1

Saldo blanco en La Paz tras el paso de “Olaf”

FOTO: Ayuntamiento de La Paz

La Paz, Baja California Sur (BCS). A través de un boletín de prensa del Ayuntamiento de La Paz se informó que, luego de registrarse los primeros efectos del huracán “Olaf”, la Dirección General de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito Municipal en coordinación con las instancias de los tres niveles de gobierno, implementó el Operativo Cruce Seguro en las vialidades que son interceptadas por los distintos cauces de arroyos que afectan a la ciudad capital y los centros de población en el municipio y sus delegaciones.

Ante el incremento en el volumen de los caudales de agua, fueron desplegadas 35 unidades oficiales con códigos luminosos activados y 80 elementos operativos de las diferentes áreas de la Policía Municipal, así como siete unidades tipo grúa de apoyo, con la finalidad de atender las situaciones de riesgo en puntos de intersección, tales como los vados denominados “El Vaquero”, “Camino Real”, “La Fuente”, “Mezquitito”, “Calandrio”, “Cola de La Ballena”, así como las intersecciones a lo largo de los bordos de contención de los arroyos “El Cajoncito” y “El Piojillo”; de igual forma en la zona centro y colonia El Esterito, en la ciudad de La Paz.

Durante las horas de mayor afectación del fenómeno meteorológico, se logró auxiliar a un total de diez vehículos que habían sufrido desperfectos mecánicos tanto por causa del agua acumulada en las vialidades, como por el intento de algunos automovilistas de cruzar los afluentes; en estos últimos casos logrando poner los vehículos y a sus ocupantes a salvo, sin que se registraran mayores incidentes.

Por otro lado, se auxilió alrededor de 30 personas en situación vulnerable, quienes fueron trasladadas a los distintos albergues que fueron habilitados en el municipio de La Paz para salvaguardar su seguridad durante el paso del fenómeno meteorológico “Olaf”.

La Dirección General de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito Municipal continuó con la implementación del Operativo Cruce Seguro en los diferentes cruces de arroyos, así como con recorridos de seguridad por las zonas de riesgo, exhortando nuevamente a la población a no poner en riesgo su vida en el intento de atravesar por los torrentes de agua, así como a permanecer en sus hogares hasta que la autoridad determine que el peligro ha pasado, concluye el boletín de prensa del Ayuntamiento de La Paz.




Qué son los ciclones tropicales

FOTO: Internet

La Paz, Baja California Sur (BCS). De acuerdo con la Dra. Eleonora Romero Badillo, profesora investigadora de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS), la palabra “ciclón” tiene su raíz en el griego Kiklon que significa “círculo en movimiento”, entonces, en términos generales, se usa para referirse a cualquier masa de aire que gire alrededor de un centro de baja presión.

A través de un boletín de prensa de la UABCS se informó que, en esencia se refiere a fenómenos naturales que combinan bajas presiones y fuertes vientos que debido a la rotación de la tierra adquieren un movimiento en espiral que se da en sentido contrario a las manecillas del reloj en el hemisferio norte y en el sentido de las manecillas del reloj en el hemisferio sur. Los ciclones tropicales, que son los que afectan a México, se forman dentro de la zona intertropical, es decir, entre el trópico de cáncer y el trópico de capricornio, a una distancia de menos de 500 kilómetros del ecuador.

De acuerdo con la investigadora universitaria, a este primer momento se le denomina depresión tropical, que es la primera fase de un ciclón, pero a medida que el movimiento se va intensificando por la liberación de calor puede convertirse en una tormenta tropical, que es cuando presenta vientos entre los 63 y 118 kilómetros por hora; y si se dan las condiciones necesarias y los vientos superan los 118 kilómetros por hora, decimos que se ha formado un huracán.

