Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

A más de 100 años del nacimiento de Jesús Castro Agúndez. ‘El Canto del Caudel’

17-Ene-2019

ARTÍCULO Por Sealtiel Enciso Pérez

FOTOS: Internet

Tierra Incógnita

Por Sealtiel Enciso Pérez

La Paz, Baja California Sur (BCS). Recordar la vida y la obra de los seres humanos que han dejado una profunda huella en nuestra sudcalifornia, es —además de un acto de justo reconocimiento— un homenaje a la calidad humana y al gran empeño que entregaron cada día de su vida para que Baja California Sur progresara y fuera un mejor lugar para vivir. Este es el caso de un hombre infatigable, educador connotado, deportista sobresaliente, político honorable y una de esas personas que te tocan el alma con su plática y ejemplo, me refiero al señor Jesús Castro Agúndez.

Castro Agúndez nació el 17 de enero de 1906 en el pueblo El Rosarito al sur de la Baja California, cuando el estado aún era un Distrito. Sus padres fueron el señor Valentín Castro Araiza y la señora Guadalupe Agúndez Avilés. Concluyó la educación primaria el 30 de junio de 1919, al año siguiente, fue seleccionado como parte del contingente de estudiantes que el gobernador Agustín Arriola Martínez envió a la Ciudad de México para dar cumplimiento a su principal ofrecimiento durante la campaña para ser electo como jefe político del Territorio: formar en las principales ramas de la ciencia a jóvenes sudcalifornianos con el propósito de que al volver a su tierra aplicaran sus conocimientos procurando el bienestar común.

También te podría interesar: Pablo L. Martínez, 121 Años del natalicio del más conocido historiador de BCS

El profesor Castro Agúndez se inscribió en la Escuela Normal para Maestros en donde destacó—además de los estudios profesionales— en el atletismo, obteniendo primeros lugares en justas deportivas de lanzamiento de bala, jabalina, disco, asimismo, en las carreras de 400 y 800 metros; en 1926 concluyó la carrera de profesor de Educación Primaria. En el año de 1928 regresa esta ciudad de La Paz a trabajar como docente, y en 1930 es ascendido como inspector de la Cuarta Zona Escolar de primarias con cabecera en San José del Cabo.

Después,  Castro Agúndez permaneció por 3 años cumpliendo con gran diligencia y laboriosidad sus funciones, hasta que lo envían a la supervisión escolar en Todos Santos; un año después recibió su cambio al poblado de San Ignacio a realizar las mismas funciones laborales. Su vida personal da un giro en el año de 1932, ya que contrae matrimonio con la señorita Concepción Carrillo Chacón. Debido a sus grandes dotes como docente y liderazgo entre los pobladores de aquellas regiones de Mulegé, es nombrado Director de la Escuela Normal Regional Campesina de San Ignacio en el año de 1936.

Durante su incursión en el normalismo, Jesús Castro Agúndez fue Director de dos escuelas normales en el país y en 1943 fue nombrado por la Secretaría de Educación Pública (SEP) como Subjefe del Departamento de Internados de Enseñanza Primaria, posteriormente se le nombra Director Federal de Educación en el estado de Sinaloa, y en 1946, Director Federal de Educación en el Territorio de Baja California. Es en ese mismo año que decide formar los primeros internados de enseñanza primaria en Baja California Sur gracias a los cuales miles de niños han podido cursar su educación elemental sin mayores tropiezos y convertirse en ciudadanos útiles a su estado y a su país.

En el año de 1961 fue nombrado Supervisor General de Enseñanza Primaria en el país y también representante de la SEP ante la comisión del Río Balsas en el Sureste Mexicano; finalmente, en el año de 1965 funda el Patronato del Estudiante Sudcaliforniano y obtiene su jubilación después de haber prestado sus servicios ininterrumpidos durante 39 años al sistema educativo nacional.

En 1970 el profesor Castro Agúndez es invitado a formar parte del gabinete de Hugo Cervantes del Río como Director General de Acción Cívica Social y Cultural; al llegar a la gubernatura, Félix Agramont Cota lo designa como Cronista del Gobierno del Territorio de Baja California Sur. En 1974 fue electo como diputado del Congreso Constituyente del naciente estado de Baja California Sur, y un año después fue electo Senador por este Estado.

En los últimos años de vida, Jesús Castro Agúndez combinó su presencia en los actos cívicos sociales y culturales con la lectura y frecuentes viajes. Asimismo, escribió trece libros: Patria chica, Más allá del Bermejo, Medio Siglo de la Casa del Estudiante Sudcaliforniano en México, El Canto del Caudel, El Estado de Baja California Sur, Viajando por el Golfo de California, Resumen histórico de Baja California Sur, Mensaje a la juventud, Un viaje inolvidable, Ando en mis meras andadas y Autobiografía. El profesor falleció el 26 de Marzo de 1984 en La Paz, dos años después sus restos son reinhumados en la Rotonda de los Sudcalifornianos Ilustres.

__

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, esto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.