Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

¿Cambian los protocolos de respuesta ante huracanes y sismos por la pandemia?

09-Sep-2020

ARTÍCULO Por Elisa Morales Viscaya

FOTO: Internet

Hilo de media

Por Elisa Morales Viscaya

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). La temporada de huracanes ya se ha hecho sentir en Baja California Sur, y aunque aún no se ha dado ningún impacto, ya nos han rondado un par de huracanes y es sabido que septiembre suele castigar más estos fenómenos a nuestra península.

Este año se pronosticaron alrededor de 30 huracanes, por lo que se hace necesario estar preparados como cada año. Sin embargo, la estrategia para hacer frente a esta amenaza en el 2020 será diferente ya que además de la necesidad de protegernos de los fenómenos meteorológicos también debemos hacerlo de un probable contagio del COVID-19. O, aún más, con algún contagiado aislado en casa.

También te podría interesar: De radicales y tibios. La cultura de la cancelación

La clave está en la planificación. Planifica lo que harás antes, durante y después del huracán. De esta forma, podrás tomar acción más rápidamente cuando suceda y lo harás de manera controlada, minimizando los riesgos por algún descuido que las prisas o el miedo pueda generar.

Antes

  • Compra de víveres. Quizá este sea uno de los momentos más vulnerables ya que al hacer las compras de pánico podemos olvidar mantener la sana distancia en la desesperación por tomar productos esenciales o agua. Evítalo huyendo de las aglomeraciones que se generan en los días más cercanos a que pegue el huracán, si te es posible haz las compras de alimentos enlatados, agua, baterías y demás con anticipación, o bien recurre a las modalidades de compra en línea que la mayoría de los autoservicios ofrecen. En los casos de compra de medicamentos o de materiales de higiene, acudir a los servicios de atención de las farmacias por ventanilla es buena opción. De cualquier modo, no olvides acudir a tus compras con tu cubrebocas y siguiendo las medidas sanitarias establecidas.
  • Si vives en una zona de riesgo, infórmate sobre los refugios cercanos o el que te corresponda por zona, para estar prevenido en caso de que debas evacuar tu casa. Recuerda que como medida de prevención por el COVID-19 los refugios han acortado su capacidad, por lo que es posible que la ubicación del refugio este año para tu familia deba ser diferente.
  • Prepara tu mochila de emergencia. Es una recomendación de Protección Civil el contar en casa con una mochila de emergencia que contenga lo necesario para enfrentar un fenómeno natural en caso de una evacuación abrupta. Este año, además de lo habitual incluye en ella artículos para la protección del COVID-19, como desinfectante de manos con al menos 60% de alcohol, jabón, toallitas desinfectantes, gel antibacterial y mascarillas con dos cubiertas de tela para cada persona que habite en la casa.

Durante

  • Mientras esté en su apogeo el impacto del huracán, lo recomendable siempre será quedarse en casa o en el refugio temporal. Si convives en casa con algún enfermo de COVID-19, este deberá continuar manteniendo su aislamiento y las medidas sanitarias correspondientes. En los refugios, respetar la sana distancia dictada por las autoridades del lugar y utilizar en todo momento el material sanitario para evitar propagaciones del virus.

Después

  • Evita salir a visitar a familiares o amigos. Comunica tu situación e infórmate de la de tus seres queridos que vivan en otro domicilio a través de los medios electrónicos o teléfono. Si no hay servicio por cortes de luz o caídas de sistema, ten paciencia. Recuerda que es tarea de todos protegerse lo mejor posible contra el COVID-19.
  • Mantén las medidas de higiene cotidianas. Es muy importante mantener los buenos hábitos básicos de lavado de manos e higiene personal para ayudar a prevenir la propagación del COVID-19. Si se dificulta conseguir agua limpia después del fenómeno, utiliza agua hervida o desinfectada.

Sismos

En el caso de los sismos, a las recomendaciones usuales le deberás añadir las precauciones sanitarias que indican las autoridades.

“Si una persona tiene COVID y está en periodo de resguardo y empiece a temblar y debe evacuar, lo que debe hacer es ponerse el cubrebocas (…) y salir; después regresa y se lava las manos”, dijo Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud federal.

“En caso de tener que salir de casa por motivos de fuerza mayor, se deben se seguir respetando las medidas preventivas, como el uso de cubrebocas, lavado de manos, mantener la sana distancia, y practicar las medidas de higiene necesarias”, agregó.

De acuerdo con información del Sismológico Nacional, se debe guardar la sana distancia tratando de seguir las recomendaciones sanitarias y usar siempre cubrebocas. “Durante esta emergencia sanitaria los expertos en salud han recomendado minimizar la movilidad de las personas pidiendo que permanezcan en casa”, dicen las recomendaciones.