Según la Dra. Eleonora Romero, éstos se clasifican en 5 categorías que dependen tanto de la presión atmosférica como de la velocidad de los vientos, escala desarrollada en 1969 por un ingeniero civil de nombre Herbert Saffir, y también por el director del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, Robert Simpson. “Cuando tenemos vientos entre 119 y 153 kilómetros por hora, tenemos un huracán de categoría 1; de entre 154 y 177 kilómetros por hora, categoría 2; entre 178 y 209, categoría 3; entre 210 y 249, categoría 4; y en el momento que superan los 249 kilómetros por hora, tenemos un huracán de categoría 5”, detalló.

En cuanto a la temporada de ciclones, la catedrática de la UABCS reveló que, en la cuenca del Atlántico, que es una de las que afecta al país, inicia el 1 de junio y termina el 30 de noviembre; mientras que en la del Pacífico nororiental, que tiene incidencia en BCS, inicia el 15 de mayo y termina el 30 de noviembre, aunque hizo hincapié en que estas fechas pueden extenderse. “Por ejemplo, este año la temporada de ciclones se adelantó. Ya tuvimos la primera tormenta tropical que se llamó Andrés y se formó el 9 de mayo, dispersándose poco después. Aunque fue muy cortita, alcanzó a ser una tormenta tropical y con ello dio inicio la temporada de huracanes 2021”.

En cuanto a su nominación, dijo que, al alcanzar la categoría de tormenta tropical, los fenómenos reciben el nombre de una lista que está formulada por el Comité de Huracanes de la Organización Meteorológica Mundial. Antiguamente, se les denominaba con base en el santo del día que se había formado, y durante la Segunda Guerra Mundial se empezó a usar un código en orden alfabético para facilitar la rapidez en la transmisión de las abreviaturas.

Posteriormente, en 1953, el Servicio Meteorológico en Estados Unidos adoptó el uso de nombres de mujer en orden alfabético, pero en 1978, a solicitud de un movimiento feminista en el país, fueron incluidos en las listas también los de hombres, de manera alternada. A partir de ello se elaboró una lista potencial que abarca seis temporadas, o sea que cada seis años se repiten los mismos nombres, aunque cabe aclarar que no se utilizan las iniciales Q y U, pues hay pocos nombres con estas letras. Cuando un huracán es muy intenso y causa muchos daños, su nombre se elimina de la lista y ya no puede volver a utilizarse como homenaje a las víctimas. Así sucedió con fenómenos como Florence, Michael, Pauline y Odile. En estos casos, se sustituye por otro con la misma letra, apuntó Romero Badillo.

En este momento que ya estamos dentro de la temporada, la profesora investigadora recomendó a la ciudadanía estar muy atenta e informada sobre este tipo de fenómenos y siempre seguir las indicaciones que dicten las autoridades competentes, subrayando que, si bien pueden causar serios daños, también pueden traer otros beneficios, como en el caso de nuestro Estado que presenta gran estrés hídrico y son los ciclones quienes comúnmente proporcionan la mayor cantidad de precipitación al año, concluye el boletín de prensa dela UABCS.




Los 10 huracanes más impactantes en la historia de BCS (II). De Liza a Juliette

PORTADA: John Malmin / Interiores: Internet.

Vientos Huracanados

Por Jorge Alberto Garza Cossío “MetMEX”

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). Baja California Sur posee una geografía singular que atrae fenómenos meteorológicos extremos como sequías, olas de calor, heladas, tormentas severas… y descomunales ciclones huracanes. Continuando con la entrega anterior, en esta ocasión te presentamos la segunda de tres partes sobre los diez huracanes más poderosos en la historia del Estado. Para leer la primera parte DAR CLIC AQUÍ. En esta ocasión, hablaremos sobre los huracanes más impresionantes en la historia reciente de BCS.

