Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

Academia de danzas polinesias de La Paz irá por su tercer triunfo nacional

30-Jun-2017

ARTÍCULO Por Modesto Peralta Delgado

FOTO: Cortesía.

La Paz, Baja California Sur (BCS). A las 19:30 horas de este próximo domingo, la academia de danzas polinesias “Maunakea” celebrará su evento de clausura en el Teatro del IMSS, en esta ciudad, con un costo de recuperación; no se trata de un estudio de baile más, CULCO BCS pudo tener una entrevista exclusiva con su directora y una destacada alumna, constatando que es de las pocas, o quizás la única en esta capital, que ha ganado primeros lugares en concursos nacionales, preparándose para ir a competir a México y Estados Unidos, además de haber sido partícipes de un Récord Guiness en la Ciudad de México.

También te podría interesar 20 años navegando mares de todo el mundo. Historia de un capitán paceño.

Diana Lara Reyes es la directora e instructora de este estudio de baile ubicado en Cuauhtémoc y Marcelo Rubio, en la colonia centro, el cual cumplirá una década el año entrante y cuenta ya con seis sucursales, además de formar parte de las aproximadamente siete escuelas de este tipo de danza que hay en la ciudad. Buena parte de su vida la ha dedicado a este arte, pues cuenta con 17 años de experiencia.

Diana Lara Reyes. FOTO: Modesto Peralta Delgado.

“Inicié bailando desde muy pequeña, desde niña, lo dejé un tiempo por cuestiones de estudio y regresé a la adolescencia donde mi maestra, Adriana Ocejo Ape, me capacitó para ser instructora; eso fue a los 16 años, fue un primer grupo en los cursos de verano del Seguro Social“, dijo. La maestra de la academia de danzas polinesias —que incluyen danza hawaiana, tahitiana y samoana— tomó clases de ballet, folclórico, árabe y polinesio “pero siempre me fui con el último. Lo que más me gustó fue la cultura, que se basa en la traducción del baile por medio de tus movimientos corporales; es un baile muy femenino, muy sensual”.

Diana Lara Reyes fue la fundadora de este grupo de baile en la Universidad Mundial, la que ya tiene 13 años en funciones, y donde estudió la carrera de Derecho, gracias, en buena parte, a la beca cultural a la que se hizo acreedora. Actualmente, el estudio de baile “Maunakea” cuenta con las siguientes sucursales e instructoras: el Sindicato de CROC con Diana Pérez; El Pedregal con Desirée Gámez; La Fuente, con Vivian Lucero Cruz; Ignacio Allende, con Andrea León; Universidad Mundial, con Alicia Campos; y la maestra Helen. Todas ellas, con un total de 120 alumnas, preparan el cierre de su curso para este próximo domingo.

El grueso de la población de las bailarinas va de los 9 años hasta los 18 años, las que ensayan en el primer local comentado, de lunes a viernes entre 17:00 y 20:00 horas. Sin embargo, hay pequeñas que ingresan desde 2 años y medio, y no hay límite de edad, pues también hay mujeres adultas que a pesar de practicar “nunca se animan a presentarse en eventos —comentó entre risas—, pero vienen a hacer ejercicio y sentirse a gusto”. En una hora u hora y media, una sesión consiste en calentamiento y técnicas básicas, además, desde el año pasado han incorporado su propia orquesta para tener música en vivo.

FOTOS: Cortesía.

Curiosamente, no existe un solo varón en sus filas, y al parecer así es en cualquier academia de danzas polinesias en La Paz. “Aquí en La Paz es donde menos bailarines, en general, existen. No sé en qué consista, les da vergüenza, son más cerrados… De hecho en nuestra leyenda (que presentarán este domingo en su clausura) los protagonistas son un niño y un ave, y estamos metiendo una niña y el ave porque no tenemos quien nos baile (…) Pienso que es el vestuario que hace que se incomoden un poco”. Al preguntarle si influiría en ellos el machismo, sonrió y dijo que no deberían porque el baile para varones es “con muchísima fuerza, muy masculino, es completamente distinto al de las mujeres”. Como dato curioso también, es en una escuela de danza hawiana que hay en Loreto —coordinada por Adriana Ocejo—, donde sí hay hombres bailarines, siendo aproximadamente 25.

Triunfos y Récord Guinness

El estudio de baile “Maunakea” lleva 14 años participando en los carnavales de La Paz, obteniendo destacados lugares en años recientes: en 2010 ganó el primer lugar en carro alegórico y tercer en comparsas; 2013, segundo en carro; y 2015 el tercero también en carro alegórico. Sin embargo, sus triunfos han ido más arriba, a nivel nacional: desde el año 2000 empezaron a viajar a competencias al interior del país, y en 2014 obtuvieron el primer y segundo lugar en categoría infantil, y primero en la de juvenil y profesional, en el evento denominado “Kamani Ilikai” en Manzanillo, Colima.

A esto se suma el segundo lugar en categoría de grupo en el concurso “Heiti Are” en la Ciudad de México. Y en esa ciudad, el año pasado, participaron en el Récord Guinness —todavía en proceso de reconocimiento, aclaró la maestra—, al sumarse a una convocatoria que logró reunir y hacer bailar a más de 3 mil bailarines de danzas polinesias de todo México. Y a finales del año pasado, volvieron a a ganar en la Ciudad de México con su grupo infantil. “La siguiente meta es irnos a un concurso internacional. Se hace cada dos años en Los Ángeles, este año toca el 2018 y el 2020, estamos preparándonos, en verano. También queremos ir al Conservatorio de Tahiti, en las Polinesias, allá son las clases públicas, se juntan cinco o seis personas y se hacen las clases, e iríamos a tomar conocimientos”.

Récord Guinnes de danzas polinesias. FOTO: Cortesía.

Casi nació bailando

Válery Lizzet Murillo Fuerte es una jovencita de 12 años, quien ha pasado la mayor parte de su corta vida en esta academia de danzas polinesias. Dice que aún recuerda cuando llegó, a la edad de 4 años. Es una destacada alumna quien recuerda su segundo lugar nacional compitiendo en 2014. “Fue en Manzanillo donde competí por primera vez en solista y en concurso, gané segundo lugar, y participé en infantil y adolescente donde también ganamos lugar”.

Actualmente, Válery está por cursar su segundo año de secundaria; le gusta oír música asiática, polinesia y pop coreano, y además de bailar toca instrumentos de percusión como el toere y el tari. “Aparte de la danza, me interesa la repostería, pero aunque me guste también, no pienso dejar el hawaiano (…) La danza polinesia me ha enseñado lo que es la cultura, aparte de lo que nosotros hacemos aquí normalmente me ha enseñado los pasos, lo que hacen allá, las diferencias que hay entre unas culturas y otras (…) Allá es como más naturaleza”.

Finalmente, se reitera la invitación este domingo, a las 19:30 horas, que será la clausura de este estudio de baile, en las instalaciones del Teatro del IMSS, donde se verá el trabajo de las cinco instructoras y 120 niñas y adolescentes que harán gala de su baile, atuendos y su orquesta en vivo. El costo de entrada en taquilla es de 120 pesos general y 150 en VIP.