Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

Margarita, lastimas a tus seguidores

18-May-2018

OPINIÓN Por Roberto E. Galindo Domínguez

FOTO: Breaking Com Mx.

Colaboración Especial

Por Roberto E. Galindo Domínguez

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). Es pronto para saber qué pasará con los electores que Margarita Zavala logró convencer para que decidieran votar por su candidatura, esos que abandonó a la suerte de los otros candidatos. Que Felipe Calderón y Margarita hayan pactado la declinación para apuntalar al tercer o al segundo lugar: eso sólo lo saben ellos y él o los involucrados; pero que la intención del votante vaya acompasada con las maromas políticas de la renunciante y su marido, eso es otra cosa; no obstante Zavala todavía puede decir o sugerir por cuál de los candidatos, que se mantienen en contienda, va su minicargada, pero eso no evitará que en la mente del “pro-margarito” o la “pro-margarita” se libre una batalla de conciencia, claro, después del luto por la temprana muerte de su avezada candidata.

También te podría interesar: ¿Por qué tenemos qué ir a trabajar? Consideraciones sobre el capitalismo.

Aunque parezca raro, en algunas encuestas se maneja que la mayor parte de sus seguidores creían que Margarita Zavala era una opción antisistema, empezando por ahí la situación se pone fantástica, pero estamos en un México más surrealista que el definido por André Bretón. Luego entonces, si esos seguidores iban a votar por ella por considerarla antisistema, sería incongruente pensar que ahora votarán por José Antonio Meade o Ricardo Anaya; pero en el mundo maravilloso del voto panista antisistema es probable que sus seguidores laven sus intenciones electorales y las enfilen por Anaya, o que ante la devastadora desilusión crean que Meade no es priísta y que es capaz de mejorar al país, y lo unjan como líder; incluso puede ser que tras el desdén de Zavala, los votantes que “ha dejado en libertad”, se identifiquen con Jaime Rodríguez a pesar de sus medievales propuestas.

Pero lo anterior no es lo más enrevesado. Se está manejando a partir de algunas encuestas que un 34% de los exseguidores de Zavala se inclinarían por Andrés Manuel López Obrador (AMLO) por considerarlo el candidato más  antisistema; que un 27% lo captaría Ricardo Anaya; que un 11% buscaría cobijo en el Partido Revolucionario Institucional (PRI); y que el resto se quedaría en el limbo electoral sopesando su decisión.

Aunque también hay otros encuestadores que vaticinan que AMLO sería la tercer opción de los olvidados de Zavala, que Jaime Rodríguez sería la segunda; y que por coincidencia natural, a pesar de los dimes, diretes y traiciones al interior del Partido Acción Nacional (PAN), la primera opción de los exzavalistas sería Ricardo Anaya. Lo que está definido es que nada lo está. Los cuatro puntos promedio que tenía Zavala en los últimos días, en la mayoría de las encuestas, no se trasvasarán completos a otro candidato, me parece que se van a dividir entre los que quedan.

El miércoles 16 de mayo, Margarita Zavala fue entrevistada en el programa Tercer Grado, y a pesar de la insistencia de sus interlocutores, no aceptó que declinaba por Anaya o por Meade. Es de resaltar que criticó a AMLO, pero también al panista y al priísta. Lo que quedó claro es que a ella con su claudicación se le quitó un gran peso de encima. Se mostró mejor articulada en la expresión de sus ideas y eso constata que ella no estaba a la altura de las exigencias presidenciales, que fue un producto armado por el calderonismo. Con el tiempo se verá si su retirada de la carrera presidencial se amparó tras bambalinas con un acuerdo cupular.