Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

El FUS y Loreto 70. Los movimientos que forjaron a Baja California Sur

08-Nov-2018

ARTÍCULO Por Sealtiel Enciso Pérez

FOTOS: Internet.

Tierra Incógnita

Por Sealtiel Enciso Pérez

 

La Paz, Baja California Sur (BCS). La California del Sur ha luchado desde siempre por crear una identidad propia. A partir del siglo XX en que se estabilizan los procesos de poblamiento de nuestra tierra y se empieza la etapa de la industrialización de las principales cabeceras municipales, surge la imperiosa necesidad de promover el autogobierno por aquellos calisureños que conocían de primera mano las necesidades de estas tierras, así como las mejores formas de hacerla progresar. Este ímpetu regionalista fue lo que sentó las bases del movimiento que se llamó “F.U.S.” y el cual devino en la movilización “Loreto 70”.

El surgimiento del F.U.S. (Frente de Unificación Sudcaliforniano) no fue un hecho espontáneo. Desde muchos años antes de su integración habían surgido diferentes expresiones políticas en nuestro Territorio, sin embargo la mayoría eran de poca duración y sus propósitos se diluían una vez que finalizaban. Fue el 9 de julio de 1945 que surge en esta ciudad de La Paz, el Frente de Unificación Sudcaliforniano, teniendo su domicilio en el número 21 de la Calle Carlos M. Ezquerro, en la colonia Centro. Su lema fue “Liberación y progreso”. La directiva fundadora del organismo se integró por los siguientes ciudadanos: Francisco Cardoza Carballo, José H. Ramírez, Arturo Canseco Jr., Francisco Urcádiz, Jorge S, Carrillo, Francisco C. Jerez, Félix J. Ortega, Miguel L. Cornejo, Estanislao Cota y Félix Rochín C. El líder de este grupo fue el profesor y doctor Francisco Cardoza Carballo, quien conocía ampliamente las necesidades y carencias de los sudcalifornianos de los diferentes rincones de la entidad, puesto que en sus años de docente y estudiante de medicina había realizado largos recorridos por la geografía californiana.

También te podría interesar: Día de Muertos o Halloween, ¿cuál tradición es más fuerte en BCS?

Es importante mencionar que todos los integrantes de la mesa directiva de este movimiento eran hijos de las familias aristocráticas de nuestra ciudad, quienes ansiaban regresar al poder político que les había sido arrebatado durante la época revolucionaria. Sin embargo, el deseo de obtener posiciones políticas tenía el objetivo de mejorar las condiciones de vida de los habitantes de nuestro territorio, el regresar la vida municipal, el que se reconociera el derecho de sus habitantes de elegir a su propio gobernador a través del plebiscito y que como principal característica que fuera “nativo” de estas tierras. Durante los cuatro años anteriores a la formación de este Frente, Baja California Sur estaba gobernando el general Francisco J. Múgica, quien desde la llegada a estas tierras emprendió una campaña de unificación de la sociedad civil en torno a la modernización de la entidad y estimuló la participación constante y decidida de sus pobladores en las actividades políticas y cívicas.

A 73 años, un gran paso

El general Múgica integró en su gobierno a varios de los ciudadanos que posteriormente aparecieron como fundadores del Frente, y siempre tuvo en gran estima las recomendaciones que éstos le hacían. Un evento de gran relevancia fue el que catapultó hacia las primeras esferas de la política nacional al F.U.S. J. Múgica les hizo entrega de su carta de renuncia a la gubernatura del territorio el día 7 de noviembre de 1945, y alentaba a sus dirigentes a que presionaran para que se nombrara a un gobernador nativo y con arraigo para estas tierras. Cuando hicieron llegar esta sorpresiva renuncia al presidente Manuel Ávila Camacho, toma en cuenta las peticiones de este grupo y decide nombrar al todosanteño José Agustín Olachea Avilés como el nuevo Gobernador del Territorio.

Al inicio de su gestión, el general Olachea hizo eco de las demandas del Frente y colocó en puestos de importancia a varios de los ciudadanos sugeridos por ellos, sin embargo con el paso del tiempo los fue sustituyendo a su arbitrio por lo que el F.U.S. perdió gran parte de la fuerza adquirida. Empero, durante los diez años que duró al frente del Territorio el general Olachea, el F.U.S. se convirtió en su gran aliado y ayudó al proselitismo político de los candidatos a presidentes Alemán Valdés y Ruiz Cortines, a cambio, el Gobierno Federal favoreció a nuestra entidad con progresos económicos, como fue la colonización y explotación en gran escala del Valle de Santo Domingo  y el Valle de San Juan de Los Planes. Dentro del F.U.S., en el año de 1947 fue sustituido el doctor Cardoza Carballo como dirigente por José H. Ramírez. Fue en el año de 1959 que el entonces presidente Adolfo López Mateos designó al general Bonifasio Salinas Leal como gobernador del Territorio de Sudcalifornia, con lo cual se agudizaron los enfrentamientos entre el F.U.S. y este mandatario. Constantes fueron las denuncias que realizó el Frente en contra Salinas, así como el grupo de comerciantes del que se rodeó, pero no fueron escuchadas en el Palacio Nacional. Fue hasta la llegada del presidente Díaz Ordaz, con Luis Echeverría Álvarez al frente de la secretaría de Gobernación, que el Gobierno federal volteó sus ojos hasta este abandonado brazo de la patria y se relevó al general Salinas de la gubernatura de la entidad.

