1

Benito Juárez, el indígena zapoteco que llegó a la Presidencia de México

benito-juarez-portada

Detalle del mural de José Clemente Orozco, Juárez “El clero y los imperialistas”. Museo Nacional de Historia – Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Érase una vez

Por Pablo Reynosa

“A propósito de malas costumbres había otras que sólo servían para satisfacer la vanidad y la ostentación de los gobernantes, como la de tener guardias de la fuerza armada en sus casas y la de llevar en las funciones públicas sombreros de una forma especial. Desde que tuve el carácter de gobernador, abolí esta costumbre usando de sombrero y traje del común de los ciudadanos y viviendo en mí casa sin guardia de soldados y sin aparato de ninguna especie, porque tengo la persuasión de que la respetabilidad del gobernante le viene de la ley y de un recto proceder, y no de trajes ni de aparatos militares propios, sólo para los reyes de teatro. Tengo el gusto de que los gobernantes de Oaxaca han seguido mi ejemplo”, Benito Juárez en Apuntes para mis hijos.                                                                                              

La Paz, Baja California Sur (BCS). ¿Quién ha pasado de largo frente a alguna de las pinturas de Benito Juárez, el Benemérito de las Américas? Es probable que nadie; su cara regordeta, su peinado impasible, al que tantas madres intentaron revivir en sus hijos en la década de los ochenta, pero sobre todo su proeza: pasar de ser un humilde indígena zapoteco, que pastoreaba borregos y que tocaba la flauta (según cuenta la historia) a ser el 27º Presidente de México —desde donde impulsó el respeto a la Constitución de 1857, la separación de la Iglesia y el Estado (Leyes de Reforma), la educación gratuita y laica, entre otros decretos y acuerdos—, son motivo suficiente para conmemorar su natalicio cada 21 de marzo.

El camino que transitó Benito Juárez en la presidencia estuvo lleno de vicisitudes, ahí están, para muestra, la Revolución Francesa, el cargo ejercido a bordo de una carreta, el intento de asesinato, hechos que para Juan Villoro en el relato Un sueño burocrático, contenido en el libro ¿Hay vida en la tierra?, implican, junto a otros, que “Nadie se ha superado tanto entre nosotros”, y tiene razón —de acuerdo al Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), siete de cada diez personas hablantes de lengua indígena se encuentran en situación de pobreza (CONEVAL, 2015)—.

También te podría interesar ¡Si las mujeres no están, la democracia no va!

El paso que vivenció Benito Juárez, de un humilde indígena zapoteco a Presidente de México, está en relación con la educación que se procuró en la Ciudad de Oaxaca, donde convergieron, por un lado, las ideas liberales de la época, que suponían al indio ignorante sólo mientras estuviera sujeto a la vida comunal, toda vez que el quehacer cotidiano se nutría con prácticas mágico-religiosas y, por el otro, de la masonería, a través del Rito Nacional Mexicano, cuyos mandamientos son, a decir del historiador del Valle de México, Luis J. Zalce y Rodríguez: “amor fraternal, socorro y verdad”.

Para quienes vivimos en Baja California Sur, el temple de Benito Juárez se hace notorio cuando en 1859, Estados Unidos de América quiso comprar el territorio de Baja California, como parte del Tratado McLane-Ocampo, por el cual proporcionaba cuatro millones de dólares a Juárez, que en ese entonces combatía en la Guerra de Reforma contra los conservadores, a cambio del paso de mercancías y militares estadounidenses por el territorio mexicano, y el prócer se negó.

Así de grande fue el talante de Benito Juárez, hombre de un metro 37 centímetros de altura, en cuyo cuerpo se albergó un pastor de borregos, un flautista, un abogado, un político, un Presidente de México, al que los soldados se negaron a asesinar un 14 de marzo de 1858, cuando Guillermo Prieto les gritó, mientras cubría el cuerpo de Juárez con el suyo: “¡Alto, los valientes no asesinan!… sois unos valientes, los valientes no asesinan, sois mexicanos, éste es el representante de la ley y de la patria”.




