Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

Puebla de Los Demonios… Criminales, fraudulentos y desestabilizadores

31-Dic-2018

OPINIÓN Por Roberto E. Galindo Domínguez

FOTOS: Internet

La Última Trinchera

Por Roberto E. Galindo Domínguez

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). La oposición ya se lamentó por la muerte del ex gobernador Rafael Moreno Valle y de su esposa, la gobernadora Martha Érika Alonso; ahora se regodean en la especulación y afilarán los comentarios tendenciosos para sugerir un magnicidio tramado desde el Gobierno Federal o la facción morenista de Puebla, con el segundo lugar de la pasada elección de gobernador Miguel Barbosa como figura central.

Por si fuera poco, en la Puebla de los Demonios tenemos otro ingrediente explosivo en esta trama política: el crimen organizado, sobre todo en su división huachicolera, que logró incrustarse en el estado gracias a la confabulación de algunas autoridades políticas, militares y policíacas, así como de Petróleos Mexicanos (Pemex) con los saqueadores, de otra manera no se explica el grado de impunidad de esta modalidad de robo en la entidad.

También te podría interesar: Jovenear o renovarse. ¿En qué momento te perdimos, Denise? 

Días antes del accidente de la aeronave circularon algunas columnas de opinión, sobre todo en medios poblanos, en las que se llegó a mencionar que la ira de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) para con Moreno Valle y Alonso era inconmensurable y de alcances inimaginables, debido al fallo del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), que tras la elección –manchada por el fraude– dio la gubernatura a la panista Martha Érika Alonso ante el descontento de un gran sector de los poblanos. Es así que “el caldo de cultivo” para hablar de conspiraciones políticas y un posible magnicidio serán en los días que siguen “la rebatinga” de las redes sociales y los medios acomodaticios.

La oposición buscará sacar de la muerte de los políticos poblanos el mayor beneficio, y es que así es la política; denostarán e intentarán desacreditar el proceder de las autoridades en la investigación del accidente. Y mientras Jesús Rodríguez Almeida funciona como responsable del gobierno en lo que se nombra un gobernador interino y se organizan nuevas elecciones, la oposición tal vez buscará aliarse para vencer a Morena, pues ya sin el control total del panismo sobre las autoridades electorales y de otras dependencias en el estado poblano, la cancha electoral será más pareja y mucho dependerá de las alianzas políticas y del descrédito que dé el Gobierno Federal logren los esbirros del prianismo en este lapso.

Lo más deseable en este turbio asunto es que se tratara de un accidente y que las autoridades lo esclarezcan con prontitud y no dejen lugar a dudas de los sucedido; por lo pronto las especulaciones sobre un posible atentado desde el crimen organizado y/o desde el gobierno no se dejarán esperar, de hecho, ya circulan en las redes diversos comentarios de algunos de los políticos “de medio pelo” más rancios del panismo y el priísmo, así como de los internautas más tirados a la derecha, de esos que no sólo no concuerdan con la nueva administración de la República, si no que la odian desde los puntos de vista —coherentes o ilógicos— más recalcitrantes.

Desgraciadamente, la transición política a la que estamos asistiendo ha incomodado en demasía a los sectores económicos y mediáticos alienados al priísmo y al panismo y, hasta que las autoridades no esclarezcan a cabalidad lo sucedido, desde la derecha más testaruda se dará una intentona de desestabilización de la nueva administración federal.

La fila de muertes, individuales y grupales, sin esclarecer en este país es por centenas milenaria y es necesario que se vayan solventando las investigaciones sobre éstas; ese debe ser uno de los puntos torales de este sexenio. Sin embargo, en este momento es indispensable que las autoridades investiguen a profundidad las muertes de Moreno Valle y Érika Alonso, pues en los tiempos de la encrucijada política que vivimos, es de vital importancia —por la estabilidad de país— que los decesos del senador panista y la gobernadora de Puebla sean esclarecidos con celeridad y con la transparencia que el asunto merece.

De no ser así, la ahora oposición hará lo que históricamente ha hecho hasta en sus filas cuando de muertes y asesinatos se ha tratado, enredar el asunto y sacar la mayor “raja política” de éste. Esperemos que en breve Puebla vuelva a ser de los Ángeles y no de los Demonios que desde hace tiempo la aquejan.

__

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, ésto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.