También te podría interesar: El nuevo súper poder de los zancudos choyeros

Liza

El huracán Liza ha sido el peor desastre natural en la historia de Baja California Sur. Se generó a partir de una zona de disturbio al Sur de las costas de México el 25 de septiembre de 1976. Lentamente fue intensificándose, y hasta el día 26 de septiembre logró ser tormenta tropical. Las condiciones atmosféricas y de las temperaturas de la superficie del mar fueron favorables, por lo que Liza se convirtió en huracán categoría 1 en la escala Saffir-Simpson el 27 de septiembre, pero fue hasta el 30 de septiembre que alcanzó su intensidad máxima como un huracán categoría 4 con vientos sostenidos de 225 kilómetros por hora y rachas mayores en su centro y una presión mínima central estimada de 948 hPa.

Liza fue perdiendo intensidad mientras ingresaba al golfo de California. El 1 de octubre el centro de este poderoso huracán pasó a 84 kilómetros al Este de La Paz, y finalmente fue a tocar tierra justo al Norte de Los Mochis, Sinaloa, con vientos sostenidos de 185 km/h y rachas de 230 km/h como huracán categoría 3.

De acuerdo con el Centro de Predicción Hidrometeorológico, Liza dejo lluvias ligeras a moderadas con acumulados estimados de hasta 25.4 milímetros en La Paz (aunque la estación meteorológica del SMN en la ciudad reportó 137 mm de lluvia); El Cajoncito reportó 180 mm; Los Robles, 68.4 mm; Los Divisaderos, 266.4 mm; San Antonio, 247.8 mm; El Triunfo, 259 mm; Los Planes, 170 mm; El Carrizal, 108 mm; y San Bartolo, 425 milímetros.

Esa gran cantidad de lluvia en zonas montañosas al Sur y Oriente de la ciudad de La Paz causó que el agua de la presa de la Buena Mujer rebasara su capacidad. Una pared de agua de 1.5 metros terminó venciendo el dique, y el escurrimiento de tanta cantidad de agua avanzó por el arroyo El Cajoncito, mismo que pasa por la parte sur de la capital de Baja California Sur, donde en ese entonces miles de familias vivían en casas de madera y cartón.

Aunque el huracán Liza no tocó tierra en Baja California Sur, se reportó gran destrucción en Cabo San Lucas, San José del Cabo, Punta Arenas, La Ribera y Pichilingue. Sobre lo que aconteció, te recomendamos leer este relato de primera mano, de una de las sobrevivientes.

Kiko

Al contrario de donde normalmente suelen formarse los ciclones tropicales, a partir de ondas tropicales que salen de África o de bajas presiones al Sur de México, en esta ocasión Kiko, en 1989,se formó a partir de una sistema convectivo de mezoescala o lo que viene siendo tormentas generadas por el Monzón Norteamericano.

Estas tormentas salieron del estado de Sinaloa el 23 de agosto para ingresar sobre la parte centro-sur del golfo de California, para el 24 las lluvias y tormentas eran cada vez más fuertes concentrándose en la parte central de la baja presión que ya se estaba formando. Gracias a estimaciones de imágenes de satélite se determinó que el 25 de agosto se había formado una depresión tropical a 185 km al sur de Mazatlán, Sinaloa; de hecho, operacionalmente no fue declarada depresión si no que inmediatamente alcanzó a ser tormenta tropical con el nombre de Kiko con vientos sostenidos de 65 km/h.

Las condiciones atmosféricas y temperaturas por arriba de los 26.5°C sobre la superficie del mar fueron detonantes para que Kiko se intensificara rápidamente, sin importar que se localizara muy cerca de tierra. El día 26 por la mañana, logró ser huracán categoría 1, y para la noche del mismo ya era un huracán categoría 3 con vientos sostenidos de 195 km/h y una presión mínima central estimada de 955 hPa.

