Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

Cuentos cercanos del tercer tipo de Leonel de J. Beltrán Valdez

05-Jun-2019

RESEÑA Por Ramón Cuéllar Márquez

FOTOS: Cortesía.

El librero

Por Ramón Cuéllar Márquez

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). Leonel de J. Beltrán Valdez (La Paz, B.C.S, 1972) es un escritor que a través de la experiencia de la vida, sus influencias, sus temores, sus fantasías, logra ofrecernos un puñado de cuentos llenos de los mejor que ha transcurrido en su cotidianidad. Ahí vemos el cine, la magia, el carnaval, la fantasmagoría de las sombras que cobra vida independiente; todos elementos de una voz que logra atraparnos, aunque suene a lugar común, que nos imbuye de recuerdos, que nos provoca y evoca desde la primera persona como un cronista de un ambiente alterno que da fe de la autenticidad de sus relatos.

Me han gustado estas historias de Cuentos cercanos del tercer tipo (2019), que están llamadas a ser leídas por lectores ávidos de una visión distinta, un modo de decirnos que no todo es como insiste la mercadotecnia de la violencia. Me recuerda a esos escritores que con su entusiasmo levaban anclas y se lanzaban al mundo para buscar la aventura que nos hiciera imaginar, que nos transportara como lo hacían en esos cuentos y novelas donde la anécdota era superior al lenguaje, pero el lenguaje jugaba un papel fundamental para guiarnos por territorios desconocidos.

También te podría interesar: La lectura en México: su método y su enseñanza de Dulce Anyra Cota

Desde la intimidad, desde sus obsesiones, Cuentos cercanos del tercer tipo nos instala en tres modos de arribar al relato, como lo cuenta Steven Spielberg en Encuentros cercanos del tercer tipo, pero a diferencia del cineasta, Beltrán Valdez los hace desde el plano terrenal, sin perder nunca su contacto con el mundo real (cualquier cosa que eso signifique), aunque tomando elementos e influencias que lo han marcado desde su infancia. Su pasión por el conocimiento, la lectura, forman en él no sólo un narrador que juega con las letras, sino un hombre dedicado y entregado a la docencia, sus alumnos, durante más de veintidós años, y que han impactado positivamente en los chicos.

El que Cuadernos de la Serpiente le haya dedicado una publicación le permite dar sus primeros pasos por el camino de las ediciones, que estoy seguro le irá muy bien porque sus narraciones gozan de una solvencia literaria que invita a la lectura. Leonel Beltrán es un escritor consagrado sobre todo a sus clases, a su preocupación esencial que es transmitir lo que ha aprendido, y que además anima a los jóvenes a leer y escribir en talleres literarios como un modo de que entiendan su entorno social, reflejarlo en sus textos para que su vinculación con los días sea auténtico y sin los temores de una comunicación nula, que además es un arma de dos filos porque lucha contra las nuevas formas de contrastar ese intercambio de ideas, con las famosas redes sociales, y que no es nada nuevo porque cada generación se enfrenta a los paradigmas de su tiempo, donde habitan sus propios fantasmas y monstruos y la Literatura sirve siempre para exorcizarlos.

__

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, esto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.