Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

Geometría perfecta en los Comondús

11-Mar-2021

ARTÍCULO Por Sealtiel Enciso Pérez

IMÁGENES: Internet

Tierra Incógnita

Por Sealtiel Enciso Pérez

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). La identidad de Sudcaliforniano se va forjando en la medida que sus habitantes, nacidos aquí o avecindados, vamos conociendo toda la belleza que encierra esta parte austral de la península de Baja California. Su flora, fauna y los vestigios de la gran cultura que floreció en toda su extensión nos dan motivos para estar orgullosos, pero también comprometidos con su cuidado y conservación. Otro de los aspectos que sobresale es su geología y orografía, la cual emerge desde el momento mismo en que uno otea el horizonte para cualquiera de los puntos cardinales.

En esta ocasión les comentaré de una de las bellezas geológicas que es motivo de satisfacción mundial para los habitantes de San José y San Miguel de Comondú y que desde hace una decena de años ha sido expuesta en varios portales de internet y redes sociales, me refiero a sus famosos prismas basálticos.

También te podría interesar: El canto y la música en las Misiones Californianas

Estos son unas estructuras geométricas con forma de columna y que se encuentran agrupadas formando bloques robustos, y que tienen como particularidad que estas columnas adquieren formas prismáticas (de ahí su nombre) de cinco, seis y siete caras (pentagonales, hexagonales y heptagonales). Estas caprichosas formas que han sido esculpidas de forma espontánea por la naturaleza tienen su origen en erupciones volcánicas, que acontecieron en lo que se denomina actualmente la Sierra de la Giganta hace catorce millones de años. Es común que este tipo de roca, el basalto, se encuentre cubriendo grandes extensiones de lecho volcánico marino por lo que el tenerlo en la superficie de nuestra península reafirma la idea de que su origen fue por haber emergido del fondo del mar, al chocar una placa marina con otra del macizo continental.

El basalto está compuesto generalmente de silicatos de magnesio, hierro y sílice, y dependiendo de cuál de estos minerales abunde más en su composición así será el color que asuma. En el caso de los prismas basálticos de Comondú son de tonalidades blancas y mediterráneas lo que anuncia su composición abundante en sílice y magnesio. El basalto es el tipo de roca más común en toda la superficie de la tierra (cubre el 70%) e incluso se ha encontrado en meteoritos, así como en las muestras de suelo que han traído las exploraciones interplanetarias de Marte, Venus y la Luna.

Su curiosa forma prismática la obtuvo este basalto debido en gran medida a su ductilidad y a su fácil fusión a altas temperaturas. Al emerger a la superficie esta roca líquida adquiere su estructura por dos procesos: uno de ellos es adquiriendo la forma que van dando las grietas por donde surge y que le dan su característica forma de columna prismática; el otro proceso se explica por la fragmentación (cuarteadura) natural que ocurre en los grandes bloques de basalto que se han solidificado al transcurrir de miles de años y que le dan su peculiar conformación, que hoy apreciamos.

Para poder llegar al sitio donde se encuentran estas maravillas naturales se debe de viajar aproximadamente 340 kilómetros al noroeste de La Paz, B.C.S. por un camino pavimentado y en regulares condiciones. Al llegar a San José de Comondú se sigue por un camino trazado de forma artesanal y cercado en sus costados por piedras encaladas. Este trayecto dura aproximadamente 20 minutos a paso tranquilo, hay personas de la comunidad que con gusto acompañan a los viajeros a conocer este sitio. Para admirar todo este imponente complejo pétreo es necesario subir unos 100 metros de un cerro, el cual tiene diferentes cuevas en las que se puede sentar a descansar y apreciar las columnas prismáticas o bien, tocar los restos de columnas que se han desgajado por el paso del tiempo y que tapizan el suelo y las laderas del cerro.

En San José y San Miguel de Comondú abunda el basalto por lo que ha sido tomado como material de construcción para sus viviendas. Uno de los lugareños nos comenta que a veces no es recomendable usar mucho de este material, ya que esta roca tiene la característica de retener el calor del sol y en las tardes de los meses más soleados desprende una temperatura muy alta. Aunado a ello, esta roca tiene la desventaja de fragmentarse con cierta facilidad (debido a su contenido de silicato) por lo que es poco recomendable para la construcción de presas o caminos. Para utilizarla como paredes de hornillas caseras o improvisadas es muy buena, ya que es resistente al calor. Se cuenta que los dos templos misionales que se construyeron en el sitio (Comondú viejo y el de San José de Comondú) fueron construidos con basalto. Otro sitio de México en donde también se pueden encontrar Prismas Basálticos semejantes es en Huasca de Ocampo (también llamado Santa María de Regla) en el estado de Hidalgo.

Reseñando un poco de historia de este sitio (hoy conocido como Los Comondús) les mencionaré que fue descubierto el 16 de diciembre de 1684 por el Almirante Isidro de Atondo y Antillón denominándole como Nuestra Señora de la O, aunque por los naturales se enteró que le nombraban “Comondú” en su lengua. En el año de 1708 los sacerdotes Juan María de Salvatierra, Juan de Ugarte y Julián Mayorga recorrieron el lugar y decidieron que éste último regresara en poco tiempo y se quedara en el sitio para iniciar la construcción de una Misión (que fue financiada por Don José de la Peña Castrejón y Salzines, marqués de Villapuente). A la muerte del Padre Mayorga en 1736, el sitio de la Misión fue cambiado unos kilómetros por el mismo cauce del arroyo hasta el sitio donde actualmente se encuentra (en San José de Comondú). El templo misional que se construyó, del cual actualmente sólo existe lo que fuera la sacristía y la casa donde vivían los Padres, fue el único en la Antigua California que tuvo tres naves.

Nacer y vivir en Sudcalifornia no es sinónimo de ser Sudcaliforniano. Para adquirir este notable título debes preocuparte por conocer la historia básica de tu estado, conocer sus bellezas naturales y cultura y, además, promover su cuidado y conservación.

 

Bibliografía:

 

Misiones de la Antigua California. La fundación de las Californias” – Carlos Lazcano Sahagún.

Portal web de National Geographic en español.

—–

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, ésto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.