A 320 años de fundación, la Misión de Loreto aún recibe hasta 800 feligreses

mision-de-loreto-1

Misión de Nuestra Señora de Loreto. Fotografías: Modesto Peralta Delgado.

La Paz, Baja California Sur (BCS). Cada año, el 8 de septiembre se logra convocar a miles de feligreses católicos a la Misión de Nuestra Señora de Loreto, la más antigua de la península de Baja California, cuya fundación data de 1697; a 320 años de fundación, el templo que le ha hecho ganar la fama al Pueblo Mágico como “Capital de Las Californias” sigue oficiando misa y siendo un importante referente religioso, histórico y cultural de Loreto.

El sacerdote Lucio Francisco Sánchez Loya —originario de Chihuahua, y a cargo de la Misión de Loreto desde hace 3 años—, concedió una entrevista a CULCO BCS sobre algunos datos curiosos y particularidades de este templo ubicado el corazón de Loreto, a un lado del Museo de las Misiones y a unos pasos del Palacio Municipal. De hecho, esta construcción fue la que dio pie al nacimiento de una antigua población donde los jesuitas evangelizaron a los nativos, y que hoy es la cabecera del municipio del mismo nombre.

También te podría interesar “El Bienamado” no muestra a un Loreto atrasado: Director

mision-de-loreto-4

Atrio frente a la misión; la torre fue incorporada al templo en los años 50’s.

mision-de-loreto-2

Si bien, el 10 de diciembre es el día de la Madonna de Loreto —explicó el clérigo—, el monseñor Modesto Sánchez dispuso que cada 8 de septiembre —Día de la Inmaculada Concepción de María—,  se festejara Nuestra Señora de Loreto. Todos los años, las festividades inician el 30 de agosto hasta ese día, lapso en el que se realizan largas procesiones en las que participan desde los policías hasta los bomberos, pues se invita a todos los gremios y al pueblo loretano que en su gran mayoría es católico. El día que celebran a la Virgen de Loreto llegan a ser tantos —de 2 mil a 3 mil asistentes, aseguró— que la misa se tiene que realizar en el atrio.

Actualmente, las misas en la Misión Nuestra Señora de Loreto son a las 7:00, 10:00, 12:00 y 19:00 horas, y según Sánchez Loya, con excepción de la primera, casi siempre se llena el templo que tiene capacidad para recibir de 700 a 800 personas. Además, la que se realiza al mediodía es misa bilingüe, pues como reciben a varios visitantes extranjeros, las lecturas y homilía se realizan en inglés y español.

mision-de-loreto-5 mision-de-loreto-6 mision-de-loreto-7

Robo y perdón ‘obligado’

Al preguntarle al padre Francisco si han sido víctimas de la delincuencia, contó que hace aproximadamente medio año robaron las alcancías de la iglesia, desconociendo el monto, aunque en un mes o poco más, habitualmente reciben hasta 5 mil pesos que son utilizados para mejorías y mantenimiento de la Misión de Loreto; sin embargo, y a pesar de que dieron con el presunto responsable, la Policía Ministerial tácitamente lo obligó a perdonar al ladrón para no ingresarlo a la cárcel.

“Lo sorprendente de todo esto, es que las leyes como que se hicieron para defender más a los ladrones que a las víctimas (…) Se supo (quien fue el ladrón), había huellas, pero antes, la gente del Ministerio Público nos decía que ‘si ustedes saben quién es, ustedes le darían el perdón, no lo podemos tener en la cárcel porque no está tipificado como delito grave’ (…) A mí se me hace que eso va a promover más delincuencia (…) Ahí juegan con las palabras, los Ministerios Públicos nos decían ‘ustedes son sacerdotes, deben perdonar’, y sí predicamos el perdón pero también la justicia”, dijo.

