Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

33 Años del CREE. La atención a personas con discapacidad en La Paz

31-Ene-2019

ARTÍCULO Por Sealtiel Enciso Pérez

FOTO: CREE.

Tierra Incógnita

Por Sealtiel Enciso Pérez

 

La Paz, Baja California Sur (BCS).  En el mes de febrero de 1986 se finalizó la construcción de uno de los edificios en La Paz, que ha sido un pilar en cuanto a la atención hacia las personas que presentan alguna discapacidad, ya sea de forma transitoria o permanente. Con la inauguración del Centro de Rehabilitación y Educación Especial (CREE), se dio paso al establecimiento de una política de atención a este sector de los grupos vulnerables, no solamente en el aspecto de rehabilitación física, sino también en el diagnóstico y atención de situaciones propias del ámbito de la educación especial.

En el contexto internacional, en los años 70’s, ocurre un gran vuelco respecto al enfoque de la atención que deberían tener las personas con algún tipo de minusvalía —término en boga en aquellos años y que incluía al de discapacidad, acuñado recientemente. Las posturas de las instituciones del Estado que apoyaban a esta población vulnerable, se cimentaban en un enfoque que proponía que las personas con algún tipo de discapacidad no podían convivir en espacios comunes con las personas que no presentaban esa condición, y es por ello que se construyeron escuelas o “centros especiales” en donde únicamente asistían personas con dichas características.

También te podría interesar: A más de 100 años del nacimiento de Jesús Castro Agúndez. ‘El Canto del Caudel’

Lo anterior,  además de acarrear una gran carga económica por el hecho de tener un sistema paralelo de educación, provocaba el que la desigualdad y el trato peyorativo hacia las personas con discapacidad se perpetuara. Es así como en esta realidad histórica sale a la luz el famoso “informe Warnock,” el cual enunciaba las múltiples desventajas que tenía la manutención de un sistema educativo paralelo y discriminatorio; por lo que la mayoría de los países del mundo rehicieron sus políticas educativas y firmaron diferentes acuerdos internacionales que, posteriormente —como en México—, fueron ratificados por sus Congresos y elevados a rango de Ley.

De esta manera, con el arribo de Miguel de la Madrid Hurtado a la Presidencia de la República (1982), inicia la concreción de una serie de medidas tendientes a modificar las instancias de gobierno, tanto de educación como de salud, y ajustarlas a esta nueva realidad. Al frente del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), Paloma Cordero de la Madrid inicia la construcción de una gran cantidad de edificios en los diferentes estados del país.

Periódico “Marea Política”, febrero de 1986

En lo que corresponde a Baja California Sur, se encontraba en la gubernatura Alberto A. Alvarado Arámburo, y su esposa, Teresa Soto de Alvarado, encabezaba el DIF de nuestra Entidad, y fue a ellos a quien les tocó ser los encargados de vigilar que se aplicara el recurso de 420 millones de pesos para que se construyera el edificio que albergaría el CREE. Dicho edificio se construyó en un terreno de 15 mil metros cuadrados, siendo 4 mil 305 metros los de obra construida; el mencionado terreno actualmente se encuentra en el predio que comprenden las calles bulevar Constituyentes de 1975 entre Luis Donaldo Colosio y Politécnico Nacional, colonia “El Conchalito” de esta capital.

El edificio del CREE contó con un área de Educación Especial, en la cual se aplicaban diagnósticos y se daba atención a alumnos que presentaban discapacidad intelectual, así como severos problemas de aprendizaje; sin embargo, esta área fue cerrada a principios de la primera década del año 2000. Un área que hasta la actualidad sigue funcionando de forma exitosa en el CREE es la de Rehabilitación. Asimismo, desde hace unos 10 años, se destinó un área de este centro al Instituto Sudcaliforniano de Atención a Personas con Discapacidad (ISAPD), el cual se encarga de dar apoyo administrativo y realizar acciones de orientación a las personas que presentan discapacidades, desde el punto de vista médico-clínico.

Desde sus inicios, el CREE ha perseguido los siguientes objetivos: prevenir la estructuración de procesos invalidantes a través de acciones de investigación que disminuyan la incidencia de invalidez; proporcionar atención de rehabilitación a las personas con discapacidad, de acuerdo a las normas y lineamientos del DIF; llevar a cabo la valoración integral que le permita brindar a los usuarios el tratamiento adecuado, ya sea dentro del mismo o a través de su canalización a otras instituciones del sector; realizar actividades de investigación, enseñanza y seguimiento de casos, con objeto de actualizar e incrementar los conocimientos médicos, técnicos, psicológicos y sociales para prevenir y tratar las diferentes formas de discapacidad; además de todos los aspectos administrativos necesarios en el ejercicio de ello, así como los que le confieren las disposiciones legales aplicables.

Las áreas con las que contó en un inició el CREE, fueron el vestíbulo, Gobierno, Educación Especial, Enseñanza, Valoración, Tratamiento, taller de órtesis y prótesis; así como los servicios generales, pasos a cubierta y caseta central. Los especialistas que estaban planeados para laborar en esta instancia eran: trabajadora social, médico pediatra, médico en comunicación humana, psicólogo, técnico en rayos X —ya que el centro cuenta con este equipo—, técnico en electroencefalografía, oftalmólogo, ortopedista, psiquiatra infantil, fisioterapeuta, terapeuta ocupacional, terapeuta del lenguaje, técnico en prótesis y órtesis; y maestros de grupo, aprendizaje y de lenguaje.

Durante este mes de febrero se conmemoran 33 años de funcionamiento ininterrumpido del CREE, el cual se transforma para ofrecer la respuesta adecuada que necesitan y reclaman las personas con algún tipo de discapacidad, así como sus familias.

__

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, esto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.