Culco | Cultura y Comunicación de B.C.S

Aquaman: La producción no se hunde de milagro

26-Dic-2018

RESEÑA Por Marco A. Hernández Maciel

FOTOS: Internet

Kinetoscopio

Por Marco A. Hernández Maciel

Calificación: ****Entretiene

La Paz, Baja California Sur (BCS). El universo cinematográfico de DC no ha podido consolidarse. Sólo tiene un personaje y un filme que puede catalogarse como su piedra angular y que mantiene en pie a este maltrecho proyecto, Wonder Woman, y con el estreno de Aquaman se esperaba que lograra un poquito más de solidez para enfrentar el futuro. Y aunque el filme entretiene y cuenta con una de las mejores secuencias de acción de la saga, es una mescolanza irregular de secuencias muy bien logradas, escenas sin sentido, efectos sorprendentes, CGI (Imagen generada por computadora) mal hecho, actores sobreactuados, Jason Momoa en plan grande, Amber Heard como una revelación, y el peor soundtrack que yo recuerde de cualquier película vista en los últimos 10 años.

En resumen, Aquaman es una muestra fiel de lo que todo el universo DC ha sido, irregularidad absoluta, donde se notan muchas manos metidas en el proceso creativo del filme, situación que se desencadena en una historia que entretiene y que nos entrega a un divertido y carismático Aquaman encarnado por Jason Momoa, sumergido en un mundo submarino abigarrado de colores y criaturas que más allá de sorprender, cansan por el exceso de parafernalia bestiaria que vemos en la película.

También te podría interesar: Festival de Cine de Los Cabos: Tres filmes que no debemos pasar por alto

Vaya, aquí se sirvieron con la cuchara grande y bajo una premisa muy a la fast food nation, si tu ibas por un combo mediano de con papas y refresco, terminaste comiéndote una hamburguesa doble, con papas grandes con extra chili y queso, con refresco jumbo y además un postre que raya en lo empalagoso. Te gustó, pero quedaste tan lleno que no sabes en cuanto tiempo quieras volver a repetir la experiencia, a menos que seas un goloso sin remedio.

Volviendo a terrenos fílmicos, el director, James Wan, deja claro que sabe su oficio en las escenas de acción, recordando muchas de ellas con el estilo que imprimió a la saga de Rápidos y Furiosos, donde la exageración es bienvenida, sin embargo en Aquaman, demostró incompetencia para profundizar en los personajes y en la historia. Se nota una dirección torpe en las secuencias que requieren cierto rango que le den peso a la trama y más empatía o conexión con los personajes. Al final, es el carisma de Momoa el que logra salvar la historia y es la caracterización de Black Manta la rendija que hace esperable una segunda parte. Porque si bien el villano principal es Ocean Master, al final tiene más peso e importancia el desarrollo de la manta negra, lo cual pareciera que se da casi sin quererlo.

Finalmente, Aquaman apostó por la exageración y el desparpajo y apenas sale a flote. Se alejan de aquella malograda oscuridad impuesta por Zack Snyder en sus películas de Superman, misma que quizás con el tiempo nos hubiera dado un universo más rico e interesante, pero que los ejecutivos decidieron cortar de tajo pues no estaba dando los resultados financieros esperados. Y al final la apuesta sale mediadamente bien, lo suficiente para mantener el negocio y esperar que la Mujer Maravilla dé otra vez el salto de calidad, o mejor de una vez hundir este barco y zarpar de nuevo.

La calificación de Kinetoscopio:

5 Estrellas: Clásico imperdible

4 Estrellas: Bien actuada, escrita y dirigida

3 Estrellas: Entretiene

2 Estrellas: Sólo si no tienes otra opción

1 Estrellas: Exige tu reembolso

0 Estrellas: No debería existir

Los invito a seguirme en Twitter y hablar de cine en @marcoaric

—–

AVISO: CULCO BCS no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores, ésto es responsabilidad de cada autor; confiamos en sus argumentos y el tratamiento de la información, sin embargo, no necesariamente coinciden con los puntos de vista de esta revista digital.