienes arrancaron gritos y aplausos de los asistentes.

Los hombres y mujeres de raza negra que nos cantaron anoche, lucían elegantes y majestuosos, con una franca alegría en el rostro, lo que se agradece, pues definitivamente, aún los que no conocieran el inglés a la perfección , eran tocados por la pasión que ellos nos transmitían con su voz, cuerpo y alma. No menos importante fue la parte musical, como el baterista que le imprimió este toque de jazz y blues —también, sonriente la mayor parte del tiempo—, aunque hay que admitir que las voces del góspel sí opacaron a la orquesta de fondo.

Casi al terminar el concierto navideño, los cantantes nos pusieron a aplaudir. Clap your hands! se escuchaba y el público de en medio, del ala derecha e izquierda, fueron variando su ritmo. Era difícil resistirse, y hasta los pies se movían con el ritmo que imprimía el baterista. El espectáculo terminó con una ovación de pie, y la misma Dr. Dee se encargó de despedir de mano y tomarse foto con los asistentes conforme fueron saliendo. Sin duda, no todo fue fútbol y concursos de belleza: este domingo también hubo un público satisfecho de esta noche de góspel en La Paz.