A raíz de ese incidente, han colocado cámaras ocultas en el templo. ¿Alguna vez les han robado arte sacro? “Gracias a Dios, no. De hecho el Gobierno Federal es el que está más atento a eso, todo lo que son las pinturas, óleos, tanto aquí como en San Javier, están muy bien protegidos”. A propósito, alrededor del 3 de diciembre se realizan las fiestas de la Misión de San Javier, pueblo ubicado al Oriente de Loreto y que logran convocar a visitantes, incluso, de Estados Unidos.

mision-de-loreto-10

Sacerdote Lucio Francisco Sánchez Loya.

mision-de-loreto-8

El legado de monseñor Modesto

Al momento de la entrevista, el sacerdote recordó mucho al monseñor Modesto Sánchez, párroco de Tijuana quien había llegado a Loreto procedente de la Diócesis de Guadalajara, y quien en la década de los 50’s, encontró en el templo en ruinas; sin embargo, luego de haberse sacado el premio mayor de la Lotería Nacional, lo invirtió en ampliar y restaurar el templo que, en aquel entonces, pretendió incluir el inmueble que actualmente es el Museo de las Misiones. “Don Modesto Sánchez la encontró toda deteriorada, solamente el puro solar sin techo sin nada todavía, el coro estaba totalmente destruido”. De manera que lo que hoy vemos y llamamos Misión de Loreto, en un gran porcentaje —por ejemplo, la emblemática torre—, fue una obra de ampliación por parte del fallecido sacerdote.

mision-de-loreto-9

“A él le tocó todo lo que es la evangelización del pasado histórico próximo, después de monseñor Felipe, el obispo que estuvo en las dos Californias, tanto norte como sur, y mandó a ese sacerdote para acá. Fue un sacerdote que vino con sus hermanas, aquí vivían todos (…) Fue una persona que amó mucho a Loreto, y era muy amado también por la gente, toda la gente lo ve como una institución. Todo lo que es la torre, el retablo, las pinturas, fueron donadas por él cuanto se sacó la lotería, cuando se sacó el premio gordo”, señaló el padre Francisco Loya.




¡Si las mujeres no están, la democracia no va!

marcha-7

Marcha en el Día Internacional de la Mujer en el malecón de La Paz. Fotos: Modesto Peralta Delgado.

Érase una vez

Por Pablo Reynosa

 

“Creo que cuando la mujer firme su propia emancipación, su primera declaración de independencia consistirá en admirar y amar al hombre por las cualidades de su corazón y mente, y no por las cantidades existentes en su bolsillo. La segunda declaración sería que ella tuviera el derecho a seguir ese amor sin impedimentos ni obstáculos externos. La tercera, y la más importante declaración, será el absoluto derecho a la libre maternidad”, Emma Goldman: “En qué creo” (cap. VI, Respecto del matrimonio y del amor), publicado en el New York World el 19 de julio de 1908.

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). El pasado 8 de marzo, en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, manifestó que “Naciones Unidas por algún motivo estableció hace 40 años el Día Internacional de la Mujer” y tiene razón, aun cuando no recuerde el por qué.

Las raíces más remotas de la exigencia de igualdad en el quehacer cotidiano por parte de las mujeres lo encontramos, primero, en la antigua Grecia, donde Lisístrata empezó una huelga sexual contra los hombres para poner fin a la guerra y, segundo, en la Revolución Francesa, cuando las parisienses que pedían “libertad, igualdad y fraternidad” marcharon hacia Versalles para exigir el sufragio femenino.  La idea de un Día Internacional de la Mujer, que la Organización de Naciones Unidas (ONU) celebró por primera vez un 8 de marzo de 1975, surgió tras manifestaciones de mujeres, especialmente en Europa, que reclamaban a comienzos del siglo XX el derecho al voto, mejores condiciones de trabajo e igualdad.

También te puede interesar Llegando está el Carnaval de La Paz; ¿desde cuándo se remonta en BCS?

