Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

La antena que desviaba huracanes de Los Cabos: ¿verdad o leyenda?

29-Ene-2018

ARTÍCULO Por Gilberto Manuel Ortega Avilés

IMÁGENES DE “ODILE”. Internet.

Colaboración Especial

Por Gilberto Manuel Ortega Avilés

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). En esta época de variaciones climáticas atípicas, es normal escuchar teorías de manipulación del clima, incluso como arma de guerra. Un rumor de hace 10 años que cada vez se vuelve más poco creíble y en realidad sí se sucedió, es éste caso. La sociedad sudcaliforniana quizá todavía recuerda vagamente lo que se decía de una antena especial en Los Cabos instalada por particulares para desviar huracanes. ¿Realidad o leyenda urbana?

También te podría interesar ¿A dónde fue a parar el tesoro de la misión de San Javier?

En 2004, una antena ionizadora fue instalada en el Instituto Tecnológicos de Estudios Superiores (ITES) de San José del Cabo. Durante los años que duró, los huracanes presentaban un movimiento muy extraño ya que al acercarse a la entidad se desviaban, y hasta el año de su destilación en 2008, se vivió una escasez de lluvia en la región.

Se dice que sus fines fueron estudiar la manipulación climática y evitar que el centro turístico se viera afectado por los huracanes. Sin embargo, se dieron muchas quejas por parte de los agricultores que culpaban de la sequía a la antena ionizadora, y también de la ciudadanía cercana, ya que temían que pudiera ocasionar daños a las personas por alguna emanación extraña de energía o radiación.

Francisco Cota Márquez, director municipal de Protección Civil de Los Cabos, apuntó que la antena será derrumbada, así como también se iniciará una investigación sobre quienes la instalaron, esto para tranquilidad de los habitantes y, en su caso, por salud de todos los que viven cerca de la escuela.

El también profesor señaló que se realizaría una investigación exhaustiva, un trabajo serio para localizar quiénes son los que operaron la antena en años anteriores, y en su caso lograr la localización de otras antenas que se encuentren ubicadas dentro del territorio municipal.

Por su parte, el rector del Instituto, Enrique Pedrín, puntualizó que desde 2008, año a partir del cual ha sido el responsable del ITES Los Cabos, no ha operado la antena en el municipio, y aunque se tiene conocimiento que fue instalada en 2004, se desconocía quién son los dueños, mismos que no creo que tengan valor de reclamar los aparatos y transformadores.

Agregó que la intención de desmantelar la antena ionizadora es para no dejar dudas en la ciudadanía, y lo más importante, a la gente de campo, que conoce bien cómo son los tiempos de lluvias y la presencia de huracanes. Con su inhabilitación, el ITES Los Cabos dejará de ser objeto de los daños que se puedan producir por la instalación de la antena dentro del área académica.

Aunque la manipulación climática no está comprobada, los hechos sí se dieron y más que leyenda urbana, tenemos una historia muy curiosa, que el tiempo ha ido borrando, pero en épocas que la manipulación del clima vuelve a estar en los principales temas de  conversación, estos hechos vuelven a salir a la luz. Sin embargo, todo queda en rumores o historias viejas si no se cuenta con evidencia.

Jorge Garza Cosío, responsable de MetMex, nos ayudó a recordar el tema con un artículo publicado en El Sudcaliforniano el 13 de julio del año 2008, donde se menciona no sólo a las autoridades involucradas —que fueron federales, estatales y municipales—, sino que cita los beneficios que planteaba el proyecto en aquel entonces.

Si se demostró la baja en intensidad de los fenómenos naturales, ¿cuál fue la razón para desinstalarla? ¿Por petición de la población? ¿Por los efectos negativos en la naturaleza? ¿O por infringir leyes internacionales? (hay que recordar que la manipulación climática está regulada). La famosa antena ya se volvió leyenda urbana, aunque fue algo muy real, las razones por las que se instaló ahí están claras, pero su deshabilitación es otro misterio que aún sigue sin resolver, sin duda un tema que sigue abierto, más ahora que la manipulación climática es una preocupación mundial.