Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

La palabra California pudo tener su origen en el nombre de una ciudad antigua de África

08-Abr-2021

ARTÍCULO Por Sealtiel Enciso Pérez

IMÁGENES: Internet

Tierra Incógnita

Por Sealtiel Enciso Pérez

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). La palabra California, la cual lleva implícita de manera indisoluble la identidad de los habitantes de esta hermosa península, ha sido analizada en incontables hipótesis tratando de definir tanto su significado como su origen. Esto ha dado cabida a decenas de hipótesis, algunas serias, y otras francamente descabelladas. En esta ocasión traigo a ustedes, amables lectores, una de las últimas hipótesis la cual está muy bien sustentada y tiende a ser una de las más creíbles.

En su más reciente libro “California. Biografía de una palabra” del prolífico historiador Carlos Lazcano Sahagún, el autor del prólogo, Jorge Ruiz Dueñas, nos lleva de la mano por un análisis de las primeras fuentes documentales donde aparece la palabra “California” y concluye que no fue solamente una isla mítica surgida de la imaginación de un escritor medieval, sino que en realidad hacía referencia a una ciudad que existió en un punto geográfico de África y que, debido a su trascendencia, fue tomada en cuenta para aparecer en estas gestas de caballería tan populares en esos años en Europa.

También te podría interesar: Apuntes para la historia sobre el culto a la Virgen de Loreto

Empezaremos mencionando que fue el estadounidense Edward Everett Hale quien, al traducir el libro de “Las sergas de Esplandián” al inglés, en el año de 1862 pudo encontrar la palabra “California”. El autor del texto original fue el español Garcí Rodríguez de Montalvo, y éste a su vez retoma probablemente la palabra “California” de otro texto escrito 300 años antes llamado “La canción de Roldan” en donde aparecía la palabra “Califerne”. Ambas palabras, “California” y “Califerne”, hacen alusión a un lugar no definido geográficamente. En el caso del texto de Rodríguez de Montalvo es mucho más descriptivo del sitio así como de sus habitantes, mencionando que era una isla habitada sólo por mujeres y que eran gobernadas por una de ellas de nombre “Calafia”. Eran extraordinarias guerreras y para su desplazamiento utilizaban los temibles grifos, los cuales eran unos animales mitológicos con cuerpo de león y cabeza de águila.

Algo importante a tomar en cuenta, es que en todos los escritos de las diferentes etapas de la humanidad, siempre se han retomado los mitos y leyendas de las diversas culturas con el propósito de ajustarlas a los nuevos tiempos, sin embargo, en este proceso no sólo se pierde del origen de dichos mitos sino que además se deforma la pronunciación y escritura original de personajes y lugares, ya sea por su dificultad para articularlo en la lengua en la que se escribe o por la ignorancia del autor, que no sabe de dónde procede y tampoco se tomó la molestia en indagarlo. Esto es muy probablemente lo que ocurrió con la palabra “California”.

Diversos investigadores como el filólogo Joseph Bédier y el historiador medievalista Boissonnade identifican el toponímico “California” con los habitantes de una ciudad que se localizaba entre las fronteras de Argelia con Marruecos y que llevó por nombre Al-Qal´a o Kalâa. Esta ciudad fue fundada en el año de 1007 y destruida en 1152. Ahora bien, ¿cómo es que de este sitio surge la palabra que actualmente define a nuestra hermosa península? El nombre de la tribu que fundó la ciudad era Beni-Ifrene (hijos de Ifri), y debido a que la ciudad que fundaron la llamaron Al-Qal´a o Kalâa, a sus habitantes se les empezó a llamar Kala-Ifren. Cuando las “Sergas de Esplandián” fueron escritas por Rodríguez de Montalvo, utilizó una gran cantidad de palabras que habían sido traídas por los árabes que poseyeron la península ibérica (de año 711 a año 1492) pero que con el pasar del tiempo fueron deformadas, hasta convertir al “Kala-Ifren” en nuestra “California”.

Algo que refuerza esta hipótesis es que los habitantes de Al-Qal´a o Kalâa eran formidables guerreros. Entre ellos había gente de rasgos caucásicos pero también abundaba la gente con rasgos negroides, de ahí que al mencionar a las guerreras de la mítica Isla California, las describan de piel negra. Al reflexionar sobre esta nueva hipótesis nos sigue quedando la duda del significado de la palabra California, sin embargo, se avanza un poco sobre el origen de la palabra la cual la sitúa en una antigua ciudad en la región norte de África, enfrente de la península ibérica.

Esperemos que en los próximos años surjan más datos sobre la enigmática palabra que da nombre a nuestra península y que se encuentra indisolublemente amalgamada con la identidad de todos sus habitantes. Baja California Sur fue la cuna de esta palabra, al ser otorgada desde la tercer década del siglo XVI al cabo que hoy se conoce como Cabo San Lucas pero que en un inicio fue llamado “Cabo California”, sitio del cual se irradiaría al resto de la península.

 

Bibliografía:

“California. Biografía de una palabra” de Carlos Lazcano Sahagún.

—–

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, ésto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.