Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

¿Ovnis en La Paz?; ¿Qué hay de cierto en los avistamientos recientes?

31-Ene-2017

ARTÍCULO Por Miguel Ángel Norzagaray Cosío
ovnis-en-la-paz-portada

Es común que la gente mire el cielo y vea objetos, luces o fenómenos que no tiene idea de qué son. La tendencia a pensar que son seres extraterrestres es enorme y se entiende pues es una idea fascinante. ¿Qué tanto hay de cierto? ¿Cuáles son reales y cuáles invento de gente que quiere engañar a otros? ¿Qué hacer si veo uno? Esto se incrementa con la posibilidad de grabar imágenes o video con celulares y compartir en redes sociales, donde inician discusiones de todo tipo. Revisemos el caso de algunos fenómenos recientes. Imágenes: Internet.

Científicamente divertido

Por Miguel Ángel Norazagaray Cosío

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). La idea de vida fuera de la Tierra tiene siglos, primero pensada para la Luna y Marte, y con el tiempo quedó claro que no había tal, pero estas primeras ideas permearon en el público. Los ovnis —siglas de Objeto Volador No Identificado— surgieron en la cultura popular desde mediados del siglo XX y se hicieron populares particularmente durante los años de la Guerra Fría. El primer uso del término se debió a un piloto civil norteamericano. Como era de esperarse, todo objeto era sospechoso desde el punto de vista de los militares, tanto de los Estados Unidos como de la Unión Soviética.

Ante cada reporte que ocurría, ambos ejércitos estaban obligados a ir a investigar, e incluso guardaban silencio con respecto a la naturaleza del objeto, en caso de haber sido real y encontrarlo. En algunas ocasiones pudo deberse que se trataba de un artefacto propio luego de una prueba. Esto fomentó la idea de que los militares ocultaban extraterrestres.

Con el tiempo y los pasos dados en la carrera espacial, diversos elementos fueron agregándose a la cultura popular, como los cohetes, las cápsulas de reingreso a la atmósfera y los trajes espaciales. Comenzaron a ocurrir experiencias reportadas por muchas personas que coincidían con estos elementos, agregando diversos adornos, de una u otra forma.

En años recientes, digamos de 10 años a la fecha, el crecimiento de las redes sociales y los nuevos dispositivos electrónicos portátiles han permitido un nuevo resurgimiento y modo de ver el fenómeno ovni. Además, la posibilidad de usar programas para computadoras con las que se pueden editar fotografías y engañar con facilidad, ha creado un montón de materiales falsos, a veces de difícil detección.

Damos alta estima a nuestro sentido de la vista y a nuestras cámaras, pero nuestro cerebro es fácil de engañar de diversas maneras, basta pensar en las ilusiones ópticas. Hay varias causas de engaños y a continuación comentamos algunas.

¿Ovnis en La Paz? Efectos que engañan

Un efecto que por lo común engaña la vista son los mal llamados “fantasmas” (lens flare, en inglés) que se generan debido al paso de la luz por las diferentes lentes del sistema óptico. La difracción causada por el paso de la luz en cada superficie genera un reflejo que afecta la imagen final, agregando luces donde no había. Es común que ocurra cuando el objeto de interés está cerca de una fuente de luz muy brillante. El caso típico es cuando se graba algo cerca del Sol.  Veces este efecto se usa de manera intencionada, pero puede llegar a engañar a muchas personas, que creerán que tales luces son una fuente distinta. No son tan difíciles de reconocer pues en un video se mueven en el mismo sentido que la cámara, como el ejemplo a continuación.

En este video de Lens glow se nota como el supuesto ovni se mueve siempre en sentido del movimiento de la cámara que graba, teniendo como punto eje la luz del poste cercano, cuya luz produce el ovni por simple difracción.

Otro efecto común es cuando se observa un objeto brillante que no se sabe qué es y se toma una foto o video usando acercamiento (zoom) cuando ya no se tiene el enfoque correcto. Esto resulta en una imagen simétrica que algunos señalan como una nave espacial antigravedad.

Cuando además del zoom óptico se usa el digital, puede llegar a apreciarse una coloración azul o verde alrededor y no es más que refracción de la luz. Ejemplo a continuación.

Mal foco

Dependiendo del diafragma, es posible que el objeto luzca exagonal, pues es una forma frecuente de arreglo óptico, nada que ver con una nave espacial de seis lados.

ovnis-interior

En esta categoría, los dos objetos que con mayor frecuencia son confundidos con ovnis son Venus, por su gran brillo, capaz de hacer sombra en una noche sin luna y la ISS, aún más brillante en algunas ocasiones. Me ha tocado ver videos donde lo más seguro es que el observador grabó uno de estos dos, pero sin datos como fecha, lugar y dirección es imposible saber.

Entre otras causas que el lector diligente puede buscar están los sprites y los iridium flares. Esto dejando a un lado que los globos de helio o de Cantoya a cada rato son confundidos con flotas de ovnis.

