Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

El barco hundido en la bahía de La Paz; un lugar con historia en ‘El Manglito’

04-Oct-2018

ARTÍCULO Por Gilberto Manuel Ortega Avilés

FOTOS: Cortesía.

California Mítica

Por Gilberto Manuel Ortega Avilés

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). Muchas calles llevan nombres de personajes o hechos que ignoramos, así como la historia misma. Las ignoramos o simplemente no nos interesa. Por ahí, algún nombre se nos hace familiar, pero nunca nos pondríamos a investigar quienes fueron o porque llevan ese nombre esas calles o lugares.

Sobre la calle Abasolo, en el conocido barrio El Manglito de la ciudad de La Paz, es casi invisible un letrero que dice “Barco Hundido” y señala rumbo a la playa. Si por curiosidad seguimos ese letrero, al llegar a la orilla observaremos la punta de una estructura metálica, ahí: hundido en nuestra bahía se encuentra un fragmento importante de nuestra historia paceña.

También te podría interesar: El fantasma de la isla San José; el enigma de ‘El loco’ extranjero

Poco antes de las siete de la mañana del 18 de julio de 1972 el buque “Don Lorenzo” descargaba en el muelle fiscal. Un corto circuito y de repente una explosión estremeció a la ciudad, volaron en llamas los tanques de combustible y se reventaron los vidrios en varias cuadras del puerto paceño.

Este incendio puso en riesgo toda la ciudad, siendo que la mayoría se concentraba en la parte centro, y con la posibilidad de que incendiaria más barcos o incluso estructuras en tierra, por lo que tuvo que ser atendido de manera inmediata por los bomberos. Después de sofocado el incendio, el barco fue remolcado hasta donde aún sigue siendo su tumba submarina, casi enfrente de lo que hoy es el hotel Gran Baja.

Aunque ese fue el fin de este —ahora— barco hundido, el accidente del buque “San Lorenzo” puso en riesgo el muelle fiscal de La Paz, por lo cual las autoridades decidieron trasladar las descargar los inflamables y gas butano a “Punta Prieta” para no poner en riesgo a la ciudad, como lo respalda el documento fechado el 17 de agosto de 1972 reguardado en el Archivo Histórico.

En esta serie de documentos se ve la inconformidad de los dueños de barcos, ya que ellos afirmaban que eso fue solo un accidente y que no pasaría de nuevo, lo cual no tomó en cuenta las autoridades de manera acertada, ya que cabe destacar que los accidentes siguen pasando, un claro ejemplo el barco Salvatierra que también se incendió.

Podemos afirmar que sin una atención oportuna, el “Don Lorenzo” pudo ocasionar una desgracia más grande, y la atención oportuna de las autoridades, mudando la carga y descarga de combustible en nuestro querido malecón, evito cualquier futura desgracia.

Nuestros mares al igual que de vida marina están llenos de historias de este tipo, el barco hundido, el submarino norteamericano hundido en bahía Magdalena, la misteriosa de desaparición del San Miguel, entre muchos otros. No debemos demeritar estos hechos en primer lugar porque en ellos se perdieron valiosas vidas, así que cualquier error humano debería prevenirse en lo posible; también marcan espacios históricos importantes no sólo en la historia de Baja California Sur, sino en el mundo.