Uno de los acontecimientos que marcaron los primeros años de trabajo por la emancipación de las mujeres fue el de Copenhague, Dinamarca, en 1910, donde cientos de participantes reunidas en la Segunda Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, decidieron organizar anualmente una jornada femenina, a fin de reforzar su lucha por obtener el sufragio femenino universal. Sin embargo, fue hasta 1945 cuando la Carta de las Naciones Unidas se instaló como el primer acuerdo internacional para consolidar el principio de igualdad entre mujeres y hombres.

marcha-9

marcha-10

Al día de hoy, y de acuerdo con el sitio de Internet de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO): “El Día Internacional de la Mujer es la celebración mundial de todas las mujeres. Un llamado a la unidad; para reflexionar sobre las lecciones aprendidas y para incrementar los esfuerzos puestos hacia la igualdad de género y el empoderamiento de todas las niñas y las mujeres (…) Es un día para regocijarse en los extraordinarios actos de las mujeres y para trabajar juntas, como una fuerza unitaria para avanzar hacia la igualdad de género en todo el mundo”.

Este año, el tema de la ONU para el Día Internacional de la Mujer es “Planeta 50-50 para 2030: Step It Up para la igualdad de género”. Ello, dice la UNESCO, porque “a pesar de los enormes progresos realizados desde 1975, las mujeres siguen estando subrepresentadas en demasiados sectores de la sociedad, socavando el progreso y el desarrollo sostenible. La desigualdad limita la creatividad y el talento y ahoga la inclusión y el pluralismo. Esto no sólo daña a las mujeres, sino que debilita el tejido mismo de las sociedades”.

En México, a partir de la reforma político electoral de 2014, se estableció la paridad de género en candidaturas: 50-50, y es obligación de los partidos destinar el 3% de sus gastos para capacitar a mujeres. Gracias a la reforma 2014, México ocupa el séptimo lugar en el mundo en paridad política en el Congreso Federal.

No obstante lo anterior y de acuerdo con el artículo publicado por Jacqueline Peschard el pasado 6 de marzo en El Universal, “Arrimón masivo: violencia simbólica contra las mujeres#, “en el terreno laboral, el salario de las mujeres sigue estando por debajo del de los hombres en un 18%. Además, de acuerdo con el Estudio de Perspectivas del Empleo de la OCDE, la brecha de ocupación en México entre hombres y mujeres es de 35% lo cual contrasta con el resto de los países de dicha organización, que es de 17% o incluso con Brasil en donde alcanza 21%. Dicha diferencia no es producto de una menor educación de las mujeres, sino del hecho de que son subestimadas y subvaloradas, es decir, obedece a razones culturales”.

A los datos aportados por la socióloga mexicana, se debe agregar la información aportada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía en el estudio “Estadísticas a propósito del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer (25 de noviembre)”, publicado el 23 de noviembre de 2016, que a grandes rasgos da a conocer los siguientes resultados:

  • En 2011, 63 de cada 100 mujeres de 15 años y más declaró haber padecido algún incidente de violencia, ya sea por parte de su pareja o de cualquier otra u otras personas.
  • De 2013 a 2015 fueron asesinadas, en promedio, siete mujeres por día; de 2001 a 2006, la media fue de 3.5.
  • marcha-16

Por lo que toca a Baja California Sur, los datos arrojados por el estudio de referencia no son menos alarmantes, ya que la proporción de mujeres que han enfrentado algún tipo de violencia se ubicó entre 50 y 55%, dato que al desglosarse da cuenta de que 16.1% corresponde a violencia de pareja; 10.8% es por violencia de otro agresor distinto a la pareja; 5.3% se debe a discriminación en el trabajo y/o discriminación por embarazo en el trabajo; 13.2% toca a violencia de pareja y de otro agresor distinto de la pareja, además 10.4% corresponde a violencia de pareja y/o de otro agresor distinto a la pareja con algún tipo de discriminación en el trabajo.