A pocas horas de llegar a tierra en BCS, Kiko logró ser un huracán categoría 4 con vientos sostenidos de 215 km/h, pero una vaguada (baja presión alargada) que se formó al Norte comenzó a debilitar a este sistema tropical, por lo que al momento de impacto, muy cerca de Punta Arena, en el municipio de La Paz, ya presentaba vientos sostenidos de 185 km/h. Lo pequeño de este huracán y su contacto con tierra hicieron que se degradara muy rápido, y una vez que logró salir al océano Pacífico se degradó a una débil depresión tropical que se disipó el 29 de agosto.

La información de variables meteorológicas fue realmente poca la que se logró registrar, debido a lo “compacto” de los vientos del huracán Kiko, además que su impacto fue en una zona de muy poca población. En el poblado de Aguacaliente, Norte del municipio de Los Cabos, se registró 304 mm de lluvia, cerca del Aeropuerto de Cabo San Lucas se registró vientos sostenidos de 76 km/h y ráfagas de 101 km/h. Numerosos daños fueron reportados, como varios árboles y postes de energía eléctrica caídos. Mil 300 personas en la ciudad de La Paz fueron evacuados a diversos albergues.

Juliette

Juliette fue un huracán de categoría 4 de larga duración, causando la muerte de 12 personas y daños materiales de 553 millones de dólares cuando impactó Baja California Sur a finales de septiembre de 2001.

Su formación inició cuando una onda tropical procedente de África cruzó todo el océano Atlántico y casi 15 días de recorrido, dicha onda tropical generó a la depresión tropical 9 en el mar Caribe, el 19 de septiembre; este sistema se disipó el 20 de septiembre, al no tener las condiciones adecuadas para su evolución. Fue el 21 de septiembre que los remanentes de dicha depresión tropical lograron cruzar al océano Pacífico y se convirtió nuevamente en depresión, pero en esta ocasión en diferente cuenca. Las condiciones le fueron favorables para una rápida intensificación por lo que el 22 de septiembre se convirtió en tormenta tropical bautizándola con el nombre de Juliette. Mientras se movía paralelo a las costas del Pacífico Mexicano, logró ser huracán categoría 1 con vientos sostenidos de 120 km/h la tarde del 23 de septiembre, lo interesante fue que el pico máximo de intensidad se registró ese mismo día, de ser categoría 1 por la mañana alcanzó la categoría 4 por la tarde.

Al llegar a su pico máximo de intensidad, Juliette comenzó a tener cambios en intensidad y para el 24 de septiembre se degradó rápidamente a categoría 2, y nuevamente el 25 de octubre alcanzó la categoría 4 en la escala Saffir-Simpson con vientos sostenidos de 230 km/h y rachas mayores en su centro.

Una extensa vaguada comenzó a modificar la trayectoria de Juliette, así que en poco tiempo ingresó a temperaturas del mar muy por debajo de los 26.5°C, lo que ayudó mucho a que perdiera intensidad rápidamente hasta quedar en una débil tormenta tropical. Debido a que las bandas de nubosidad externas del ciclón tropical abarcaban las zonas cálidas del golfo de California influenciaron para que sus nubosidades presentarná mejor organización y así lograr ser huracán categoría 1 nuevamente el 29 de septiembre.

Después de estar varios días muy cerca del sur de Baja California Sur con una trayectoria errática, en la que era muy difícil localizar el centro real de Juliette, logró ingresar a tierra muy cerca al Norte de Cabo San Lucas cerca de las 5 de la tarde del 29 de septiembre; así permaneció en tierra en las próximas horas debilitándose rápidamente, salió al golfo de California cerca de Mulegé y finalmente se disipó el 3 de octubre.

