Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

De recortes, ambigüedades y simulaciones…

18-Ene-2017

OPINIÓN Por Gladys Navarro
austeridad-gobernador

“Ya con su “descuentote” del 20% le quedarán por ahí de 90 mil pesos mensuales al gobernador”. Imagen: Facebook.

De política y otras calamidades

Por Gladys Navarro

La Paz, Baja California Sur (BCS). El gobernador de nuestra querida Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis, anunció ayer un plan con medidas de austeridad que incluye reducción al gasto público y de sueldos de funcionarios, así como acciones, dijo, para impulsar la economía de los sudcalifornianos. Ya con su “descuentote” del 20% le quedarán por ahí de 90 mil pesos mensuales al gobernador. Como ya vimos, para el resto de sus funcionarios de primer y segundo nivel, la reducción será de un grandioso 10%. Aseguró que los viáticos y todo tipo de gastos de logística, gasolina, materiales, etcétera, también se disminuirán, aunque ya aquí no hubo un compromiso de porcentaje, como no hubo en el resto de las medidas. Y entonces es donde ya el mensaje del gobernador, me disculpan, pasó a ser un discurso más de buenas intenciones, si acaso, o de palabras que se las lleva el viento porque no nos ofreció datos concretos para que, como ciudadanos, estemos vigilantes, de que se cumplan, por aquello de la rendición de cuentas. Así, el gobernador enlistó sus medidas para  “inyectar energía a la economía”, pero como les digo, nada concreto. En principio, habló de “intensificar” acciones y programas para elevar la capacitación y productividad de trabajadores, sólo que no nos dijo cuánto se destinará para ello o cómo se hará. Señaló que la Secretaría de Desarrollo Económico deberá “intensificar” (otra vez la ambigüedad) los programas para que apoyen a las empresas locales, pero de nueva cuenta no nos dice cuánto se invertirá en ello. Indicó que instruyó a la Secretaría de Desarrollo Social para que “intensifique” y se amplíen los programas de mejoramiento de condiciones de vida, pero de nuevo, tampoco se compromete a ejercer un monto específico para ello. Nos dijo que “se deberá impulsar la capacidad de los ciudadanos para generar ingresos propios”, pero nos preguntamos cómo, ¿con nuevos programas? ¿qué estímulos? ¿cuánto se destinará para ello?. Afirmó que instruyó a la Secretaría de Pesca, Acuacultura y Desarrollo Agropecuario para que se “mejoren” los programas de estímulo a pescadores y agricultores para elevar su competitividad. Otra vez, insisto, no hay un compromiso de recursos para este rubro, ¿cuánto se adiciona? ¿Algunas herramientas de apoyo? Enseguida volvió a señalar que instruyó a que todas las dependencias responsables de obra pública tengan como prioridad a las empresas locales, pero no dijo cómo garantizará que ello se cumpla (la queja eterna del sector). Refirió que instruyó a que se “intensifiquen” las labores de promoción de BCS y se busquen más inversionistas, pero no comentó si habrá un fondo adicional de promoción o cómo llevará a cabo y quién lo fiscalizará. Entonces tenemos que, por un lado, hay reducciones en gastos y sueldos, pero es un hecho que no se advierte con claridad el compromiso para favorecer la economía de los sudcalifornianos. No hay un planteamiento concreto, por ejemplo, sobre el tema de las tarifas de transporte, mucho menos un planteamiento tendiente a modernizar todo el sistema. Sabemos que se requiere con urgencia, al menos sentar la bases para un mejor servicio, moderno y acorde al crecimiento de la ciudad y el resto de los municipios. No hay un planteamiento especial para mejorar la economía de grupos vulnerables (que tendrán repercusiones severas por el aumento de precios en la canasta básica y en servicios) como los adultos mayores, madres solteras o adolescentes, mujeres en riesgo de violencia… El gobernador sabe (espero) que precisar acciones y montos es comprometerse. ¿Por qué no lo hizo? Bueno, ni siquiera quiso presentarse ante los medios de comunicación, hizo una transmisión vía Facebook. Algunos nos quedamos con ganas de que nos aclarara estos puntos. Así, pues, mucho cuidado en aplaudir ambigüedades y simulaciones…