A lo antes expuesto se debe agregar que las defunciones de mujeres por homicidio registradas durante 2015 en la entidad sumaron un total de 22 mujeres, con lo cual supera la media de feminicidios nacional. Por si fuera poco, que de ningún modo lo es, Baja California Sur se ubicó en 2015 como una de las entidades con las tasas más altas de suicidios de mujeres, con un 2.4%.

marcha-1

En el contexto social de los datos que se hasta aquí se han expuesto es que en Sudcalifornia se atendió el llamado a la ‘huelga’ convocada a nivel mundial desde el movimiento argentino “Ni una menos”, con motivo del Día Internacional de la Mujer, y el pasado 8 de marzo, alrededor de 400 mujeres marcharon por el Malecón de La Paz, a ellas se sumaron docentes y estudiantes de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, de la Universidad Internacional de La Paz, colectivos feministas locales, colectivos de lesbianas, asociaciones de mujeres indígenas, deportistas, entre otras, con el objetivo de exigir el alto a la violencia contra el género femenino, así como condiciones de igualdad y de respeto a sus derechos, según narra Gladys Navarro, colaboradora de CULCO BCS y reportera  para El Universal, en una excelente reseña publicada por este último medio el día de ayer.

No cabe duda que al reconocimiento de derechos que le corresponden al género femenino: todos, aún le queda un largo camino por recorrer en Baja California Sur, pero las mujeres sudcalifornianas, mexicanas, han dado un paso al frente y con la arenga de “¡Si las mujeres no están, la democracia no va!”, han decidido exigir lo que nunca debió de haberles sido arrebatado: libertad, igualdad y fraternidad.




Llegando está el Carnaval de La Paz; ¿desde cuándo se remonta en BCS?

carnaval-portada

Érase una vez

Por Pablo Reynosa

 

“Gracias a las fiestas el mexicano se abre, participa, comulga con sus semejantes y con los valores que dan sentido a su existencia religiosa o política. Y es significativo que un país tan triste como el nuestro tenga tantas y tan alegres fiestas. Su frecuencia, el brillo que alcanzan, el entusiasmo con que todos participamos, parecen revelar que, sin ellas, estallaríamos. Ellas nos liberan, así sea momentáneamente, de todos esos impulsos sin salida y de todas esas materias inflamables que guardamos en nuestro interior”, Octavio Paz en “Todos Santos, Día de Muertos”.

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). Una vez más, como ha venido sucediendo año con año desde 1888, la ciudad de La Paz, Baja California Sur, que “tiene el color más bonito de toda la tierra”, se viste de diversión, baile y festejos durante la celebración del carnaval.

El origen de la palabra carnaval parece ser el carmen levare o carnelevarium (la “carne”), del latín vulgar. También es posible que la palabra italiana carnevale se derive de la expresión latina carrus navale, es decir, “barco sobre ruedas”, lo que constituiría un recuerdo de las naves que llegaron a desfilar por las calles en los festejos de la Roma antigua. “Barco sobre ruedas” es también un concepto disparatado que expresa muy bien el desorden y la subvención de la realidad que reina en esos días.

También te podría interesar Centenario de la Constitución Mexicana y sus efectos en Baja California Sur

Tal y como lo conocemos hoy en día, el carnaval es una continuidad de los antiguos Saturnales, las festividades romanas que se celebraban en honor al Dios Saturno. A raíz de la expansión del cristianismo tomó un auge mayor y la fiesta adquirió el nombre de carnaval, cuyo motivo principal es el de despedirse de comer carne y de llevar una vida licenciosa durante el tiempo de cuaresma, que inicia el Miércoles de ceniza y concluye el Domingo de resurrección.

Por lo que corresponde al Carnaval de La Paz, encontramos que el origen de éste se remonta al siglo XIX, cuando el general José María Rangel asistió a una finca, propiedad de la familia González, para participar en una celebración en la que habría una serie de bailes. En esas fiestas, los padres permitían que sus hijas bailaran con los mancebos (hombres jóvenes solteros) que así lo solicitaran.

Al día de hoy el Carnaval de La Paz es una celebración en la que sudcalifornianos y turistas nos damos a la tarea de disfrutar de los cascarones de huevo rellenos de confeti, los antifaces, las gorditas de nata, el desfile de carros alegóricos y en que la singular voz de quien vende cobijas nos remonta a nuestra más tierna infancia y nos da un sentido de pertenencia, y de identidad.