¿Qué hacer si se ve un objeto sospechoso en el cielo?

Para que nuestra experiencia tenga más elementos para ser útil o para analizarla, haya imagen, video o simple narrativa, hay que asegurarse de algunos detalles. En primer lugar, hay que registrar la hora y ubicación del observador. Es necesario también tener la dirección en la que se observó el objeto de la manera más precisa posible. Cuando el observador no tiene manera de saber esto, al menos el rumbo y la altitud aproximada.

Si se va a tomar tal imagen o video, sería muy útil poder tomar también un objeto de referencia, pues cuando el supuesto ovni aparece en el centro es imposible saber su tamaño. La gente suele decir que vio una luz muy grande que se movía rápido, pero no sabe decir qué tan grande ni qué tan rápido. Toda referencia puede ser de utilidad.

En muchos videos que he visto es imposible saber qué fue lo que se vio, salvo sospechas. Si no hay imagen ninguna, peor aún pues los relatos van siendo modificados poco a poco por los observadores. Sin duda se trató de un ovni en el sentido de la definición. Ir más allá y decir que son seres extraterrestres van en contra de la condición de objeto no identificado.

Experiencias personales directas

Como divulgador científico y astrónomo aficionado, cada rato me llegan noticias de los mentados avistamientos, imágenes y videos. Cabe mencionar que entre los diversos grupos de aficionados a la astronomía, como las Sociedades Astronómicas Merak (Santa Rosalía), Mira (La Paz) y Cetus (Los Cabos), todas con sede en Sudcalifornia, estamos muchos que nos la pasamos observando el cielo constantemente. Identificamos estrellas, planetas, satélites y otros objetos. En estos grupos es raro que alguien reporte la observación de un objeto desconocido, por lo general sabemos lo que vemos. Al respecto tengo dos experiencias que a continuación relato.

Alrededor del año 2010, estábamos observando desde la carretera a Los Planes, un grupo no muy numeroso de aficionados. Era temprano por la noche, la hora en la que se perciben los satélites pues la luz del Sol llega aún a la parte alta de la atmósfera, aunque ya sea de noche en nuestro sitio. Los satélites se ven como pequeñas luces que se mueven rápido y sin parpadeos viajando por la esfera celeste, siempre solitarios. Por eso nos llamó la atención que hubiera dos luces, una mayor que la otra, moviéndose en la misma dirección y muy cerca entre sí. La seguimos hasta desaparecer y nadie de los presentes pudo determinar de qué se trataba. Horas más tarde, al llegar a casa, busqué en Internet si había ocurrido algún lanzamiento de alguna sonda o algo así. No tardé en encontrar que los rusos habían lanzado una de sus sondas Progres, una nave con la que periódicamente llevan agua, alimento, oxígeno y otros pertrechos a la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés). Eso era precisamente lo que estaba ocurriendo, la luz pequeña era la nave de carga y la más brillante era la ISS, durante la delicada maniobra de acoplamiento, que dura horas. Asunto resuelto.

En enero de 2017, pasé buena parte de la mañana tratando de grabar el Sol con una cámara de video de reciente adquisición. Ya tenía localizado el grupo de manchas que me interesaba, pero las nubes no me permitían comenzar a realizar las grabaciones de prueba. Luego de nublados más densos y una rica comida, regresé observar el cielo, tratando de ver si las nubes me permitirían algún espacio adecuado. En eso, veo una luz en el cielo, muy brillante, que parecía moverse entre las nubes. Yo sabía que Venus tenía que estar en esa dirección, pero no se mueve. Tal vez se trataba de un engaño de perspectiva, como cuando estamos en un camión y no sabemos si el camión de al lado es el que se mueve o somos nosotros. Busqué una referencia cercana, una esquina del techo, para ponerla en dirección del objeto brillante. Sólo así pude darme cuenta que eran las nubes las que se movían rápido al este por el viento y me habían engañado por completo.

Sin haber podido observar, recogí todo el equipo. Al llegar la noche, uno de mis contactos de Facebook acababa de compartir un video de un gran objeto brillante, viajando al Oeste, en dirección contraria a las nubes. Todos los comentarios de ese video trataban el tema de un objeto desconocido que no podía ser Venus porque se movía. Mi primer comentario fue bastante escueto: se trataba de Venus y eran las nubes que se movía. No los convencí. Hice uso de mayor análisis sobre el video, considerando la hora en la que fue tomada, la altitud del objeto, la iluminación de las nubes y otros detalles. Creo que tampoco los convencí.

Sigue habiendo mucha gente que cree que sí nos visitan seres vivos extraterrestres en naves espaciales. Incluso hay quienes aseguran que algún pariente o conocido sí ha establecido contacto con extraterrestres. A la gente que ya se convenció de que el gobierno oculta extraterrestres no hay manera de sacarla de ahí.

La próxima ocasión que veamos un ovni, ya sabemos qué hacer.