Aunque Juliette no fue un fuerte ciclón tropical al tocar tierra en BCS, los daños fueron mayores debido a lo errático de su trayectoria y al número de horas que se mantuvo muy cerca de las costas dejando una cantidad importante de lluvia en el municipio de Los Cabos, el registro máximo de lluvia en México durante el paso del huracán Juliette fue de 1011 mm en Caduaño, municipio de Los Cabos; otros acumulados de lluvia importantes fueron: 826 mm en San Bartolo; 811 mm en Yeneka; 687 mm en Santa Anita; 686 mm en La Candelaria; 620 mm en San Felipe; 610 mm en Las Cuevas; 454.5 mm en Santiago; 432 mm en San José del Cabo; 395 mm en Cabo San Lucas; 372 mm en Todos Santos; 369.1 mm en San Antonio; 348 mm en El Pescadero; 326.8 mm en San Antonio; 324.3 mm en La Ribera; 309 mm en El Triunfo; 228.5 mm en El Sargento; 199 mm en La Paz; y 40 mm en Puerto Adolfo López Mateos.

En la siguiente y última entrega descubriremos cuáles son los ciclones tropicales más fuertes y recientes en Baja California Sur, así como datos interesantes en cuanto a lluvia y viento. No te pierdasla próxima entrega de Vientos Huracanados.

—–

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, ésto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.




Los 10 huracanes más impactantes en la historia de BCS (I)

FOTOS: Internet.

Vientos Huracanados

Por Jorge Alberto Garza Cossío “MetMEX”

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). La posición geográfica en la que Baja California Sur se ubica —en la parte sur de la península de Baja California—, la hace especial para el registro de fenómenos meteorológicos extremos tales como sequías, olas de calor, heladas, tormentas severas, y lo más importante: el embate directo de los ciclones tropicales. En este artículo te presentamos la primera de tres partes sobre los diez huracanes más poderosos en la historia de BCS.

¿Sabías que Baja California Sur es el Estado de México con el mayor número de impacto directo de ciclones tropicales (depresiones tropicales, tormentas tropicales, huracanes), y Los Cabos el municipio con el mayor impacto de estos fenómenos? De 1950 hasta el 2018, BCS tiene en sus registros 26 huracanes tocando tierra y 34 tormentas tropicales, esto da un total de 60 ciclones tropicales (sin tomar en cuenta a las depresiones tropicales por lo que el número se elevaría hasta 90 impactos).

También te podría interesar: A un siglo del huracán de 1918. Crónica de una catástrofe en BCS (I)

La temporada de ciclones tropicales en el océano Pacífico Nor-Oriental inicia oficialmente el 15 de mayo y finaliza el 30 de noviembre, aunque no es de sorprender que ciclones tropicales se formen los primeros días de mayo, o que aún se mantengan activos los primeros días de diciembre. El registro adecuado de los ciclones tropicales en el Pacífico inició en 1949 por Estados Unidos, trabajo que sigue realizándose por parte del Centro Nacional de Huracanes de Miami, Florida (NHC – National Hurricane Center, por sus siglas en inglés).

Esto no quiere decir que antes de 1949 no se haya tenido afectación, de hecho, existen algunos registros y anécdotas de ciclones tropicales en las décadas de 1910 y 1920, incluso se habla de que en el año de 1793 la construcción de la Misión de San José del Cabo Añuití fue destruida por una inundación que pudo tener relación con un ciclón tropical, o el posible ciclón a mediados de octubre en 1697 que hizo que uno de los dos botes que salieron de las costas de Sinaloa hizo que tardara hasta un mes en llegar a las costas de Baja California Sur debido a los daños que sufrió la embarcación.

Dicho todo lo anterior, comenzaremos a presentarte una lista de los ciclones tropicales más importantes en la historia de Baja California Sur. Es importante señalar que algunos de éstos carecerán de ciertos datos como variables meteorológicas o datos estadísticos en cuanto a daños en aquellos antes del año de 1949.

El huracán sin nombre de 1918

Importante ciclón tropical que impactó Baja California Sur dejando 25 muertes, la mayoría en San José del Cabo; importantes daños en la ciudad de La Paz; así como lluvia estimada de 20 pulgadas (508 mm) en El Triunfo. Se desconoce la intensidad real del ciclón tropical por falta de variables meteorológicas en tierra. En este enlace puedes encontrar más información.