Centenario de la Constitución Mexicana y sus efectos en Baja California Sur

constitucion-carranza-comic

Este 5 de febrero fue el Centenario de la Constitución Mexicana. Imágenes: Internet.

Érase una vez

Por Pablo Reynosa

 

“Todo el anhelo popular que más tarde encarnó en la Constitución de 17, sonó en las palabras de aquellos modestos oficiales y jefes en aquella memorable asamblea, pues significaba el deseo fervoroso de acabar con aquel organismo carcomido, egoísta y torpe que había creado la dictadura porfiriana y el grupo de favoritos que disfrutaron el país como una propiedad privada y exclusiva.”, Francisco J. Múgica. 

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). El 5 de febrero pasado fue un día importante en la historia de México. Se celebró el centenario de la promulgación de nuestra Carta Magna, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917, bajo la cual nos regimos hasta el día de hoy, aunque su contenido ha sido reformado en 699 ocasiones y presenta casi un millar de modificaciones a la mayoría de sus artículos (una transformación de más del 80% de la versión original).

La importancia que reviste el 100 aniversario de nuestra Constitución Política federal, debe ser tomada como punto de referencia para sumergirnos en los principios, valores y reglas que contiene, pero, además, para recordar aquellos hechos históricos básicos que giran en torno a su promulgación y que todo mexicano debe de conocer.

El 5 de febrero de 1917 fue establecida por el Congreso Constituyente de Querétaro y entró en vigor el 1° de mayo del mismo año; fue promulgada por el entonces presidente Venustiano Carranza, tras una lucha que duró más de diez años: la Revolución Mexicana, aunque el movimiento inició formalmente el 20 de noviembre de 1910.

La Constitución Política que rigió nuestro país hasta 1917 fue la de 1857, y entre los principales cambios que se hicieron encontramos: la eliminación de la reelección presidencial y la erradicación del cargo de vicepresidente. Cuenta con 136 artículos y 19 artículos transitorios.

Continuamos siendo un gobierno republicano, representativo, democrático y federal, y se refrendó la división de poderes en Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Se ratificó el sistema de elecciones y se dio más soberanía a las entidades federativas.

venustiano-carranza

Sus efectos en BCS

Por lo que a Baja California Sur se refiere, el llamado nacional de Venustiano Carranza al restablecimiento de la democracia hizo eco entre los habitantes del Distrito Sur del Territorio de Baja California, para quienes no resultó ajena la situación de guerra y de inseguridad, de pasiones políticas y de pobreza económica, que derivó del golpe militar del general Victoriano Huerta y los consecuentes sacrificios de Francisco I. Madero y José María Pino Suárez.

En esa tesitura, uno de los primeros gobernadores del Distrito Sur, el Lic. Enrique Moreno (1916 – 1917), elevó a Santa Rosalía, B. C., al rango de cabecera municipal y solicitó al Congreso Constituyente de Querétaro la conversión del Territorio de Baja California a Estado de la Federación. Sin embargo su iniciativa no prosperó.

También te puede interesar: Viernes 13: ¿mala suerte?; la historia que hizo temblar hasta a Wall Street

La representatividad política del Distrito Sur del Territorio de Baja California en los foros nacionales se presentó inicialmente con algunas irregularidades. Primero, no le fueron aceptados los diputados electos al Congreso Constituyente de Querétaro y después pasó sin representación en la XXVIII Legislatura de la Cámara de Diputados, no fue sino a partir de la siguiente legislatura que se ha hecho acto de presencia de manera ininterrumpida, con destacadas intervenciones parlamentarias de algunos de los diputados de la entidad.

Baja California Sur, en su calidad de Estado Libre y Soberano, vio la luz el 8 de octubre de 1974.

Al día de hoy, los sudcalifornianos escribimos momento a momento nuestra historia y compartimos con otros mexicanos el documento donde se inscriben los valores de legalidad, igualdad, justicia, tolerancia, solidaridad y democracia que nos permiten convivir en sociedad: la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.