Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

Influenza, un virus que podría ser fatal. ¿Cuántos casos hay en BCS?

14-Dic-2018

ARTÍCULO Por Josué Estrada Flores

FOTO: IlsoEducacion.Com / Interior: TodosSomosUno.Com

Salud Para Todos

Por Josué Estrada Flores

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). Buen día, amigos Lectores. Agradezco mucho su visita y lectura de la revista CULCO BCS. Gracias por estar al pendiente de las publicaciones que se vierten en este medio, en donde cada uno de mis amigos participa con excelentes publicaciones, en espera de que sean de interés y de satisfacción para todos.

Regularmente la temporada de invierno es una época muy agradable, sobre todo por las reuniones familiares, fiestas, vacaciones y los regalos de navidad, que desde luego son esenciales para disfrutar la vida. Hoy, precisamente, quiero compartir sobre una enfermedad que también es una invitada en cada temporada de otoño-invierno, y sin duda su visita no es amena, pero debemos conocerla y estar preparados por si ésta se presenta en nuestra familia o amigos.  Se llama influenza.

También te podría interesar: Día Mundial del SIDA. ¿Cuántas personas con VIH hay en BCS? 

La influenza una enfermedad respiratoria causada por alguno de los tres tipos que se conocen: A, B y C. El tipo A se subclasifica según sus proteínas de superficie, las cuales son hemaglutinina (H) y neuramidasa (N), y de ellas depende su capacidad para provocar formas graves del padecimiento.

El virus pertenece a la familia de los ortomixoviridae: son partículas que miden de 8 a 12 nanómetros (nm) y se conocen los tres tipos mencionados anteriormente; dicho virus se caracteriza por tener una gran variabilidad genética, con potencial de recombinación genética entre los virus humanos y de ciertas especies de animales como aves, cerdos, tigres y cocodrilos, entre otros. Desde el punto de vista de salud pública, el de mayor impacto es el virus de la influenza A, que tiene la capacidad de infectar a humanos y a algunas especies de animales.

Se distinguen dos formas de manifestación de la enfermedad, la estacional y la pandémica, esta última se presenta cuando se extiende a varios países y continentes, traspasa fronteras, supera el número de casos y persiste en el tiempo. Tal es el caso de la influenza humana A(H1N1), la cual se considera en este momento como una pandemia ya que se han presentado casos en todos los países.

México y BCS

El virus se clasifica en tipo A, B o C, y el subtipo A puede presentarse en hasta 144 combinaciones, desde H1N1 hasta 16, o N9.  Los tipos que circulan en México son tres estacionales: A(H1N1), A(H2N2), A(H3N2), mismos que han causado pandemias y epidemias extensas . El tipo B, se ha relacionado pocas veces con epidemias regionales o dispersas, y el tipo C sólo tiene relación en casos esporádicos y brotes pequeños.

El virus se contagia de persona a persona, ya que entra al organismo a través de la boca, nariz y ojos. Las formas más comunes de transmisión son: por medio de las gotitas de saliva que expulsamos al estornudar o toser sin cubrirnos la boca, al compartir utensilios o alimentos de una persona a otra, y al saludar de mano, beso o abrazo a una persona enferma de infección respiratoria.

Según la Dirección General de Epidemiología (DGE) de la Secretaria de Salud, los casos presentados en México al 7 de diciembre de 2018 son: 936 casos de influenza estacional, con 63 defunciones. Del total de casos confirmados a la semana 49 de la temporada de influenza 2018-2019, el 50% correspondió a la influenza A (H1N1), el 13% a la influenza B, el 6% a la influenza A y el 1% a la influenza A (H3N2). De las 63 defunciones notificadas, 53 muertes fueron por influenza A (H1N1), cinco por el tipo B y cinco por el tipo A.

Entre los estados con mayor número de casos confirmados se encuentra Veracruz, Guerrero, Oaxaca, Chiapas y Puebla, que en conjunto suman el 42.9%. En Baja California Sur se suman 23 casos confirmados, 21 fueron de influenza A (H1N1)  y dos casos de influenza B. Del total, siete fueron niños y adolescentes.

Síntomas y recomendaciones

Durante la enfermedad se presentan síntomas como fiebre, escalofríos, tos, dolor faríngeo o torácico, dolores musculares (mialgias), escurrimiento nasal, dolor de cabeza (cefalea), fatiga, confusión, y en ocasiones se acompaña de diarrea y vómitos, principalmente en los niños. La duración de dichos síntomas es de menos de una semana si se atiende a tiempo, sin embargo, existen enfermos con mayor riesgo de complicaciones, como lo son los niños menores de 5 años, pacientes con diabetes, enfermedades autoinmunes, neoplásicas (cáncer), obesidad, enfermedades del pulmón crónicas (EPOC) y en los adultos mayores.

Los síntomas son parecidos a los de la influenza estacional, misma que mejora en los primeros tres días, pero si reaparecen la fiebre y existe un agravamiento de la tos con falta de aire (disnea), o ruidos respiratorios (sibilancias), se deberá buscar ayuda de inmediato; sobre todo si se llegase a presentar —principalmente en los niños— una incapacidad para comer, dificultad para respirar o llanto sin lágrimas (deshidratación).

Las recomendaciones higiénicas y preventivas son importantes para evitar el contagio, como abrigarse del frío, consumir alimentos ricos en vitamina C (frutas y verduras) y tomar abundantes líquidos. Otras recomendaciones son: evitar escupir en el piso, no compartir artículos de oficina o de alimentos, y procurar lavarse las manos frecuentemente; asimismo, no automedicarse, cubrirse la boca con un pañuelo al toser, evitar tocarse la cara, nariz, ojos y evitar también los saludos de manos y beso.

Por último, cabe mencionar que es de suma importancia recurrir a la inmunización anual (vacunación) contra los virus más comunes de influenza A y B, para ello la Secretaría de Salud aplicará durante este año 32 millones de dosis para los mexicanos. Los medicamentos aprobados para el tratamiento son los inhibidores de la neuraminidasa como el Zanamivir y el Olsentamivir, el primero se prescribe en nebulizaciones de 5 mg, dos cada 12 horas; y el segundo cada 12 horas, por cinco días.

Los invito a extremar las recomendaciones y les deseo mucha felicidad en estos días especiales de unidad familiar, que permanezca la fe, la esperanza y el amor en sus hogares.

Salud para todos.

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, esto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.