Estos son los pasos a hacer durante un sismo, de acuerdo a las recomendaciones de la UNAM:

  • Mantenga la calma y ubíquese en las zonas de seguridad del lugar en que usted se encuentre al momento del sismo y procure protegerse de la mejor manera posible, permaneciendo donde está. La mayor parte de los heridos en un sismo se ha producido cuando las personas intentaron entrar o salir de las casas o edificios.
  • Párese bajo un marco de puerta con trabe o de espaldas a un muro de carga.
  • Hágase “bolita”, abrazándose usted mismo en un rincón; de ser posible, protéjase la cabeza con un cojín o cobertor.
  • Manténgase alejado de ventanas, espejos y artículos de vidrio que puedan quebrarse.
  • Evite estar bajo candiles y otros objetos colgantes.
  • Manténgase retirado de libreros, gabinetes o muebles pesados que podrían caerse o dejar caer su contenido.
  • Retírese de estufas, braseros, cafeteras, radiadores o cualquier utensilio caliente.
  • Si se encuentra en un edificio, permanezca donde esté; no trate de utilizar los elevadores ni las escaleras durante el sismo.
  • Conserve la calma.
  • Si se encuentra en el exterior, busque ahí un refugio. Asegúrese de estar a salvo de cables, postes, árboles y ramas, escaleras exteriores, edificios con fachadas adornadas, balcones, aleros, chimeneas, macetas y de cualquier otro objeto que pueda caer, especialmente si se encuentra en una zona urbana, así como en zonas de edificios de muchos pisos cuyas ventanas y fachadas pueden esparcir escombros peligrosos sobre las calles.
  • Si se encuentra en su vehículo, maneje serenamente hacia un lugar que quede lejos de puentes o postes de luz y estaciónese en un sitio fuera de peligro.
  • En lugares públicos y llenos de gente (cine, teatro, metro, estadio, salón de clases) no grite, no corra, no empuje; salga serenamente si la salida no está congestionada; en caso contrario, permanezca en su propio asiento, colocando los brazos sobre la cabeza y bajándola hacia las rodillas.
  • En el caso del Metro o sistema de transporte subterráneo, mantenga la calma y siga las indicaciones del personal de vigilancia. Tome en cuenta que la estructura del sistema de transporte ferroviario ofrece seguridad.
  • De ser posible, cierre las llaves del gas, desconecte la alimentación eléctrica. Evite prender cerillos o cualquier fuente de incendio.
  • En caso de haber quedado atrapado, conserve la calma y trate de comunicarse al exterior golpeando con algún objeto.
  • Verifique si hay lesionados y, de ser necesario, busque ayuda médica.
  • No utilice los elevadores y sea cauteloso con las escaleras; podrían haberse debilitado con los sismos.
  • Evite pisar o tocar cualquier cable caído o suelto.
  • Efectúe una revisión cuidadosa de los daños; si son graves en elementos verticales (columnas y/o muros de carga), no haga uso del inmueble.
  • No encienda cerillos, velas, aparatos de flama abierta o eléctricos, hasta asegurarse que no haya fugas ni problemas en la instalación eléctrica o de gas.
  • En caso de fuga de gas o agua, repórtelas inmediatamente.
  • Si hay incendios, llame a los bomberos o a las brigadas de auxilio.
  • No consuma alimentos y bebidas que hayan estado en contacto con vidrios rotos, escombros, polvo o algún contaminante.
  • Limpie inmediatamente los líquidos derramados, tales como medicinas, materiales inflamables o tóxicos.
  • Use el teléfono sólo para reportar una emergencia.
  • Encienda la radio para mantenerse informado y recibir orientación.
  • Cuando abra alacenas, estantes o roperos, hágalo cuidadosamente porque le pueden caer objetos encima.
  • No propague rumores ni haga caso de ellos, porque desorientan a la población.
  • Atienda las indicaciones de las autoridades o de las brigadas de auxilio.
  • Efectúe con cuidado una revisión completa de su casa.
  • Como medida ante cualquier riesgo, empaque previamente, sus documentos personales: actas de nacimiento, matrimonio, escrituras, documentos agrarios, cartillas, CURP, etc., en bolsas de plástico bien cerradas, guardadas en mochilas o morrales que pueda cargar de tal manera que le dejen libres los brazos y las manos.
  • Al salir, hágalo con cuidado y orden; siga las instrucciones de las autoridades o de las brigadas de auxilio.
  • Esté preparado para futuros sismos, también llamados réplicas. Generalmente son más débiles, pero pueden ocasionar daños adicionales.

__

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, esto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.