El día 15 de mayo de 1965 llega a nuestro Estado con el encargo de Gobernador del Territorio, Hugo Cervantes del Río. Con este nombramiento llega el llamado “civilismo” a la dirigencia de nuestro territorio, en donde se cierra el capítulo de los gobernantes de origen castrense, una de las demandas más sentidas por parte del F.U.S. Durante el gobierno de Cervantes del Río, amigo muy cercano de Echeverría Álvarez, se dio gran impulso a la creación de una línea de transbordadores, la apertura de un nuevo aeropuerto y en general se realizaron grandes obras de toda índole: infraestructura educativa, impulso a la agricultura y al comercio, desarrollo pesquero y de la industria del turismo. Sin embargo, la efervescencia política de los sudcalifornianos no cedía y al contrario, se vio favorecida y fomentada por el mismo gobernador Cervantes. Fue en este tiempo que “La Asociación de Estudiantes Paceños en México” dirigida por el joven Rubén Cardoza Macías lanza un manifiesto en el cual pide la conversión del Territorio de Baja California Sur en Estado. Finalmente el 3 de mayo de 1969, ya para finalizar el periodo presidencial de Díaz Ordaz, que la llamada “Alianza Juvenil Pro-Estado Libre y Soberano y Gobernador con Arraigo”, hace un comunicado nacional al cual titula ¿QUÉ LOS HIJOS NATIVOS DEL TERRITORIO DE BAJA CALIFORNIA Y LOS ADOPTIVOS VAN A SEGUIR SIENDO POLÍTICAMENTE HABLANDO, LOS BASTARDOS DE MÉXICO? Poniendo de nuevo en el foco de atención nacional este caro anhelo de los sudcalifornianos.

La directiva de esta Asociación, que posteriormente ratificaría sus posiciones, estuvo integrada por Matías Amador Moyrón, presidente; Francisco Cuenca, secretario general; Javier González Rubio, tesorero; Enrique V. Ortega Romero, secretario de relaciones públicas; Heraclio Antonio Manríquez C., primer vocal; y Eduardo Almada Peñúñuri como segundo vocal. Desde mi óptica considero que el candidato Luis Echeverría Alvarez alentó las demandas del F.U.S. para promover la conversión de este territorio al Estado Libre y Soberano de Baja California Sur, y que al mismo tiempo que consolidaba el apoyo que se le daría para ser electo como presidente de la República, empezó a gestar la estrategia para consolidar la hegemonía del Partido Político del Estado Mexicano, el PRI, en esta entidad. Se utilizaron todas las estrategias de difusión (El periódico el “Eco de California” y la estación de XENT Radio La Paz para crear una gran efervescencia entre todos los ciudadanos de estas tierras. Una vez electo como Presidente, Echeverría ni tardo ni perezoso viaja a nuestro estado el 5 de julio de 1970, como una de sus primeras giras de trabajo, y al llegar sostiene reuniones de trabajo con la dirigencia priísta para instruirlos de cómo capitalizar las demandas que durante muchos años enarboló el F.U.S., y que fueran asumidas por la gente como emanadas del PRI.

El resultado de esta estrategia bien orquestada por el mencionado grupo político, que no fue ya el F.U.S., es la culminación del movimiento “Pro-Gobernador Nativo o con Arraigo” que tuvo lugar en la Magna Asamblea Territorial efectuada en Loreto, primera capital de las Californias, el 11 de octubre de 1970. En la mencionada Asamblea, Leopoldo Pérpuly Pagés, presidente del comité del PRI en la delegación de La Paz, llevó un comunicado de su partido en el que solicitaba se modificaran los artículos constitucionales respectivos para promover la Conversión a Estado del hasta ese entonces Territorio. Tras diferentes gestiones, esta instrucción dada meses atrás por el ahora Presidente, empieza a cobrar fuerza y así como la vía para concretarse. El primero de estos pasos fue el relevar de la Gubernatura de nuestro territorio a Cervantes del Río y colocar al ingeniero Félix Agramont Cota, como el encargado de esta importante etapa de transición de nuestra California milenaria. Lo demás es historia y será parte de otro reportaje.

El 11 de octubre de 1970, quedará grabado para la posteridad como la fecha en que los sudcalifornianos manifestaron su deseo tan acariciado de que a su media península se le integrara como un Estado Libre y Soberano en el concierto nacional y de que se les reconociera, no se les concediera, el poder elegir, por sufragio, a un ciudadano nativo y con arraigo para que los gobernara. Con ello sentaron las bases para que 5 años después, sus deseos se convirtieran en realidad. Sin embargo nunca olvidemos que el tronco del árbol que dio este delicioso fruto fue el Frente de Unificación Sudcaliforniano, que desde muchísimos años antes luchó a brazo partido por consolidar este sueño.