Huracán de Cabo San Lucas (1941)

El huracán de Cabo San Lucas en 1941 es considerado como el peor ciclón tropicalen afectar Cabo San Lucas. El huracán fue reportado por primera vez el 8 de septiembre a las afueras de las costas de México. Su movimiento de traslación era lentamente al Noroeste mientras incrementaba su intensidad. Para el 9 de septiembre alcanzó la intensidad de una tormenta tropical con una presión mínima central reportada de 1001.4 hPa.

Su movimiento de traslación continuó siendo muy lento entrando al Golfo de California. Finalmente tocó tierra en el municipio de La Paz con vientos sostenidos de 135 km/h como un huracán categoría 1 en la escala Saffir-Simpson. De acuerdo con los registros, el huracán permaneció afectando la entidad hasta que se degradó el 13 de septiembre.

El huracán dejó 15 muertos a lo largo de BCS y muchos más quedaron heridos. El puerto de Cabo San Lucas fue arrastrado y destruido por las fuertes lluvias. El huracán destruyó la empacadora de atún. En general, este ciclón tropical es considerado uno de los peores en destruir la ciudad. Al poco tiempo de su impacto en la localidad todas las actividades que se realizaban cercanas a Cabo San Lucas cesaron, y durante la Segunda Guerra Mundial estaba prácticamente abandonada, poco tiempo después de la guerra, la mayoría de los edificios destruidos por el huracán fueron reconstruidos. Después del este evento metereológico, Cabo San Lucas fue reubicado 1.6 kilómetros tierra dentro para evitar que sufriera daños por futuros huracanes.

Los fuertes vientos y las lluvias afectaron la parte centro y sur de Baja California Sur durante 48 horas, durando hasta el 12 de septiembre. Los fuertes vientos destruyeron las colonias más pobres en La Paz y pueblos cercanos. Santiago y El Triunfo fueron totalmente destruidos. Las fuertes lluvias destruyeron caminos por toda la península y dejó a miles sin hogar. Algunos acumulados de lluvia registrados con el paso de este fuerte huracán: Cabo San Lucas, 329.5 milímetros; San José del Cabo, 345 mm; Santiago, 103.8 mm; y La Paz, 26.8 mm.

Olivia (1967)

Olivia se formó como depresión tropical el 6 de octubre de 1967 a más de 1,500 km al sur de las costas de BCS. El 9 de octubre mientras seguía su movimiento de traslación al Oeste e luego al Oeste-Noroeste logró convertirse en tormenta tropical.Tocó tierra como tormenta tropical entre el 11 y el 12 de octubre un poco al Sur de Puerto Chale, en el municipio de La Paz; por sus fuertes vientos en altura, cruzó la península saliendo por la isla San José. El 13 de octubre, se convirtió en huracán categoría 1 mientras se encontraba en el Golfo de California, su movimiento de traslación fue al Norte y luego al Noroeste bordeando las costas del municipio de Loreto. Debido a su pequeño tamaño y a las temperaturas favorables en la superficie del mar en el golfo, Olivia logró ser un huracán categoría 3 por seis horas con vientos sostenidos de 201 km/h. Con esa misma intensidad tocó tierra por segunda ocasión en BCS, esta vez lo hizo en el municipio de Mulegé entre el 13 y 14 de octubre. Aunque no se reportan daños materiales, si dejó 61 muertos tras su paso por el Estado.

Lluvias acumuladas por el huracán Olivia: Loreto 105.5, mm; San José del Cabo, 44 mm; El Triunfo, 23 mm; Mulegé, 20.1 mm; San Ignacio 20 mm; y La Paz, 3.8 mm.

Este mes, no te pierdas la segunda y tercera parte de este artículo, con el recuento de los huracanes más poderosos en la historia de Baja California Sur.